La crisis del coronavirus propicia el auge de la extrema derecha en Alemania

La extrema derecha vive un momento de auge en Alemania tras la crisis social provocada por la pandemia global de coronavirus. A lo largo del último año han sido numerosas las informaciones sobre el crecimiento de este tipo de extremismo en el país, pese a las fuertes restricciones y condenas que el gobierno alemán intenta imponer para frenar el avance de esta ideología.

La crisis del coronavirus ha propiciado el escenario ideal para la normalización de los comportamientos antisemitas y de extrema derecha, según informan las asociaciones que vigilan la violencia asociada a este tipo de ideologías. Las protestas que se han desplegado por toda Alemania contra las restricciones a la vida social como consecuencia de la crisis sanitaria han dejado inquietantes imágenes que anticipan “nuevos brotes de radicalización terrorista de extrema derecha”, según estas organizaciones.

Las manifestaciones del último año han permitido registrar numerosas amenazas y observar los primeros actos de violencia. Por ejemplo, el Centro de Investigación e Información sobre el Antisemitismo (RIAS) ha informado de que los manifestantes se pegaban una estrella judía en el pecho con inscripciones como “CoV-2” o “no vacunado”. Ante estas circunstancias, el presidente del Consejo Central de Judíos, Josef Schuster, ha declarado que “cualquiera que participe en una manifestación contra las restricciones de los derechos fundamentales debe saber de qué lado se está manifestando y qué declaraciones se están difundiendo allí”.

Durante el año 2019, las cifras oficiales exponen que cada día, al menos cinco personas fueron víctimas de la violencia de extrema derecha. En total hubo 1.347 ataques derechistas, racistas o antisemitas en ocho Estados federados. La directora general de la Perspectiva de las Víctimas de Brandenburgo, Judith Porath, pone el énfasis en que, pese a apuntar las cifras hacia una reducción del 10% respecto al año anterior, la amenaza del extremismo y terrorismo de derecha va en aumento.

La violencia de la extrema derecha en Alemania

Flyers y folletos del partido ultraderechista Alternativa para Alemania, la extrema derecha en Alemania. Autor: Oxfordian Kissuth, 27/08/2016. Fuente: Wikimedia Commons. (CC BY-SA 3.0).
Flyers y folletos del partido ultraderechista Alternativa para Alemania, la extrema derecha en Alemania. Autor: Oxfordian Kissuth, 27/08/2016. Fuente: Wikimedia Commons. (CC BY-SA 3.0).

Desde la reunificación alemana, se cifran en 187 las víctimas mortales de la ultraderecha en el país, según datos de una investigación periodística. “Desde hace años observamos entre la población niveles altos de actitudes de extrema derecha, tanto en el oeste como en el este”, afirma Michael Lühmann, experto en movimientos ultraderechistas e investigador del Instituto para la Democracia de Göttingen. No obstante, destaca el hecho de que sean las antiguas regiones pertenecientes a la socialista República Democrática Alemana (RDA) donde la extrema derecha más se ha fortalecido, lo que puede vincularse a la crisis de despoblación y al retraso económico de estas zonas. “En la investigación del extremismo de derechas, distinguimos entre actitudes y acciones, y aquí sí vemos que en el este de Alemania las acciones han aumentado más. El número de ataques a inmigrantes, pero también a muchos otros grupos, como periodistas, es más pronunciado en la parte oriental de la República”, agrega el investigador.

En el año 2019 tuvieron lugar tres asesinatos relacionados con esta ideología: el político conservador favorable a la acogida de refugiados, Walter Lübcke, que fue ejecutado por neonazis que llevaban décadas militando y dos personas que fallecieron en el atentado de Halle. En términos poblacionales, Berlín encabeza el ranking sobre violencia de derechas y racista, con 10,7 atentados por cada 100.000 habitantes, cifra que sí asciende respecto al período anterior. Además, durante el transcurso del año 2020 al menos diez personas murieron en un ataque por motivos raciales el 19 de febrero en Hanau. Por su parte, las estadísticas de la Policía Criminal Federal sobre crímenes por motivos políticos contabilizan 1.156 actos de violencia por parte de extremistas de derecha en 2018. De estos, 1.000 supusieron lesiones corporales de diversa índole y hubo 6 intentos de asesinato. Asimismo, 871 de los actos violentos fueron tipificados como crímenes de odio.

En el ámbito político, el pasado septiembre fue sonado el caso de un miembro del partido Alternativa para Alemania (AfD), formación que lidera la ideología de extrema derecha en el ámbito de la representación democrática, que fue expulsado de la agrupación política tras reivindicar sus orígenes arios y definirse como fascista.

Además, en una grabación realizada por un equipo de televisión alemán durante un descuido del político, admitía en plena conversación sobre la llegada de refugiados que cuanto peor le fuera a Alemania, mejor le iría a la AfD. También sugería respecto al mismo tema que “después podemos abatirlos a todos. Eso no es para nada un problema. O gasearlos, o lo que quieras, ¡me da igual!”.

Así, aunque la extrema derecha en Alemania no es nueva, así como el uso de la violencia, resulta evidente que está en aumento y que es cada vez más un peligro. Y no solo en Alemania, sino en todo el mundo, especialmente en América, Europa y Asia.

Silvia Moreno

Noticias de actualidad y articulista. Graduada en Periodismo, máster en Teoría Política y doctorando en Ciencias Políticas y de la Administración. Con especial interés por cuestiones relacionadas con la memoria histórica y por la investigación geopolítica en torno a movimientos políticos y sociales en Internet.

Un comentario en «La crisis del coronavirus propicia el auge de la extrema derecha en Alemania»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *