Vox amenaza con una nueva moción de censura

Algo se mueve en el seno de la formación ultraderechista desde hace días. Con motivo de los indultos, los políticos del partido de extrema derecha Vox en España están dejando caer pequeñas pistas de lo que podría ser una nueva moción de censura contra el gobierno de coalición de Pedro Sánchez. Los planes para una nueva moción de censura, una amenaza que es a cada paso más plausible, sería una respuesta a los indultos aprobados contra los presos independentistas del “procés”, ya puestos en libertad.

Durante esta semana, Vox ha presionado al conservador Partido Popular (PP) de Pablo Casado para que lidere esta iniciativa, como correspondería a la primera fuerza y líder de la oposición, y esta moción de censura no se transforme en una nueva pugna para liderar a las derechas como ocurrió con la anterior moción.

Por ahora, los populares han hecho oídos sordos a la petición de Vox, mientras el líder del PP ha pedido a Pedro Sánchez que “dimita inmediatamente” y entregue los indultos al veredicto de las urnas.

Tras las continuas omisiones por parte del PP, los representantes de Vox están siendo cada vez más claros en que serán ellos los que presenten una moción.

Así lo ha trasladado la diputada de Vox y abogada del estado, Macarena Olona, en el programa de Nieves Herrero, Madrid directo: “Pedimos a la que se supone q es la primera fuerza de la oposición (el PP) que dé un paso al frente. En caso de que no lo hagan, lo que podemos asegurar es que Vox cumple, y Vox cumplirá como lo hicimos el año pasado”.

Con estas palabras nada veladas, Vox esta amenazado directamente al Partido Popular con que, sino mueve sus fichas, será la formación ultra la que lo haga.

Moción del pasado, moción sin futuro

Pero nada se ha movido en el panorama político que pueda hacer que esta nueva moción pueda prosperar.

En septiembre de 2020 Vox presentó una moción de censura en solitario que resulto en una gran derrota para la formación ultraderechista: recogió 298 votos en contra y tan solo 52 a favor, correspondientes a los votos de los diputados y diputadas de Vox, siendo la moción de censura menos apoyada de la historia de España.

Además, esta moción supuso una dura pugna con el PP, al sentir que la moción no iba contra el gobierno de Pedro Sánchez, sino que ejemplificaba el combate entre las formaciones de la derecha para hacerse con el liderazgo.

En aquel momento, Pablo Casado lanzó un agrio discurso rompiendo todos los puentes con Vox, en un momento además donde su liderazgo estaba muy discutido.

Vox no se amilano por aquella derrota y en aquel momento ya aviso que volvería a presentar una nueva moción si lo consideraba necesario.

Ahora, casi ha pasado un año de aquel evento y según lo dispuesto por la ley, podría volver a presentar una nueva moción de censura, ya que solo se puede presentar una moción por periodo de sesiones del congreso y en aquel momento el congreso se encontraba en su segundo periodo de sesiones y ahora se encuentra en el tercero.

Además, para presentar una moción de censura se necesita contar con el voto del 10% de los diputados, es decir, 35 diputados. Dado que Vox tiene 52 escaños, no requeriría la ayuda de otra formación para poder presentarla.

Acciones y medidas legales

Además, la formación ultra no se ha quedado ahí con su rechazo a los indultos.

Macarena Olona ya ha anunciado que su formación presentará querellas contra la concesión de indultos que, según la formación, pretenden causar un “cambio de régimen sin pistolas”, utilizando la típica retorica de la extrema derecha de acusar a distintos actos legales de golpe de estado y generalmente, nunca reconocer los golpes de estado reales.

Por todo ello, Vox se acoge a los argumentos del Tribunal Supremo que dijo que “no concurrían razón de utilidad” para realizarlos, siendo posteriormente enmendado por el informe del Consejo de Europa, que pidió la inmediata liberación de los presos, los indultos y el fin de la persecución política del independentismo.

Por eso, la formación ha anunciado que impugnará estos reales decretos basándose en la desviación de poder que comporta la prevaricación penal que se extendería a los ministros que lo voten”.

En este sentido, también han puesto bajo el punto de mira a los ministros, anunciando que llevarán también a los tribunales a los ministros que apoyen este “acto de corrupción institucional” deseando que rindan cuentas en los tribunales.

Juan Francisco Albert

Director de Al Descubierto. Estudiante de Ciencias Políticas y máster en Política Mediática. Apasionado del estudio y análisis del hecho político, con especial interés en el fenómeno de la extrema derecha, sobre la que llevo formándome desde 2012. Firme defensor de que en política no todo es opinable y los datos, fuentes y teorías de la ciencia social y política deben acompañar cualquier análisis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *