Gibraltar pide a Javier Ortega Smith 10 años de prisión por robo y emite una orden de detención

Fuentes de la policía de Gibraltar han confirmado hoy de manera pública una orden de detención contra Javier Ortega Smith, el secretario general de Vox, por un delito de robo tras una petición dictada en julio de 2014. Según la legislación penal de Gibraltar, conocida como Crimen Act, en su actualización vigente 2011-2023, se establece que el acto ilícito cometido por Javier Ortega Smith-Molina encaja en el delito de robo recogido en el artículo 397.b, castigado con 10 años de prisión. Literalmente, la norma dice: “La persona que comete un robo será sentenciada a privación de libertad por un término de 10 años”.

Esta orden de las autoridades gibraltareñas viene dada debido a que, en julio de 2014, Javier Ortega Smith invadió aguas y territorio en Gibraltar para colocar una bandera de España, que el partido de extrema derecha reclama como español, en una suerte de perfomance. Desde entonces, había una orden de detención por un supuesto delito de usurpación de aguas territoriales y por otro de piratería marítima.

Posteriormente, en enero de 2016, en un tuit de Santiago Abascal ya borrado, el líder de Vox aparecía subido sobre “Reefy”, nombre que los gibraltareños le dieron al bloque de hormigón robado del arrecife que había sido colocado en el fondo marino de su costa., y con un mástil de la bandera de España detrás, supuestamente en un lugar “secreto”.

Cinco años después, en 2021, reapareció en la sede de Vox en Madrid, donde se exhibe como una suerte de “botín de guerra”, tal y como aseguran desde el medio La Última Hora.

El origen del robo del arrecife en Gibraltar

La operación del robo fue organizada por la Fundación DENAES, la extinta organización presidida por Santiago Abascal colocado por Esperanza Aguirre y que carecía de prácticamente actividad, por el propio Santiago Abascal, y ayudados por un grupo de buzos que eran amigos de Javier Ortega Smith, para robar un bloque de hormigón que el gobierno gibraltareño había dispuesto para controlar la fauna marina alrededor del arrecife artificial.

La Guardia Civil y Salvamento Marítimo intentaron impedir la hazaña por orden del Ministerio del Interior debido al conflicto diplomático que podrían provocar, lo que finalmente lograron después de un tenso encuentro, volviéndose a hundir a escasos metros del muelle de Campamento.

Javiert Ortega Smith llegó a denunciar a la Guardia Civil por robo tras el conflicto, pero el juez desestimó el escrito. No obstante, poco después, en una operación secreta, consiguieron apoderarse del arrecife esquivando a las autoridades ayudados por un pescador de Algeciras que finalmente fue absuelto.

Esto último no se supo hasta 2016, cuando apareció el famoso tuit de Abascal con el bloque, que enseguida borró. No se volvió a saber nada de nuevo hasta que, en 2021, el bloque reapareció en la sede de Vox en calle Bambú 12, descubierto por un Mark Viales, un periodista de Gibraltar del medio Panorama. Sin embargo, no le dejaron fotografiarlo ni sacar información al respecto y le echaron de la sede.

Fotografía de Santiago Abascal con el arrecife. Autor: Santiago Abascal. Fuente: Twitter
Fotografía de Santiago Abascal con el arrecife. Autor: Santiago Abascal. Fuente: Twitter

La petición no caduca hasta que Ortega Smith sea juzgado

Aunque ratificación de la orden de detención solo afecta a territorio gibraltareño, Javier Ortega Smith teme que su detención pueda producirse también en territorio de Reino Unido. Además, no gozaría de inmunidad diplomática por ser diputado. “Por si a caso”, confiesa, “no ha pisado ni Inglaterra ni el Peñón. Si algún día quiero ir a Londres, hasta el último minuto voy a estar con la incertidumbre… lo que está claro es que les va a saltar la alarma en el ordenador”.

Además, la orden de detención no caduca hasta que la causa sea juzgada y sentenciada, según informan fuentes de Gibraltar.

No es el único juicio pendiente sobre el cual pesa Javier Ortega Smith. En abril de 2018, la Fiscalía Provincial de Valencia abrió diligencias de investigación penal contra él, por un supuesto delito de odio, causas que se suman a las múltiples pendientes relacionadas con Vox.

Adrián Juste

Jefe de Redacción de Al Descubierto. Psicólogo especializado en neuropsicología infantil, recursos humanos, educador social y activista, participando en movimientos sociales y abogando por un mundo igualitario, con justicia social y ambiental. Luchando por utopías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *