Así continúa controlando Donald Trump a la derecha estadounidense

La derrota de Donald Trump en las pasadas elecciones generales de noviembre de 2020 en Estados Unidos parecía presagiar el final de la carrera política magnate neoyorquino. Y quizás incluso de su particular forma de hacer política, que ha marcado el camino a seguir de la nueva derecha radical en todo el mundo. Sin embargo, a más de medio año de los comicios, no ha sucedido ni lo uno ni lo otro.

Tras una holgada victoria por parte de su rival Joe Biden, el presidente forzó todos los mecanismos legales e ilegales para intentar mantenerse en el poder. Primero, denunció un supuesto fraude electoral a gran escala que fue tumbado en cada escalafón judicial y del que no pudo aportar ni una sola prueba, a pesar de la difusión continua de bulos y conspiraciones sobre dicho fraude.

Vista la vía muerta de este camino (como ya avisaban la mayoría de analistas políticos) el presidente forzó toda la maquinaria de la Casa Blanca para intentar mantenerse en el poder: desde la petición a las instituciones judiciales para anular las elecciones, pasando por intentar usar al ejército (a lo que el general Mark A. Milley se negó, temiendo un intento de golpe de estado) hasta finalmente seguir arengando a las masas hasta provocar el asalto al Capitolio, el mayor golpe contra la democracia estadounidense en más de un siglo.

Un día amargo donde una masa de seguidores del presidente portando banderas de Trump, estelas de la Confederación y banderas libertarianas asaltaron la sede del poder legislativo, buscando a los representantes para literalmente, matar a varios de ellos, o incluso secuestrarlos, como presumen algunas investigaciones, con tal de poder detener la ratificación de Biden como presidente.

Se vertió sangre, sí, pero fue de los propios MAGA (acrónimo de Make American Great Again, seguidores de Trump) y de los miembros de seguridad.

Este último escandalo parecía dar fuerzas al GOP (Grand Old Party), más conocido como Partido Republicano, y quizás a sus bases para poder cortar definitivamente con Trump. Las especulaciones sobre este hecho fueron varias y debatidas. A estas alturas, no obstante, puede afirmarse que no ha sido así.

¿Quieres seguir leyendo? ¡Hazte miembro de Al Descubierto! A partir de 5 euros al mes, podrás acceder a contenido exclusivo, promociones, regalos y otras ventajas. ¡Únete a Al Descubierto y ayúdanos a seguir creando más y mejor contenido!

Juan Francisco Albert

Director de Al Descubierto. Estudiante de Ciencias Políticas y máster en Política Mediática. Apasionado del estudio y análisis del hecho político, con especial interés en el fenómeno de la extrema derecha, sobre la que llevo formándome desde 2012. Firme defensor de que en política no todo es opinable y los datos, fuentes y teorías de la ciencia social y política deben acompañar cualquier análisis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.