Denuncia a Jair Bolsonaro ante la Corte Penal Internacional (CPI) por crímenes contra la humanidad

La ONG austriaca AllRise ha presentado una denuncia ante la Corte Penal Internacional (CPI) contra el mandatario brasileño Jair Bolsonaro, al que se le acusa de cometer “crímenes contra la humanidad” por sus nefastas políticas de deforestación de la Amazonia y, por tanto, de las terribles consecuencias sobre la salud y la vida en todo el planeta.

Bajo el lema “El planeta versus Bolsonaro”, la denuncia presentada en el tribunal de La Haya busca crear jurisprudencia al estimar que las distintas acciones del presidente de Brasil, así como su gestión, no solo suponen un ataque letal contra la Amazonia sino contra toda la humanidad.

El fundador de AllRise, Johannes Wesemann, explicó: “Son los pulmones de nuestro planeta, por lo que su destrucción nos afecta a todos. En la denuncia presentamos pruebas que muestran cómo las acciones de Bolsonaro tienen una conexión directa con las consecuencias negativas del cambio climático en todo el mundo”.

La denuncia interpuesta por la ONG, recientemente creada, fue avalada por expertos en derecho internacional como los abogados Maud Sarlieve y Nigel Povoas. Además, contó también con la participación de una de las autoras del último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), la climatóloga Friederike Otto.

Bolsonaro y sus crímenes contra la humanidad

Este equipo de expertos calcula que las emisiones vinculadas con las decisiones del gobierno de Bolsonaro en materia de deforestación provocarán alrededor de 180.000 muertes adicionales durante este siglo, causadas por el aumento de la temperatura global. Además, declaran que su gobierno ha buscado “sistemáticamente eliminar y vaciar de contenido las leyes, los organismos y los individuos que protegían la Amazonia”.

Consideran a Bolsonaro responsable directo de la pérdida de más de 4.000 kilómetros cuadrados de selva amazónica cada año, así como de un aumento mensual en relación con la tasa de deforestación de hasta el 86%, desde que fue nombrado presidente de Brasil.

Según su informe, la deforestación en esta parte del país ya provoca más CO₂ hacia la atmósfera del que la Amazonia puede absorber. Wesemann recordó que “los crímenes contra la naturaleza son crímenes contra la humanidad también”. Así, “Bolsonaro está impulsando la destrucción masiva de Amazonia con pleno conocimiento de las consecuencias que esta provoca”, añadió su fundador.

Además, la ONG austriaca hace un llamamiento a la población para desempeñar una acción participativa, a través de una petición en línea en la web del proyecto ThePlanetVS.org. Wesemann declaró: “Sólo si todos nos unimos y llevamos a los responsables como el presidente Bolsonaro ante la justicia, podremos asegurar nuestro planeta para las próximas generaciones. Hay que perseguir a los poderosos que destruyen intencionadamente el medio ambiente”.

Denuncias por doquier

Desde 2016, la fiscalía de la CPI considera que “la destrucción del medioambiente, la explotación ilegal de recursos naturales y el aparcamiento de tierras” han podido constituir un crimen contra la humanidad.

Desde que Bolsonaro asumió el cargo de presidente de Brasil, los indígenas brasileños han presentado tres denuncias contra él ante este organismo internacional por “genocidio” o “ecocidio”. El presidente también fue denunciado ante este organismo por su nefasta gestión de la crisis de la pandemia en torno al coronavirus.

La denuncia presentada este martes, según la ONG, sería la primera denuncia que relacionaría la deforestación con un impacto para la salud a escala mundial. No obstante, la CPI, que fue creada en 2002 para juzgar los peores actos que se cometen a nivel mundial, no tiene la obligación de estudiar las miles y miles de denuncias presentadas ante su fiscal por parte de diferentes grupos o individuos. El fiscal puede elegir qué casos someter a juicio ante un tribunal y los jueces deciden si permiten una investigación formal posteriormente.

La denuncia, en este caso, no solo afecta a Bolsonaro, sino a varios responsables importantes de su gobierno. Povoas explicó: “Son cómplices aquellos que en el terreno cometen asesinatos, así como los que persiguen y perpetran otros actos inhumanos”.

Johannes Wesemann, también puso énfasis en que la finalidad de la denuncia “no era hablar en nombre de los brasileños, sino mostrar la gravedad a escala mundial de los nefastos resultados de la deforestación masiva”.

El mandatario brasileño, por su parte, no se ha pronunciado. Con una popularidad en caída libre y con las elecciones a la vuelta de la esquina, lleva meses acusando de fraude electoral al sistema de voto que lleva operando décadas en el país y ha llamado a sus seguidores a la insurrección, asegurando que no permitirá las elecciones si no se aprueba su reforma electoral, que ya fue rechazada por la cámara legislativa.

Enlaces y fuentes:

– Foto de portada: Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. Autor: Jeso Carneiro, 22/11/2018. Fuente: Flickr (CC BY-NC 2.0)

Moisés Pérez

Graduado en filología hispánica y futuro profesor de secundaria. Apasionado por la política, la sociología y la educación. Convencido de que con la política y la educación se puede cambiar el mundo. Amante del rigor informativo y del análisis de datos para combatir las "fake news"

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.