El candidato ultraderechista José Antonio Kast encabeza las encuestas de intención de voto para las elecciones de Chile

Una nueva encuesta de Pulso Ciudadano arrojó que el candidato del Partido Republicano, el ultraderechista José Antonio Kast, ha adelantado al izquierdista Gabriel Boric, candidato por la coalición Apruebo Dignidad, hasta ahora favorito, con un 22,2% de intención de voto. Según esta encuesta, Boric se quedaría en segundo lugar con un 17,4% de los votos, seguido de Yasna Provoste, la senadora del Partido Demócrata Cristiano que se presenta en la coalición Nuevo Pacto Social, con un 9,5%.

En cuarto lugar ha quedado Franco Parisi, el candidato de Partido Por la Gente, con un 7,3%, el cual adelantó a Sebastián Sichel, cuya candidatura no deja de caer, pasando del segundo puesto a principios de octubre hasta acabar el quinto tras varias polémicas y toda una guerra civil que se ha desatado en el seno de la derecha política. Así, el principal candidato apoyado por el actual presidente Sebastián Piñera obtiene el 6,9% de intención de voto.

Igualmente fue afectado por el escándalo que involucra al presidente luego que una empresa de sus hijos vendiera la minera Dominga al empresario Carlos Alberto Delano en condiciones presuntamente irregulares. El Congreso estudia una acusación para destituir a Piñera presentada por los grupos de la oposición.

Estos cambios se aceleraron en las últimas dos semanas en una campaña cambiante y donde Kast ha pasado de entre el 15 y el 17% de intención de voto a superar la barrera del 20% en muy poco tiempo, especialmente a costa de otras formaciones derechistas.

Guerras internas en la derecha de Chile

El rápido crecimiento de José Antonio Kast, quien es ya prácticamente seguro que pasará a la segunda vuelta en las elecciones de Chile previstas para el próximo 21 de noviembre, ha generado un cisma entre políticos de la derecha chilena. Sichel, quien fuera ministro de Desarrollo Social en el gobierno de Piñera, ha perdido el apoyo de por lo menos cinco diputados que anunciaron de forma pública que apoyaran al candidato ultraderechista.

“Yo, desde ya, prefiero apoyar derechamente en primera vuelta a José Antonio Kast”, aseguró el martes el senador Claudio Alvarado, del partido Unión Demócrata Independiente (UDI), la formación que forma parte de la coalición Chile Podemos Más que apoya a Sichel, pero que es también el partido del que proviene Kast y en el que estuvo hasta que, en 2017, decidió formar su propio partido.

Ante esta fuga de apoyos, Sichel hizo claras referencias contra Kast en el pasado debate electoral, contra el radicalismo de derechas y contra la polarización ideológica, avisando de la pérdida de derechos que podría suponer un apoyo al candidato del Partido Republicano. “Mientras algunos queremos ofrecer un proyecto de futuro, desde la independencia con los partidos, nos hemos dado cuenta de que otros, saliéndose del compromiso democrático que habían tomado, quieren volver al pasado. Apoyar una antigua derecha y hacer que el país retroceda en derechos que ya había ganado. Para las diversidades, para las mujeres, para las minorías, para el cambio climático y el combate por la sustentabilidad”, aseguró Sichel en dicho discurso.

Por otro lado, el diputado Gonzalo Cordero asegura que las discrepancias entre las derechas no son amplias. “Kast podría ganar solo, pero Kast no podría gobernar solo”, aseguró, reafirmándose en que las diferencias entre el oficialismo y Kast no son tan profundas: “Si hay una segunda vuelta entre Kast y Boric, sería una obligación política y ética para la derecha conciliar sus proyectos”.

José Antonio Kast, la extrema derecha al alcance de la presidencia

José Antonio Kast no es un desconocido para la sociedad chilena. Abogado de origen alemán, formó parte del ala más conservadora de la Unión Democrática Independiente (UDI), integrada hoy en Chile Podemos Más, siendo concejal del municipio de Buin entre 1996 y el 2000. Más tarde fue nombrado diputado entre el año 2002 y 2018.

En 2016 dejó el UDI para presentarse como independiente a las elecciones presidenciales de 2017, donde quedó en cuarto lugar. En 2019, fundó el Partido Republicano, una formación de ideología ultraderechista inspirado en el Partido Republicano de Estados Unidos de la era de Donald Trump. También es líder del movimiento Acción Republicana y fundó el think tank ultraconservador Ideas Republicanas.

En cuanto a sus ideas, está en contra de las leyes que protegen a la comunidad LGTB, incluyendo el matrimonio igualitario, llegando a criticar lo que el denomina «dictadura gay» por no estar de acuerdo con iluminar el Palacio de la Moneda con los colores del arco iris durante el Orgullo LGTB. También se ha mostrado contrario al derecho de las mujeres a interrumpir su embarazo y ha declarado ser una «derecha sin complejos» y estar en contra de la «corrección política», siendo muy vehemente en sus discursos.

Ha sido tachado de pinochetista y de fascista por sus declaraciones. Ha alabado la gestión de la dictadura de Augusto Pinochet y criticado el juicio y la sentencia que se hizo posteriormente a miembros del gobierno de Pinochet por sus crímenes, si bien ha reconocido que dichos crímenes se cometieron. Ha declarado su apoyo al dictador peruano Alberto Fujimori y al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.

Entre sus muchas polémicas, está la de intentar censurar a Camila Vallejo, diputada del Partido Comunista y líder estudiantil en 2017 por empezar una sesión de la Comisión de Ciencia y Tecnología que presidía diciendo «en nombre de la patria» en lugar de «en nombre de Dios». En septiembre de 2019 el diario La Tercera publicó una investigación periodística en que se detalla la transferencia de propiedades por parte de Kast, junto a su hermano Christian, a tres sociedades constituidas en Panamá.

A nivel económico, muestra un profundo rechazo al comunismo y se declara partidario de las políticas económicas de las Escuelas de Austria y de Chicago, las más importantes dentro del neoliberalismo. En este sentido, se ha declarado cercano a Ronald Reagan o Margaret Tatcher, exmandatarios de Estados Unidos y Reino Unido respectivamente.

Por otro lado, Kast tiene importantes lazos internacionales con fuerzas como Vox, de España. De hecho, aparece entre los firmantes de la Carta de Madrid contra “el avance del comunismo” en Iberoamérica. En las últimas semanas, sin embargo, ha moderado su discurso y su programa. Si en la campaña de 2017 llegó a decir que si el dictador Augusto Pinochet estuviera vivo habría votado por él, hace algunos días dijo en la televisión: “Cualquier persona que haya violado los derechos humanos, sea militar o no, yo no lo respaldo”.

Enlaces y fuentes:

– Foto de portada: José Antonio Kast. Autor: Desconocido. Fuente: Biblioteca del Congreso Nacional de Chile (CC BY 3.0) 

Adrián Juste

Jefe de Redacción de Al Descubierto. Psicólogo especializado en neuropsicología infantil, recursos humanos, educador social y activista, participando en movimientos sociales y abogando por un mundo igualitario, con justicia social y ambiental. Luchando por utopías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.