«Los chistes de Vox mueren en los despachos»: aluvión de críticas y acusaciones contra Movistar por defender a la ultraderecha

Movistar +, la cadena de pago del conglomerado de Telefónica, ha estado en el punto de mira de las redes sociales debido a las criticas de trabajadores y cómicos que han pasado por ella debido a una supuesta defensa de Vox y del discurso ultraderechista. Concretamente, cómicos como Facu Díaz o Bob Pop, o trabajadores como el propio subdirector del programa Late Motiv, han denunciado una «censura ultraderechista» a cualquier contenido que pueda ofender al partido liderado por Santiago Abascal.

Todo se ha precipitado, de hecho, con la cancelación del programa Late Motiv, presentado por el popular Andreu Buenafuente. Javier Durán, número dos del programa, un día después de anunciar que en diciembre se pone fin al programa, se ha sumado a las denuncias de sus antiguos compañeros: «Hola, soy Javier Durán. He sido durante 2 temporadas subdirector de Late Motiv y quiero ratificar en público las declaraciones de mis compañeros Facu Díaz y Bob Pop; y dar todo mi apoyo a los profesionales que aún siguen sufriendo la censura ultraderechista de Movistar«.

De las disculpas de Movistar a la indignación

El origen de esta eclosión de críticas comenzaron con un chiste realizado en el programa La Resistencia, presentado por David Broncano. Desde sectores de la extrema derecha y perfiles como el de Girauta, se difundió el bulo de que dicho chiste pretendía reírse del atropello a tres niñas en la salida de un colegio de Madrid que resultó en el fallecimiento de una de ellas de 6 años de edad, lo cual es imposible porque el programa se grabó antes. Esto provocó una reacción muy negativa por parte de Broncano, que acusó a la extrema derecha de utilizar políticamente un accidente tan atroz.

Pese a todo, desde la cuenta oficial de Movistar +, decidieron publicar un tuit disculpándose por el chiste: «Lamentamos profundamente el tratamiento de un asunto, que conectado con la tragedia ocurrida la semana pasada a las puertas de un colegio de Madrid, ha herido extraordinariamente la sensibilidad de numerosas personas».

Fue esta disculpa lo que provocó la respuesta de Facu Díaz quien, a través de Twitch, critió que lo sucedido era «una puta vergüenza», explicando y desmontado punto por punto el bulo de la ultraderecha y acusando a Vox de estar buscando culpables para sacar rédito de las desgracias ajenas. A continuación, reveló que hay «miedo y servilismo a la extrema derecha» en Movistar + y que «los únicos que levantan el teléfono son los amigos de Vox y los únicos que han respondido han sido los de Movistar».

Con esto, Facu Díaz quiso explicar que Vox es el único partido que intenta influir activamente en los medios para censurar contenidos que le son incómodos y que la cadena de pago es la única que accede a ello. «Muchos chistes de Vox mueren en los despachos», sentenció en una frase lapidaria.

«A mí Movistar ya me echó antes que a ellos»

Facu Díaz no se ha quedado solo en su réplica. El siguiente ha sido Bob Pop, escritor, cómico y director de la serie Maricón perdido, conocido por su defensa de los derechos LGTB y habitual en varios programas televisivos. Ganó cierta popularidad tras explicar en una entrevista en Late Motiv cómo le fustigaban en su pueblo un grupo de personas por ser «maricón, gordo y gafotas».

Bob Pop aseguró que le hubiese encantado estar con ellos «cuando salió la noticia de que Late Motiv acaba en diciembre», y remarcó su declaración con una sorprendente acusación: «A mí Movistar ya me echó antes que a ellos porque les resultaba incómodo. Así es que gracias Movistar».

Por el momento, más allá de trabajadores y personalidades que han pasado por la cadena, los responsables de la misma no se han pronunciado al respecto.

Adrián Juste

Jefe de Redacción de Al Descubierto. Psicólogo especializado en neuropsicología infantil, recursos humanos, educador social y activista, participando en movimientos sociales y abogando por un mundo igualitario, con justicia social y ambiental. Luchando por utopías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.