La Fiscalía pide hasta nueve años de prisión para 14 antifascistas que repelieron a un grupo neonazi en Pego

El 18 de octubre de 2020, un amplio grupo ultra de aproximadamente una treintena de miembros irrumpió en el campo municipal de fútbol Cervantes en el municipio valenciano de Pego, Alicante, donde el CF Gandia jugaba un partido con el equipo local. Durante el partido, testigos aseguran que entonaron letras nazis, molestaron y amenazaron otros espectadores, lo que motivo que otro grupo de jóvenes locales les confrontaran y les expulsaran del campo, en una concentración espontánea que acabó con el grupo ultra huyendo escoltado por antidisturbios de la Guardia Civil.

Los jóvenes, pertenecientes a la plataforma Antifascistas de Pego, fueron denunciados por seis de los guardia civiles, que sufrieron heridas de carácter leve durante la evacuación. El atestado redactado por la Guardia Civil, refleja que detectaron 22 hooligans atrapados en le estadio. Según el auto de incoación del procedimiento abreviado dictado por la titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Dénia, unos cien jóvenes fuera del estado «proclamaban gritos y amenazas».

Ahora, la Fiscalía pide 8 años y 11 meses de prisión para 12 de aquellos jóvenes que contribuyeron a la expulsión de los neonazis por desorden público, atentado y lesiones; y 4 años y 9 meses de prisión por desorden y amenazas, según han podido informar varios medios como elDiario.es o El Salto Diario, además de medios locales.

Las penas que solicita Fiscalía son incluso superiores a las demandadas por las acusaciones particulares, lo que ha motivado una ola de solidaridad para el grupo de jóvenes antifascistas. Los 14 jóvenes antifascistas fueron arrestados días más tarde.

Amenazas, gritos y apología al fascismo en Pego

El Colectivo Antifascista La Safor y Antifascistas de Pego, así como otros grupos antifascistas, han solicitado la absolución completa para los 14 jóvenes antifascistas. Además, han condenado con contundencia la conducta del grupo ultra que acudió a Pego, donde estuvieron entonando cánticos nazis y realizando una pegada de carteles por las calles de la localidad y en espacios públicos.

La rápida respuesta vecinal, que concentró en poco tiempo a cerca de cien personas frente al estadio, se debe, a juicio de estos colectivos, precisamente a que el grupo ultra estaba realizando este tipo de acciones, incluyendo declararse «fans de Hitler» por las calles y amenazando e insultando a toda aquella persona que osara reprocharles la conducta.

El antifascismo valenciano también criticó la actitud del Gandía CF que, aunque se desmarcó de las acciones de los ultras, les permitió entrar en el campo y dejó que “se ocupara la grada filtreando con ellos, apoyándoles y difundiendo su imagen como grada ‘modelo’ del club local, es decir, dando a conocer a las nuevas generaciones de seguidores del equipo las bondades de un grupo de ultras fascistas”.

Se ha sumado también a la condena el vicealcalde de Gandía y varios políticos y diputados de izquierdas. Por su parte, el abogado defensor de los 14 jóvenes antifascistas ha señalado el hecho de que no exista ningún tipo de condena hacia el grupo ultra, cuando gran cantidad de personas atestiguan los actos señalados anteriormente.

Por ese motivo, una concentración en repulsa organizada y apoyada por asociaciones y colectivos de la localidad.

Alerta Solidària y los colectivos antifascistas de las comarcas han convocado una concentración de solidaridad el próximo viernes18 de febrero a las 19:00h en la plaza del Ayuntamiento de Pego en apoyo “a las 14 antifascistas que plantaron cara a los grupúsculos fascistas que invadieron el pueblo de Pego aquel 18 de octubre”.

La escena ultra valenciana

Ultras Yomus en su ubicación anterior en el campo antes de la creación de la Curva Nord, hace una década. Autor: ElDiario.es. Fuente: elDiario.es (CC NC-SA 3.0)
Ultras Yomus en su ubicación anterior en el campo antes de la creación de la Curva Nord, hace una década. Autor: ElDiario.es. Fuente: elDiario.es (CC NC-SA 3.0)

Los conflictos con grupos ultra, hooligans de equipos de fútbol, no son nuevos en tierras valencianas. Recientemente, salió a la luz que el partido político neofascista España 2000, con ayuda del grupo Bastión Frontal, habrían estado intentando resucitar al histórico grupo ultra del Valencia CF Ultra Yomus, a raíz de varias declaraciones y material fotográfico que reflejaban la relación entre ambas organizaciones.

Curva Nord, una peña impulsada por miembros del Ultra Yomus hace una década, de carácter neofascista, se disolvió en octubre de 2021. Ahora, sectores del neofascismo valenciano y español tratan de que vuelva las gradas. En 2019, el equipo había vetado después de 27 años al grupo ultra, motivado en buena medida por las agresiones cometidas por una multitud de sus miembros durante una manifestación el 9 de octubre de 2017, donde tuvieron que ser contenidos por autoridades policiales debido a sus intentos de reventar una protesta de izquierdas.

Su intento de regresar ha provocado la indignación en el antifascismo valenciano. El periodista Miquel Ramos, que ha realizado durante años un seguimiento a estos grupos, se ha sumado a la denuncia de estos hechos y al blanqueamiento que se está haciendo de sus acciones, lo que a su vez ha provocado el choque con el responsable de Radio Esport València en redes sociales.

Durante muchos años, los grupos ultra han protagonizado innumerables actos de violencia, especialmente durante los años 80 y 90, convirtiendo los encuentros de fútbol en auténticos campos de batalla, y siendo apoyados y sostenidos por la escena neofascista española. Es por eso que existe ahora una alarma ante la posibilidad de que puedan volver a manchar el deporte con su presencia y su odio.

Enlaces y fuentes:

– Foto de portada: Concentración antifascista en Pego. Autor: Vicente Camarena, 14/02/2022. Fuente: elDiario.es (CC BY-N 4.0)
elDiario.es: eldiario.es/comunitat-valenciana/fiscalia-pide-nueve-anos-prision-14-antifascistas-repelieron-grupo-neonazi-pego_1_8746449.html

Adrián Juste

Jefe de Redacción de Al Descubierto. Psicólogo especializado en neuropsicología infantil, recursos humanos, educador social y activista, participando en movimientos sociales y abogando por un mundo igualitario, con justicia social y ambiental. Luchando por utopías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.