Detenidos neonazis que planeaban atentados y masacres en Estados Unidos y países europeos

Durante las últimas semanas, las autoridades de varios países occidentales han conseguido evitar el horror vivido hace semanas en Buffalo, cuando un joven de 18 años asesinó a 10 personas por motivos raciales. En Francia, Países Bajos, Alemania y en Oregón, se ha detenido a varios neonazis y supremacistas blancos que, tras hacer acopio de un gran arsenal de armas, se sospechaba que planeaban atentar contra un gran número de personas.

Cuatro neonazis detenidos en Francia

El pasado viernes, la policía francesa informó del arresto de cuatro personas de entre 45 y 53 años en sus domicilios particulares cerca de Mulhouse, Alsacia, descubriendo un arsenal de armas, incluidas ametralladoras: un total de 41 (23 de ellas ilegales), 167 cargadores, 30 kg de pólvora y materiales para fabricar explosivos. Yann Wanson, coronel de la unidad de policía local, informó también balas, el equivalente a «120.000 cartuchos», equipos para fabricar más balas y más de 25.000 euros en efectivo.

Estas personas, según los servicios de inteligencia y de boca del fiscal Edwige Roux-Morizot, pertenecían a un grupo neonazi que participaron en una «cacería de judíos» en un partido de fútbol en Estrasburgo.

Por el momento, las autoridades policiales no han informado acerca de si estas personas buscaban o no algún tipo de atentado, pero todo hace pensar que sí, dado el historial y el arsenal de este grupo. Además, el fiscal informó de que en sus domicilios encontraron abundante material neonazi y antisemita.

Los sospechosos detenidos se enfrentar a 10 años de prisión por tráfico de armas.

Neonazi detenido en Utrecht

Al mismo tiempo que la policía francesa informaba de las detenciones, las autoridades neerlandesas arrestaban a un hombre de 30 años en Utrecht al que encontraron abundante material neonazi, como banderas y otros objetos, además de un amplio arsenal de armas: estrellas ninja, una ballesta, armas de gas, un réplica de airsoft, un puño americano y dos cartuchos de 9 mm. También encontraron sustancias psicotrópicas ilegales.

La detención se produjo, en principio, por rebasar el límite de velocidad. Cuando se le pidió la identificación y no pudo proporcionarla, la policía registró su furgoneta, encontrando las drogas y los cartuchos, tal y como lo relata Politie Basisteam Gouda. Con estos indicios, registraron su casa, encontrando el resto del arsenal.

Tal y como informan estos medios, el hombre ha sido puesto bajo custodia policial mientras investigan el origen y el motivo del almacenamiento de este arsenal.

Evitado un atentado en Essen, Alemania

Hace unas semanas, las autoridades alemanas informaban de que habían conseguido evitar un «ataque terrorista nazi» en una escuela de Essen tras el arresto de un neonazi de tan solo 16 años que, presuntamente, planeaba atacar o bien el centro escolar Don-Bosco-Gymnasium (donde asiste actualmente), o bien Realschule am Schloss Borbeck (a la cual asistió en el pasado) con explosivos con metralla.

Al menos esto informó la policía, provocando el cierre de dichos centros con el objetivo de desplegar un dispositivo de seguridad policial para buscar posible material explosivo, si bien finalmente no encontraron nada.

Además, las autoridades informaron también de que en el domicilio personal del chico encontraron suficiente evidencia de que estaría preparando un ataque de «naturaleza nazi», es decir, inspirado en ideas antisemitas y racistas. Y es que, según lo informado por Herbert Reul, ministro de Renania del Norte-Westfalia, hallaron una buena cantidad de textos y publicaciones de ultraderecha, además de material para la fabricación de bombas, lanzas y diferentes armas blancas.

Por otro lado, no encontraron ningún detonador ni forma de accionar los explosivos, pero Reul señaló que, por lo visto, si eran «funcionales» aunque «aún no estaban listos para usarse».

El sospechoso fue detenido y puesto en custodia a la espera de averiguar sus intenciones. Varias autoridades políticas, conmocionadas por la noticia, condenaron las presuntas intenciones del joven y alabaron la actuación de la policía.

Detención en Portland, Oregón

El 24 de mayo, una detención por delito de odio llevó a las autoridades policiales de Portland, en Oregón, Estados Unidos, llevó a la frustración de un daño mucho mayor. Jarl Judson Rochill, hombre de 35 años de West Linn, fue arrestado tras una investigación en la cual se le vinculaba con la colocación de propaganda neonazi en la Organización Comunitaria de Inmigrantes y Refugiados tras una denuncia del propio centro y gracias a la grabación de una cámara de seguridad que mostró al sospechoso y su vehículo particular.

Tras la detención, la policía consiguió una orden de registro en su domicilio. Además de encontrar suficiente evidencia, al tenor de lo declarado por las autoridades, que lo vinculaban con el incidente, también encontraron una gran cantidad de armas: rifles, pistolas… y abundante parafernalia neonazi.

Tras esto, Rockhill fue arrestado por un delito de prejuicio en segundo grado e ingresado en la cárcel del condado de Clackamas, donde tuvo lugar el arresto. Además, está a la espera de recibir cargos adicionales.

El peligro del terrorismo supremacista

Afortunadamente, este y otros casos que han sucedido también en países como Suecia o incluso España, han tenido un final feliz, ya que finalmente no se han traducido en una terrible desgracia. Sin embargo, parece evidente que el peligro del terrorismo de extrema derecha es creciente y está en aumento en el contexto occidental, principalmente Estados Unidos y Europa.

Y es que, el auge del discurso de extrema derecha, la polarización social que trae consigo y la mayor permisividad del discurso de odio, se ha traducido en un aumento de los delitos de odio y, en consecuencia, de este tipo de atentados. Alemania ya considera que el terrorismo de extrema derecha es la mayor amenaza para la seguridad nacional.

España tampoco se ha quedado atrás. A la detención del francotirador que, supuestamente, planeaba atentar contra Pedro Sánchez, se suma la «Operación Ario», donde fue desarticulado un grupo vinculado al Partido Nacional Demócrata, una organización clandestina, donde algunos de sus miembros fueron detenidos y donde fue descubierto un arsenal de armas, un manual de fabricación de explosivos y una lista de matrículas de coche vinculadas a diferentes políticos españoles.

Dos ejemplos de otros tantos, que se pierden en la maraña de un problema creciente alimentado por el discurso de la extrema derecha.

Detenidos neonazis que planeaban atentados y masacres en Estados Unidos y países europeos

Adrián Juste

Jefe de Redacción de Al Descubierto. Psicólogo especializado en neuropsicología infantil, recursos humanos, educador social y activista, participando en movimientos sociales y abogando por un mundo igualitario, con justicia social y ambiental. Luchando por utopías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.