Prohíben el aborto a una mujer con un feto sin parte del cráneo en Luisiana

El fin del derecho al aborto en EEUU sigue creando grandes dramas en EEUU, como el ocurrido en Luisiana. Allí, Nancy Devis, mujer de 36 años con una hija, esperaba su segundo bebé. Cual fue la sorpresa que tras una ecografía mediante ultrasonidos, se detectó una anomalía en el feto. Este tenía una grave malformación en el cráneo, acefalía, incompatible con la vida.

Así la mujer, que en poco cumpliría los tres meses de gestación del feto, decidió abortar. Entonces fue cuando el hospital de Luisiana se negó a la interrupción del embarazo en base a derogación de la doctrina Roe v. Wade.

En Luisiana el aborto está prohibido en casi todos los supuestos, incluso castigando abortar bajo caso de incesto o violación. Hay algunas excepciones en base al peligro de la vida de la madre, daño de sus órganos vitales o enfermedades del feto. La acefalía no está en esta lista.

Así que, interpretando la ley, el hospital dictaminó que la vida de Nancy Devis no estaba en peligro y que la enfermedad del feto no estaba recogida, por lo que no le practicarían el aborto.

«No hay nada que hubiera preferido más que tener a este bebé… Me hace sentir muy mal, estoy sola… siento que me han lanzado sin más a los lobos». 

Nancy Devis

La única solución propuesta por la institución es viajar a otro estado, recomendándole para ello Florida. Un hecho que parece difícil ya que Florida también tiene una ley estricta de aborto y lo prohíbe tras la semana 15, estando la joven de Luisiana en casi en su semana 14.

No solo Luisiana: Un juez impide abortar a una joven de 16 años por no acreditar madurez

Un juzgado de apelaciones de Florida ha impedido a una joven de 16 años sin padres abortar. La joven, identificada como Jane Doe 22-B, pidió la exención de una ley estatal que exige el consentimiento del padre o tutor legal.

Esto viene en base a las modificaciones contra el aborto, especialmente presentes en Florida, donde desde el 1 de julio se prohíbe abortar a las 15 semanas de embarazo salvo peligro para la vida de la madre. No incluye la violación o el incesto.

Florida también exige a los centros médicos que soliciten el permiso al padre o tutor si un menor quiere abortar.

Así, el juez Scott Makar del tribunal de menores de Pensacola ha denegado esta solicitud en base a que la joven no había escrito articuladamente su solicitud. Según el fallo judicial, la joven “no había establecido pruebas claras y convincentes” de tener la madurez suficiente para decidir abortar.

Jane Doe, que actualmente tiene un tutor y participa en un programa para ayudar a mujeres jóvenes que han pasado por un gran trauma vital, inicialmente quiso tener el bebé. Después al darse cuenta que no podría mantenerlo, decidió optar por el aborto.

Este fallo judicial muestra el terrible castigo al que se puede someter a una joven cambiándole la vida y teniendo a un niño en las peores condiciones posibles.

Además, el fallo da valor a que no acreditando madurez la joven no puede pedir el aborto pero sí es lo suficientemente madura como para criar a un bebé.

La situación del aborto en EEUU

La derogación del derecho al aborto de EEUU es una victoria del ultraconservadurismo, que lleva desde 1973 obsesionado con eliminar este derecho.

Solo una táctica desarrollada en estas décadas para hacerse con el control del Tribunal Supremo les ha permitido derogar este derecho cuando la mayoría de estadounidenses están de acuerdo con el aborto incondicional y una gran mayoría con el aborto en varios supuestos.

Pero la minoría republicana y ultracatólica ha conseguido esta victoria al imponer la mayoría de 6 jueces sobre 9 (5 de carácter ultraconservador). Estas pocas personas modificarán el futuro social de EEUU durante décadas.

La derogación no fue un hecho fortuito, si no que se llevó al Tribunal Supremo cuando se contaba con la mayoría conservadora necesaria para tumbarlo.

Así los republicanos ya habían trabajado en lanzar leyes que prohibieran el aborto cuando el Supremo derogase Roe v. Wade. De esta manera, 8 estados prohíben el aborto en la casi totalidad de casos según el Instituto Guttmacher, un equipo multidisciplinar de defensa e investigación de los derechos de las mujeres. 13 estados activaron leyes “gatillo” para prohibir el aborto tan pronto como se derogase Roe v Wade, entre ellos Luisiana.

Otros 13 han limitado el derecho al aborto de alguna manera.

Con esto solo 11 estados tienen conculcado la protección del derecho al aborto.

Una dura situación que crea y creará situaciones anómalas y que pondrá en peligro la vida de las mujeres.

En 1973, cuando al aborto no era un derecho, los abortos ilegales eran la primera causa de muerte en mujeres embarazadas. Todo augura a que posiblemente el futuro de Estados Unidos siga por el mismo camino.

Prohíben el aborto a una mujer con un feto sin parte del cráneo en Luisiana

Juan Francisco Albert

Director de Al Descubierto. Estudiante de Ciencias Políticas y máster en Política Mediática. Apasionado del estudio y análisis del hecho político, con especial interés en el fenómeno de la extrema derecha, sobre la que llevo formándome desde 2012. Firme defensor de que en política no todo es opinable y los datos, fuentes y teorías de la ciencia social y política deben acompañar cualquier análisis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.