Ayuso adopta el discurso de la extrema derecha y dice que el cambio climático es un mito de la izquierda

Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid por el Partido Popular (PP), sigue causando polémica con sus declaraciones. En su última intervención en la Asamblea de Madrid, la cámara legislativa autonómica, ahondó en su discurso trumpista, señalando al Gobierno de Pedro Sánchez y a sus socios parlamentarios por su mala gestión de la pandemia y acabando con una negación rotunda del cambio climático.

El debate ya se inició con una comparación de la «depresión y trastornos de la personalidad» que supuestamente sufrían millones de personas en China con las consecuencias de las medidas aprobadas en España para frenar los contagios, dando a entender que existía algún tipo de símil entre el gobierno comunista chino y el ejecutivo español. Y que eso era lo que en realidad buscaba.

Así, una intervención que debería centrarse en la Comunidad de Madrid, se convirtió, como sucede habitualmente bajo el mandato de Ayuso, en un repaso de diversos temas que van desde lo estatal hasta lo internacional, incluyendo un tema de actualidad que cada vez está en más bocas: el cambio climático. Y esta vez repartió para todos los grupos parlamentarios de la cámara.

Ayuso: «El cambio climático ha sucedido y sucede siempre»

En este sentido, llegó a mencionar el tema hasta dos veces, adoptando sin reparos el discurso negacionista de la extrema derecha y que, hoy por hoy, solo este lado del espectro defiende, y no en su totalidad. En primer lugar, aseveró que el cambio climático «ha sucedido y sucede siempre, esto es eterno», rechazando el consenso científico de que sea un problema urgente y que tenga su origen en la actividad productiva humana.

Para ilustrarlo, citó los acueductos romanos como ejemplo de que la sequía era un problema que había sacudido a la civilización desde hacía cientos de años, comparándolo con la situación actual y dando a entender que desde la izquierda se estaba exagerando el problema. Esto lo hizo afirmando que «confunden el cambio climático con una emergencia que quieren imponernos», como si fuera una cuestión ideológica.

Como toda respuesta, Mónica García, portavoz de Más Madrid, señaló que tanto Ayuso como el PP se están quedando solos en cuanto a la cuestión de la inflación, el precio de la energía y el cambio climático. “Lleva meses manifestándose contra el consenso europeo, que marca que ahora toca la intervención de los gobiernos”, dijo, tildando su discurso de negacionista.

Los debates de la Asamblea suelen estar cargados de dinamita. Hay un fuego cruzado que parte desde todos los lados. Es habitual que Ayuso lance ataques personales muy directos contra las portavoces de la oposición y que luego lamente la virulencia de las acusaciones que recibe. “No debemos confundir la crítica y el disenso con insultar y atacar”, dijo en su intervención final mientras guardaba el hacha ensangrentada.

Es innegable que sus rivales pegan duro también y que disfrutan haciéndolo. Aquí no se corta nadie.

Mónica García destacó que Ayuso “se ha quedado sola” en Europa. En la respuesta de los gobiernos y de la Comisión Europea contra la inflación y el alto precio de la energía, hay numerosos ejemplos de intervencionismo gubernamental que provocan miradas de desprecio en el PP de Madrid. la portavoz de Más Madrid. Ególatra, narcisista y negacionista fueron algunos de los adjetivos que le dedicó.

El cambio climático y el consenso político

Y es que tiene razón: países como Reino Unido, Italia, Francia o Japón ya han aprobado leyes o declaraciones reconociendo que existe suficiente evidencia para afirmar que asistimos a una emergencia climática. El Parlamento Europeo también lo ha hecho, así como el secretario general de la ONU o incluso el Papa se han manifestado en el mismo sentido.

Mientras la extrema derecha y quienes adoptan su discurso siguen negando la evidencia científica, las instituciones públicas van cerrando filas, con mayor o menor éxito, hacia lo que es, a todas luces, uno de los mayores retos de la civilización en su conjunto tanto ahora como en las próximas décadas. Y, aunque las voces que niegan esta realidad son cada vez menores, todavía siguen disfrutando de altavoces.

Un ejemplo está en el debate que hubo entre Esperanza Aguirre, ex presidenta de la Comunidad de Madrid por el PP, y Francisco Hervías, quien fuera diputado de Ciudadanos y que acabó también en el PP, en el programa Todo es mentira, y donde minimizaron los efectos del cambio climático frente al científico Javier Peña, que trataba de aportar argumentos y datos a la cuestión.

Sin embargo, sigue siendo la extrema derecha, como Vox en el caso de España o Donald Trump en el caso de Estados Unidos, quien está abanderando el negacionismo y la pseudociencia en esta materia. De hecho, llegó a filtrarse el argumentario interno de Vox para tratar de defender a nivel público este discurso negacionista y se pagaron miles de euros de dinero público para crear un informe que subestimase los efectos de este grave problema.

Así, Ayuso sigue afín al discurso populista de la ultraderecha bajo la estrategia de Miguel Ángel Rodríguez, contribuyendo a diluir el debate político en un lodazal sin sentido repleto de exabruptos e inexactitudes.

Ayuso adopta el discurso de la extrema derecha y dice que el cambio climático es un mito de la izquierda

Adrián Juste

Jefe de Redacción de Al Descubierto. Psicólogo especializado en neuropsicología infantil, recursos humanos, educador social y activista, participando en movimientos sociales y abogando por un mundo igualitario, con justicia social y ambiental. Luchando por utopías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.