Uso de redes sociales el 8M: cómo la extrema derecha invisibiliza el debate sobre la desigualdad

El 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres, también conocido como el Día de la Mujer Trabajadora, suele ser un día de amplias controversias, más aún desde que estalló la crisis sanitaria por coronavirus. En los últimos años, el 8M ha vivido una gran explosión debido al auge del movimiento feminista y de la popularización de muchas demandas relacionadas con la igualdad entre hombres y mujeres.

Sin embargo, frente a dichas demandas, también ha crecido una reacción contraria, especialmente desde la extrema derecha, que utiliza el antifeminismo como una de sus banderas y, por supuesto, el ataque al 8M como una de sus principales reivindicaciones. En España, por ejemplo, Vox llegó a proponer que el 8M fuera el Día de las Víctimas del Coronavirus, y se ha vivido la destrucción de murales feministas e incluso ataques durante las concentraciones del 8M.

Sin embargo, ¿cómo de representativas son unas y otras posturas?¿De qué debate la gente durante el 8M?¿De verdad la extrema derecha está ganando tanto terreno o son pocas personas haciendo mucho ruido?

A continuación, se presenta un análisis de redes sociales aplicado a la plataforma Twitter sobre los tópicos más utilizados el 8M. Es importante entender que no se trata de un estudio en profundidad, más aún teniendo en cuenta que el porcentaje de personas que emplea de forma activa esta red social suele estar entre el 5 y el 20% con respecto a la población total (el 9,3% en 2019 en el caso de España, por ejemplo), pero sí puede ser interesante a modo de sondeo.

Un auténtico análisis específico sobre el fenómeno necesita mucho más tiempo, dedicación y profundidad, pero puede invitar a una reflexión interesante.

Los días previos al 8M

El primer rastro sobre las menciones al 8M aparece el día 4 de marzo, alrededor de las 14:15 horas. Era Trending Topic en España los hashtag #8m2021 y #PROHIBIR.

Capturando ambos hastags con el software Atlas.ti y mediante la codificación automática de la utilización de hashtag en los tweets capturados, se facilita el análisis de contenido.

Para que quede claro sin lenguaje demasiado técnico, de los distintos tweets que el software permite capturar, ya que es un software con ciertas limitaciones, que fueron alrededor de 200 tweets, se clasificó los tweets emitidos dependiendo de los hashtags utilizados. El software permite analizar automáticamente la frecuencia de palabras del primer hashtag, que se adjunta a continuación:

Porcentaje de tweets según hashtag  el 8M. Autor: Elaboración propia, 04/03/2021
Porcentaje de tweets según hashtag el 8M. Autor: Elaboración propia, 04/03/2021

Y, para visibilizar mejor la cuestión, se expone a continuación una nube de etiquetas donde se reflejan las palabras más usadas alrededor de estos hastags:

Nube de etiquetas en Twitter el 8M. Autor: Elaboración propia, 04/03/2021.

Nube de etiquetas en Twitter el 8M. Autor: Elaboración propia, 04/03/2021.

A través de la representación radial de los tweets emitidos, se puede ver la conexión de los tweets con los hashtag utilizados.

Representación radial de etiquetas y hashtags el 8M. Autor: Elaboración propia, 08/03/2021.
Representación radial de etiquetas y hashtags el 8M. Autor: Elaboración propia, 08/03/2021.

En el centro de la representación axial, se encuentra el hashtag #8m2021 y a su alrededor todos los tweets capturados en ese momento. De esta imagen, que por su complejidad no se puede ver completa, se observa que el hashtag utilizado estaba directamente relacionado con otro; #niunamenos:

Tweets relacionados con el hashtag #8M2021 en la representación radial. Autor: Elaboración propia, 08/03/2021.

Tweets relacionados con el hashtag #8M2021 en la representación radial. Autor: Elaboración propia, 08/03/2021.

Durante los días siguientes, en Twitter existieron las tendencias #CeseaLaMinistra, en referencia a la ministra de Igualdad Irene Montero, #8Marzo y #prohibir, de nuevo. Si bien todos estos resultados fueron recabados, no pueden mostrarse por el mismo espacio y profundidad que exigen. Sin embargo, podrían ser analizados en un futuro con un trabajo mucho más elaborado y profundo.

El día del 8M

El 8 de marzo, alrededor de las 10:30 horas, se capturaron los tweets del hashtag #8Marzo2021 en streaming a través del software de visualización de datos Gephi.

El programa estuvo capturando tweets hasta las 19:30 horas. Debido al volumen de datos que pudo extraerse, se ha decidido compartir en esta ocasión un adelanto representativo del debate que tuvo lugar aquel día durante aproximadamente 10 horas, y que puede visualizarse a continuación:

Grafo representando las comunidades según ideología y tipo de tweet durante el 8M. Autor: Elaboración propia, 08/03/2020
Grafo representando las comunidades según ideología y tipo de tweet durante el 8M. Autor: Elaboración propia, 08/03/2020

Para que poder entender el grafo que se presenta, se decidió dar color a las distintas comunidades atendiendo a su simpatía, y los nodos, los distintos puntos que se ven en la imagen, representan cada persona que tuiteó aquel día en el foro #8Marzo2021.

Cuanto mayor sea el nodo, mayor grado de entrada y salida, es decir, de seguidores.¿Por qué se decidió utilizar el grado para la representación del grafo? Pues porque en un principio lo que interesa es conocer quién participó en el debate, pero también conocer quiénes fueron los influencers dentro de este, es decir, las cuentas con gran número de seguidores.

El primer debate, como bien puede presuponerse, se centraba en torno a la decisión de la Comunidad de Madrid de prohibir las concentraciones y manifestaciones feministas el 8M.

En el segundo día, el debate estuvo centrado en su mayoría por personalidades de la derecha y de la extrema derecha, exceptuando a la periodista Rosa María Artal.

Los nodos violetas se dividían entre activistas y asociaciones feministas que compartían fotografías y eslóganes reivindicativos. Los nodos de color negro, por su parte, representan a activistas de izquierdas y anarquistas que también apoyaban el movimiento y que compartían mensajes, imágenes y videos apoyando el movimiento, pero sin estar, en principio, directamente vinculados a colectivos feministas.

Al tenor de los datos analizados, a pesar de que no se trata de un análisis profundo, se puede deducir que la extrema derecha y parte de la derecha se estuvieron organizando para copar el debate el mismo 8M, pero ya empezando incluso desde los días previos al citado día.

El discurso machista y la necesidad del 8M

El análisis de Twitter expuesto, no obstante, requieren de cierta contextualización. ¿Es el discurso de la extrema derecha representativo de las necesidades y demandas de la sociedad en lo que respecta a la igualdad entre mujeres y hombres?¿O se trata de una estrategia organizada para usar las redes sociales en beneficio propio e invisibilizar problemas reales?

Al respecto, se pueden incorporar los datos de los resultados de la macro-encuesta de 2019 desarrollada por el Ministerio de Igualdad sobre violencia en cifras sobre el caso español.

En primer lugar, consultando la metodología utilizada se conoce que la edad media de las mujeres entrevistadas era de 49,76 años, con una desviación típica de 18,49 años. El nivel de formación varía siendo un 32,4% con estudios superiores de primera etapa, un 21,6 % secundarios de segunda etapa y con estudios universitarios un 23,1%.

El 86,9% eran mujeres nacidas en España frente a un 13,1% que nacieron en otro país.

Finalmente, las mujeres entrevistadas variaban en el tamaño del municipio de residencia siendo un 26,5% del total las que vivían en un municipio entre 10.001 a 50.000 habitantes, un 22,3% que vivían en municipios de 100.001 a 400.000 habitantes y un 14,2% de 2.001 a 10.000 habitantes.

Es decir, la encuesta incluye una multiplicidad de perfiles de mujeres entrevistadas, por lo que sus resultados finalmente dibujan un fenómeno común.

En primer lugar, es interesante apuntar el perfil del agresor, en cuanto a la violencia física ejercida a la mujer. De las mujeres que reconocían haber sufrido violencia física, el perfil del hombre agresor respondía a un hombre de edad variable entre 35 años y más de 65. El nivel de formación variaba desde sin formación o con estudios primarios hasta secundarios de segunda etapa y en su mayoría, españoles.

Fuente: Ministerio de Igualdad

Como la violencia física ha sido quizás un tema recurrente en cuanto a la sensibilización de la población española, sería interesante entender la violencia psicológica emocional que es sufrida por las mujeres. El estudio analizó la frecuencia de esta violencia a través de un cuestionario con los siguientes ítems:

  1. La ha insultado o hecho sentirse mal con usted misma.
  2. La ha menospreciado o humillado delante de otras personas.
  3. La ha asustado o intimidado a propósito (por ejemplo gritándole, rompiendo cosas, golpeando paredes o mirándola de determinada forma)
  4. La ha amenazado verbalmente con hacerle daño a Ud.
  5. La ha amenazado verbalmente con hacerle daño a sus hijos/as o a alguna otra persona que es/era importante para Ud.
  6. La ha amenazado con hacerse daño a sí mismo/a si usted lo/la deja.
  7. La ha amenazado con quitarle a sus hijos/as.

Del total de mujeres entrevistadas de más de 16 años de edad, el 23,2% de ellas reconoce haber sufrido violencia psicológica emocional de alguna pareja. La macro-encuesta extrapola la cifra a la población calculando una estimación de 4.744.106 mujeres residentes en España que han sufrido violencia psicológica de alguna pareja o expareja a lo largo de sus vidas.

Fuente: Ministerio de Igualdad

El 14,9% de las mujeres que ha sufrido violencia psicológica emocional con su pareja actual reconocen que esta violencia ha tenido lugar en una sola ocasión frente al 84,3% que manifiestan que ha sucedido en más de una ocasión. En el caso de las mujeres que afirman que han sufrido abusos emocionales en el pasado, el 8,2% afirman que los sufrieron en una sola ocasión frente al 91,3% que afirman que ocurrió más de una vez. En cuanto al perfil del agresor psicológico, se encuentran diferencias con respecto al agresor físico, se adjunta la tabla para que pueda consultarse:

Fuente: Ministerio de Igualdad

Si se observa bien puede extraerse un perfil tan amplio que casi es indeterminado; fluctúa entre 25 y más de 65 años, con un nivel de formación entre estudios primarios y universitarios. Las variables más consistentes son la nacionalidad (española) y el género (hombre).

Las consecuencias de las violencias hacia las mujeres

La violencia, tanto física como psicológica tiene unos costes para la mujer que frecuentemente se ignoran cuando se publican en los telediarios y matinales. Sin embargo, la macro-encuesta elaborada por el Ministerio de Igualdad arroja bastante luz al respecto.

El 10% de la mujeres que han padecido violencia física o sexual de la pareja actual recibieron asistencia médica, el 7,6% reconocieron no haberla tenido, pese a haberla necesitado. Los bajos datos no indican falta de severidad pues “la mayor parte de las relaciones sexuales forzadas no producen lesiones físicas”.

El 48,2% de las mujeres que sufren violencia psicológica con su pareja actual y el 74,7% de mujeres que han reconocido que la sufrieron con parejas en un pasado reconocen que la violencia les ha producido consecuencias psicológicas.

Para aquellas mujeres que además de la violencia psicológica, han sufrido violencia sexual, este porcentaje se eleva desde al 62% y 81% para aquellas que sufren violencia o la han sufrido respectivamente.

Las consecuencias psicológicas más citadas son: pérdida de autoestima, 54,9%; ansiedad, 40,4%; desesperación, 42,7%; y problemas de sueño o alimentación un 41,9%. Para las mujeres que además han sufrido violencia sexual la pérdida de autoestima se cita en un 61%, la desesperación un 50% y se suman los pensamientos o intentos de suicido con un 12,3%.

Es importante añadir que el consumo de sustancias para afrontar los episodios de violencia en pareja es también un problema asociado en el que una de cada cuatro mujeres ha reconocido que han consumido alguna sustancia para afrontar lo sucedido como medicamentos, 22,4%; alcohol, 5,3%; y drogas, 2,8%.

Si sólo se tiene en cuenta a aquellas mujeres que han sufrido violencia física o sexual una de cada tres reconoce haber consumido sustancias para afrontarlo, un 28,8% medicamentos, un 7,4% alcohol y un 4% drogas.

Como puede imaginarse, las consecuencias de la violencia en pareja, no sólo afecta de forma temporal sino que el de las mujeres entrevistadas con una discapacidad igual o superior al 33% afirman que su discapacidad es consecuencia de la violencia ejercida sobre ellas por sus parejas.

El 66,9% de las mujeres que han sufrido cualquier tipo de violencia en pareja no han buscado ayuda. El 70,2% afirman que lo han resuelto ellas solas, el 23,9% no concedieron suficiente importancia a lo sucedido, el 7,8%, por vergüenza. El 9,4%, por miedo.

Por lo tanto, puede deducirse que el peso de las reivindicaciones feministas se invisibiliza de manera organizada, especialmente durante el 8M, con claras motivaciones políticas, máxime cuando se observa que los hastags contrarios a estas demandas proceden de cuentas afines a la extrema derecha.

En el grafo realizado anteriormente, los nodos grises se correspondían a usuarias, es decir, que el grafo expulsa a la periferia aquellos usuarios que no tienen apenas representación en la discusión, que no tienen un número representativo de seguidores o réplicas.

El 8M, el día de la mujer, el debate en redes sociales estaba dirigido por hombres de derecha o extrema derecha con un número de seguidores envidiable para quien necesite o quiera notoriedad en redes.

Mientras tanto, en la periferia, activistas y mujeres nos seguían recordando que, tal y como dijo la activista Ángela David: “El feminismo es la idea radical que sostiene que las mujeres somos personas”.

Tatiana Fernández

Articulista. Socióloga mediocre y Politóloga de mercadillo. Doctoranda en la Universidad de la Calle y azote de la academia universitaria. Como trabajadora precaria he sufrido a tu cuñado, a tu prima la moderna del pueblo y a tu colega que pasaba el tiempo en 4Chan y hoy hace guiños a la ultraderecha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.