Vox afianza su ‘internacional anticomunista’ intentando captar a futuros líderes políticos latinoamiercanos

El partido de extrema derecha Vox continúa en su intento de construir una suerte de «internacional anticomunista» tratando de aumentar y afianzar su influencia en América Latina. En esa misma línea, comenzada desde la creación del think tank Disenso y con la creación del diario La Gaceta de la Iberosfera, han puesto en marcha un programa para captar a gente joven a través de cursos de formación en países donde Vox ha conseguido ciertas alianzas.

Y es que las redes de la extrema derecha, tras haberse afianzado en Europa con la iniciativa de Fidesz y Ley y Justicia en Hungría y en Polonia respectivamente, donde el partido liderado por Santiago Abascal podría tener un rol clave, Vox se ha centrado en convertirse en la referencia de la ultraderecha en el continente americano aprovechando el hecho de compartir una lengua y una historia comunes, lo que han denominado como Iberosfera. Así, Vox se ha presentado frente a Donald Trump y el ala radical del Partido Republicano, aprovechando las redes tejidas antaño por Rafael Bardají en la época del PP de José María Aznar, como un interlocutor entre la extrema derecha americana.

Así, Vox persigue con Disenso el mismo objetivo iniciado, de hecho, por la Fundación FAES de Aznar, que puso en marcha durante varios años programas parecidos en América Latina, África y Oriente Medio, un antecedente claro de esta «internacional anticomunista».

Becas para ‘combatir el avance del comunismo’

Ivan Espinosa de los Monteros, Santiago Abascal y Hermman Terscht en la American Conservative Union de 2020. Internacional anticomunista. Autor: Santiago Abascal. Fuente: Cuenta de Twitter @Santi_ABASCAL
Ivan Espinosa de los Monteros, Santiago Abascal y Hermman Terscht en la American Conservative Union de 2020. Autor: Santiago Abascal. Fuente: Cuenta de Twitter @Santi_ABASCAL

Así, el programa iniciado por Disenso consiste en 10 becas, una por persona y país, con todos los gastos pagados, para jóvenes entre 25 y 35 años con formación en ciencias sociales, al menos tres años de experiencia en el ámbito político y con cierta influencia en redes sociales, y que consistirá en dos semanas de conferencias y cursos. Una iniciativa con el objetivo claro de lanzar futuros líderes políticos en el panorama político latinoamericano.

Estas conferencias se darán en el extranjero, en países como Estados Unidos, España, Italia, Polonia y Francia, donde Vox cuenta con sus principales socios y alianzas, y donde de hecho participarán miembros del grupo parlamentario de los Conservadores y Reformistas Europeos (ECR), la organización europea a la que pertenece Vox y donde también está Ley y Justicia y Hermanos de Italia, entre otros.

En Francia, donde las relaciones con Agrupación de Marine Le Pen no están en su mejor momento, contarán con su sobrina, Marion Maréchal Le Pen, que defiende postulados más ultraconservadores y que lidera el Instituto Superior de Sociología, Economía y Política (ISSEP), un think tank ultraderechista creado en 2018 y que abrió su sede en Madrid en 2020.

En Estados Unidos, Vox cuenta con buenas redes gracias al trabajo previo realizado por el antiguo asesor de Aznar, Rafael Bardají, y por la asistencia del partido a la CPAC, la Conferencia de Acción Política Conservadora, un foro organizado por la Unión Conservadora Estadounidense y que año tras año reúne a toda la élite derechista del país y también a nivel internacional, y donde ha asistido por ejemplo Steve Bannon, el que fuera en 2016 asesor de la campaña de Donald Trump y una de las cabezas destacadas de la nueva derecha radical o alt-right.

En América Latina, por su lado, Vox se ha acercado a líderes como Eduardo Bolsonaro, el hijo del ultraderechista y polémico presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, así como al colombiano José Antonio Kast o Antonio Ledesma, exalcalde de Caracas, capital de Venezuela. Esto se ha visto en la firma de manifiestos y acuerdos conjuntos, amén de entrevistas y otras acciones políticas.

Por el momento, la influencia de Vox en su ansiada «Iberosfera» es limitada, pero su objetivo de resucitar su conato de Imperio Español sigue en pie a través de esta especie de «internacional anticomunista».

Adrián Juste

Jefe de Redacción de Al Descubierto. Psicólogo especializado en neuropsicología infantil, recursos humanos, educador social y activista, participando en movimientos sociales y abogando por un mundo igualitario, con justicia social y ambiental. Luchando por utopías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.