Quién es quién en la manifestación fascista de Chueca

El pasado sábado 18, una manifestación de la extrema derecha posfascista recorrió las calles de Madrid tiñéndolas de homofobia, racismo y actitudes antidemocráticas. Concretamente, las del barrio LGTB por excelencia de la capital española, Chueca, acudiendo a la Plaza Pedro Zerolo y después recorriendo varias calles importantes, como Gran Vía.

Esta manifestación estuvo participada por unos pocos cientos de personas y varios colectivos distintos que, con banderas españolas, simbología fascista o de sus respectivos grupos, marcharon por la ciudad.

Teóricamente, esta manifestación estaba convocada contra la “agenda 2030/2050”, unos objetivos marcados por distintos gobiernos de múltiples signos para crear un futuro mas sostenible que ha sido señalado por la extrema derecha como una de sus nuevas teorías conspirativas y diciendo sobre ella que es “un atentado contra la cultura e identidad de los pueblos de España”, entre otras lindezas.

Esta manifestación pronto dejó (si es que alguna vez este fue su objetivo) su protesta contra estas agendas y pronto se convirtió en una exaltación fascista donde se corearon cantos como “fuera maricas de nuestros barrios”, “fuera sidosos de Madrid”, “aquí están los nacionalistas” y frases grabadas como “si no eres blanco, no eres español”. Todo ello acompañado por bengalas, ruido y una tremenda agresividad, por otro lado característica de grupúsculos de este calibre.

Esta actuación de la extrema derecha más neofascista no sentó nada bien al resto de la ultraderecha, más representada en la corriente de la Nueva Derecha, con objetivos e ideologías casi calcadas, pero que intentan desprenderse de la simbología netamente fascista y de los clásicos discursos del pasado en un intento de ganar apoyo popular.

Así, en un ejercicio de pirueta discursiva, de fake news y de posverdad, Vox, la principal fuerza de la extrema derecha española, acusó a la manifestación de ser “una cloaca socialista”, es decir, de haber sido urdida y planeada desde el Gobierno de España, un montaje para tratar de justificar una agenda política. Afines a Vox y al discurso reaccionario sostienen, derecho, que la homofobia y el racismo estructural no existen y que esta manifestación ha sido permitida e incluso planeada para dar argumentos a los partidos que conforman el gobierno para aprobar leyes que, a su juicio, atentan contra las libertades fundamentales.

Pero la realidad es que está muy bien documentado quiénes participaron, cuáles fueron las caras visibles y qué medios promovieron esta manifestación que, lejos de ser un acto espontáneo, fue planificada a lo largo de varios días en los cuales diversos colectivos neonazis y posfascistas se fueron adhiriendo. Conviene realizar un análisis de los mismos para intentar entender la magnitud y la verdad de lo sucedido.

Asociaciones y colectivos

Varias asociaciones y colectivos de extrema derecha participaron en la manifestación fascista de Chueca. Muchos de estos grupos neonazis se han camuflado bajo supuestas “asociaciones de vecinos” done ellos son los únicos participantes, mientras que otros son más fácilmente identificables.

Madrid Seguro

Este colectivo se supone que es una federación de asociaciones vecinales madrileñas que realiza actividades de distinto signo. Su símbolo es una panorámica de la ciudad de Madrid y la bandera española como cielo sobre fondo negro.

Las nuevas asociaciones que recoge nacen “en contraposición a las asociaciones de vecinos tradicionales”. Todas ellas son muy recientes, como el caso de Madrid Seguro: por ejemplo, el inicio de su actividad en la red social Twitter es el 21 de abril de 2021.

Entre sus principios fundacionales se encuentran pilares ideológicos clásicos de la extrema derecha como la “defensa de la cultura europea”, la defensa de los barrios frente a la supuesta amenaza de la inmigración o el apoyo solo a españoles (generalmente por el principio del “Ius Sanguinis” o derecho de sangre, negando ayuda a personas inmigrantes nacionalizadas) camuflados con otros más de carácter local para camuflar la ideología que nutre su acción, como el apoyo a los comerciantes locales.

En los principios fundamentales expuesto en su web se puede ven claramente el clásico lenguaje ultraderechista: “La reivindicación de la cultura e identidad de los pueblos de Europa a través de iniciativas que tienen como base nuestros barrios – unidad esencial de actuación- “o “Trabajamos por unos barrios seguros. Consideramos que los Centros de primera acogida y pisos tutelados son un foco de inseguridad y desestabilización de nuestros barrios.

En teoría esta organización recoge a distintas asociaciones de vecinos como la Asociación de vecinos San Blas/Canillejas, Asociación de vecinos Pinar de Chamartín & Hortaleza “Carlomagno”, Asociación de vecinos de Coslada & San Fernando de Henares Villamantina y Getafe Nacional Revolucionario.

Todas estas asociaciones se distinguen por su reciente creación en el tiempo, naciendo tras el confinamiento y, muy probablemente, motivadas por la creciente aceptación del discurso populista de derechas y por el descontento generado por la crisis sanitaria y las medidas aprobadas para frenarla.

Armando Rodríguez parece el portavoz de este movimiento. Tal y como averiguó el experto en desinformación digital, Julián Macías Tovar, Armando Rodríguez tuiteaba especialmente en sus cuentas a Vox, mensajes de Santiago Abascal o de Resiste España, el “movimiento de corredores por España apolítico” que cada vez ha ido más elevando el tono y mostrando su vertiente ultraderechista atacando al gobierno “social y comunista” y mostrando sus amistades con movimientos ultraderechistas.

Armando Rodríguez participó en una tertulia de Intereconomía donde habló de la marcha del sábado. A día de hoy, ya ha eliminado sus cuentas en redes sociales.

Asociación de Vecinos de San Blas-Canillejas

San Blas-Canillejas es una zona con un tradicional y amplio movimiento neonazi que ha tenido multitud de formas y colectivos. Es decir, prácticamente el mismo número y podría decirse que casi incluso las mismas personas, han ido saltando de grupúsculo en grupúsculo en función de intereses y contextos determinados, algo muy habitual en la escena neonazi.

Esta nueva representación, en forma de “asociación de vecinos” tiene unos objetivos fundacionales casi calcados a los de Madrid Seguro, mezclando las actividades caritativas (como el reparto de alimentos solo a “españoles”) con el ataque incesante a la inmigración, en especial a los menores extranjeros no tutelados (llamados menas de forma despectiva). Su logo es una bandera de España.

La asociación tiene como portavoz a Alberto Ayala Cantalicio, un líder ultraderechista histórico. Fue él y esta asociación los que inscribieron la marcha en el barrio de Chueca y los que lanzaron la convocatoria en primera instancia.

Alberto Ayala Cantalicio tiene todo un historial de violencia:  fue líder del violento grupo ultra Juventudes Canillejas, una de las facciones más violentas de los Ultrasur. Además no es desconocido para la policía siendo detenido hasta en seis ocasiones por diferentes delitos como: agresiones a reporteros gráficos, agresiones a ciudadanos marroquís, atentado a la autoridad, intento de quema de un bar, etc.

Ha participado como tertuliano en Intereconomía.

Asociación de vecinos del Pinar de Chamartin y Hortaleza Carlomagno

Esta es otra asociación de vecinos que responde fielmente al esquema ya diseñado por la “asociación de vecinos” de San Blas Canillejas, haciéndose pasar por una agrupación vecinal más, pero que una lectura en profundidad permite ver su ideología neonazi.

La supuesta asociación colabora con Madrid Seguro y realiza las típicas actividades caritativas ya mencionadas, siempre manteniendo una iconografía ultranacionalista.

Investigando sus redes sociales, se puede ver cómo comparten multitud de contenido posfascista, compartiendo mensajes del grupo neonazi Bastión Frontal, quienes plantaron cara a Pablo Iglesias en el barrio de Coslada durante las elecciones madrileñas, sobre José Antonio Primo de Rivera o de Democracia Nacional.

Otras supuestas asociaciones de vecinos

Otras asociaciones que participaron en la manifestación fascista de Chueca y nombradas por Madrid Seguro son la Asociación de vecinos Villamantilla o la Asociación de vecinos de Coslada y San Fernando de Henares. Estas asociaciones no tienen una actividad rastreable en la red y posiblemente tampoco fuera de ella, a pie de calle. Por lo tanto, podría tratarse de una estrategia coordinada por parte de estos grupos para penetrar en los tejidos sociales y librarse del estigma de su simbología, intentando fingir ser grupos de la sociedad civil.

Getafe Nacional Revolucionario

Este grupo fundado a finales de 2019 tuvo una incesante actividad durante el las fases de la desescalada tras el confinamiento, dedicándose a labores caritativas (recogida y reparto de alimentos, ropa…) a la par que atacando al «gobierno socialcomunista» y la ideología progresista. El grupo es especialmente virulento con la inmigración y ha apoyado al partido nazi griego Amanecer Dorado.

El grupo intentó entonces confundirse en otras iniciativas más alejadas de la estética fascista, como fue la conformación de la iniciativa «Mascarillas Rojigualdas» junto a otros colectivos neofascistas, como quedó analizado en el extenso informe de la Fundación Rosa Luxemburgo.

Está estrechamente vinculado al grupos de «asociaciones de vecinos», apareciendo sus enseñas en las múltiples acciones de otros grupos.

Plataforma El Pueblo por la Verdad

Apenas hay información de una Plataforma con este nombre, siendo la más similar El Pueblo por la Verdad Barcelona. Esta plataforma comparte todo tipo de contenido negacionista sobre el Covid19, aparte de todo tipo de referencias a las teorías de la conspiración compartidas con la extrema derecha como las relativas al Nuevo Orden Mundial, el plan de las élites, negacionismo hacia el coronavirus, etc.

Plataforma Cultural-Ñ

Esta plataforma que también se adhirió a la manifestación fascista de Chueca apenas cuenta con una actividad registrable en líneas generales.

Durante este año, organizó distintas concentraciones, siempre con un mensaje contra la «igualdad de género», como la del 26 de marzo, donde colaba un mensaje antiigualdad en una manifestación por los autónomos: “Ni la violencia ni esta crisis tienen género”.

Observando sus redes sociales, puede verse cómo promulga mensajes contra la inmigración y la igualdad de género, al tiempo que comparte contenido de distintos grupos de extrema derecha como Hacer Nación, Resiste España y en especial Vox, insistiendo en su contenido e incluso pidiendo el voto el partido liderado por Santiago Abascal.

Plataforma por la Dignidad, la Libertad y la Vida

Aunque la participación de esta supuesta plataforma estaba anunciada en la manifestación fascista de Chueca por Madrid Seguro y la Asociación Vecinal San Blas Canillejas, no hay registro en redes de su actividad, ni de que acudiera alguien identificándose con esta denominación.

Por otro lado, su nombre se parece bastante al de otra asociación de reciente creación: la Asamblea por la Vida, la Libertad y la Dignidad. Y es posible que su parecido sea más que el nombre, ya que esta última esta creada y dirigida por Jaime Mayor Oreja, exministro de Aznar y uno de los pesos pesados del ultracatolicismo español.

Partidos Políticos

Algunos partidos políticos participaron en la manifestación fascista de Chueca, siendo uno de ellos un histórico del neofascismo español.

España 2000

Logotipo de España 2000

Esta formación política fue fundada en 2002 por el histórico líder ultraderechista valenciano José Luis Roberto, que sigue siendo su líder, apodado de forma despectiva como «El Cojo».

España 2000 se define como “patriota, social y democrático”, si bien es catalogado como de extrema derecha por sus postulados ultranacionalistas, xenófobos y abiertamente racistas, afín a la derecha radical populista europea y que nació en su momento con la idea de capitalizar el creciente discurso populista de derechas que asomaba en Francia y en Italia, tratando de ocupar el espacio dejado por el histórico líder Blas Piñar. De hecho, su logotipo está inspirado en el antiguo símbolo del Frente Nacional de Francia (desde 2018, Agrupación Nacional).

Hizo popular en el país el lema “Los españoles primero”, así como distintas campañas contra la inmigración y a favor de la discriminación de personas foráneas de las ayudas y servicios sociales, lo que se ha visto en protestas a pie de calle y también mediante acciones solidarias solo para españoles. También organizan manifestaciones el 12 de octubre, Día de la Hispanidad, así como celebraciones tales como el aniversario del golpe de Estado de Francisco Franco.

Tiene su origen en la coalición Plataforma España 2000, de la cual formaban parte cuatro partidos: Democracia Nacional (DN), Movimiento Social Republicano (MSR), Partido Nacional del Trabajo (PNT) y Vértice Español (VE). Esta plataforma estuvo apoyada por el Frente Nacional de Francia (hoy Agrupación Nacional) y buscaba “reunificar el patriotismo en España”.

Junto a España 2000 participó Juventud Nacional, la facción juvenil del partido político, la cual se entrena en un gimnasio de la provincia de Valencia para prepararse para la «guerra callejera».

José Luis Roberto tuvo un papel significativo en la marcha ultraderechista del sábado, siendo uno de los oradores finales de esta:

José Luis Roberto fue muy crítico con las palabras de Santiago Abascal acusando a la manifestación de ser una cloaca socialista, dándole una potente respuesta en su web y acusando a Abascal de ser una “mala copia” suya.

Y eso pese a que, en 2019 España 2000, decidió no presentarse para favorecer el éxito de Vox.

Partido Orden y Ley (POLE)

Este partido se presentó en las elecciones generales de 2010 está dirigido por el inspector de policía Gonzalo Chicharro y también participó en la manifestación fascista de Chueca.

La muestra del nombre ya debería al menos poner sobre aviso a un lector, ya que el “ley y orden” suele ser un clásico de las campañas derechistas. También es de lo más curioso que el acrónimo sea “POLE” una palabra referencial dentro del foro de internet “Forocoches” una de las comunidades más grandes en español y donde la extrema derecha se ha hecho fuerte y radicalizado a sus miembros.

Por supuesto esta formación se presentaba lejana a encasillarse en el eje ideológico: “no nos identificamos con la izquierda, el centro ni la derecha” (por otro lado, un clásico de la extrema derecha)

Por supuesto, una vista a su programa político deja pocas dudas sobre este eje derechista, trufando todo su programa de ultranacionalismo: ensalzamiento del Imperio español y la españolidad (“la esencia del héroe”), “la conciencia española en constante superación”, los intereses de España y utilizando el vocabulario propio de la extrema derecha más clásica, generalmente relacionado con valores presupuestalmente viriles y r con la épica de la batalla: la heroicidad, la lealtad, el honor, la grandeza, etc..

Sin duda la manifestación del sábado junto a España 2000 y colectivos neonazis, aclara cualquier duda que pudiera haber.

Una evidencia innegable

El carácter ultraderechista de la manifestación fascista de Chueca es innegable. Todos los elementos pertenecen incuestionablemente a este eje ideológico con la presencia de la simbología, cánticos y también participantes. No tiene ningún sentido afirmar que la mano del Gobierno pueda estar detrás, como los propios participantes y convocantes han declarado.

La mayoría de estos últimos no solo pertenecen a grupos neonazis reconocidos, sino que en muchos casos son personajes que tienen detrás una conocida y larga trayectoria, como es el caso José Luis Roberto.

Lo que tendría que hacer reflexionar es hasta qué punto la nueva derecha radical esta dispuesta a intentar retorcer la realidad, acusando Santiago Abascal a la marcha de ser una «cloaca socialista» y un supuesto montaje a un hecho que clama por su evidencia.

Esta es la base de la nueva alt-right: si no coincide con su agenda, la extrema derecha mentirá lo que sea necesario para negarlo, usando bulos, noticias falsas o teorías conspirativas.

Además, otro hecho sorpresivo es la influencia y el ruido que es capaz de causar la extrema derecha solo con el discurso, provocando que el resto de participantes en la política tengan que salir a negar lo que solo se puede calificar de “chaladuras” pese a la evidencia. Quizás es algo sobre lo que habría que reflexionar.

Por otro lado, otro tema que da que pensar es la mutación del posfascismo en su búsqueda por penetrar en la realidad social. La diferencia de estos grupos con la nueva derecha radical o alt-right, es que estos primeros no desean renegar de su identidad y de su iconografía.

Pero la mutación a teóricas «asociaciones de vecinos», plataformas y colectivos varios, junto a los actos de caridad, muestra un trabajo de base y una profunda voluntad en intentar abrirse un hueco en la realidad social y conformar un espacio para la extrema derecha fascista con métodos más sutiles. Sin duda, habrá que estar alerta y dejarles Al Descubierto.

Juan Francisco Albert

Director de Al Descubierto. Estudiante de Ciencias Políticas y máster en Política Mediática. Apasionado del estudio y análisis del hecho político, con especial interés en el fenómeno de la extrema derecha, sobre la que llevo formándome desde 2012. Firme defensor de que en política no todo es opinable y los datos, fuentes y teorías de la ciencia social y política deben acompañar cualquier análisis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.