Eric Zemmour, candidato ultraderechista, condenado de nuevo por incitación al odio racial mientras se hunde en los sondeos

Éric Zemmour, líder de la plataforma ¡Reconquista! (R!), conocido como el ‘Trump francés’ y candidato a las elecciones presidenciales que se celebran este mes de abril, ha sido condenado de nuevo por incitación al odio racial debido a unas declaraciones de 2020 en las que dijo que los menores extranjeros no acompañados (a los que se la extrema derecha denomina despectivamente «menas»).

En concreto, les llamó «ladrones, asesinos y violadores» durante la emisión en su antiguo programa de CNews, el que lo llevaría a la fama, una cadena conocida por su sesgo ultraconservador. «No tienen nada que hacer aquí, son ladrones, asesinos, violadores, es todo lo que son. Hay que expulsarles, no deberían ni venir (…) es una invasión permanente, hay un problema político con la inmigración», fueron las palabras emitidas por Zemmour como respuesta al último atentado contra la revista Chalie Hebdo en septiembre de 2020.

Zemmour, que no acudió a la vista, respondió en un comunicado que recurrirá la condena, calificada de «ideológica y estúpida». «Queremos el fin de este sistema que cada día aprieta el torniquete a la libertad de expresión y al debate democrático. Este sistema fabrica el delito de opinión de manera industrial. Hay una necesidad urgente de expulsar la ideología de los tribunales. La justicia debe volver a ser justicia.», escribió en un tuit donde adjunta el comunicado.

En declaraciones a la prensa, Zemmour también ha dicho que le resulta ridículo que se le condene por odio racial «cuando los menores no acompañados no son una raza«. Seguidamente, ha afirmado «responsables del 96 % de los robos de móviles en Francia». «Creo que la mayor parte ni son menores, ni están aislados: les envían sus padres a robar», ha dicho, sin aportar ningún dato ni fuente, y volviendo a agitar un discurso racista y xenófobo.

Entre todas sus afirmaciones, ha cargado también contra las asociaciones antirracistas que le han denunciado, acusando a los jueces de «ceder a los caprichos» de estas organizaciones.

Zemmour: un globo que se desinfla

Esta es la tercera vez que Eric Zemmour (la primera vez en 2011 y la segunda en 2018), que en sus mítines es arropado por reconocidos militantes neonazis, es condenado por xenofobia y racismo. Sin embargo, acumula una quincena de juicios en este sentido. El próximo jueves será juzgado por negacionismo de crímenes de la humanidad al afirmar en 2019, también en su programa de CNews, que el régimen de la Francia de Vichy, títere de la Alemania Nazi durante la Segunda Guerra Mundial, en realidad «salvó» a judíos franceses.

Eric Zemmour, que se dio a conocer en el año 2000 como cronista político en la revista Le Figaro y que saltó a la fama con su propio programa en la cadena CNews, después de haber estado anteriormente en otros dos en cadenas diferentes como tertuliano. Previamente, había trabajado de reportero en Le Quotidien de París.

Su fama se debe a un estilo de comunicación polémico y directo, donde dirige su dedo acusador sin medias tintas, motivo por el cual se ha ganado el apodo de «el Trump francés». Entre 2011 y 2021, su programa de televisión consiguió amplia popularidad. En 2014, su libro, El suicidio francés, llegó a vender 500.000 ejemplares, siendo número uno en ventas. Tiene unas 17 obras en su haber, entre libros y ensayos. Su último libro, Francia no ha dicho su última palabra, vendió 80.000 ejemplares solo en su primera semana.

La seña de identidad de Zemmour, además de su estilo, es su ataque constante a la inmigración. Es ferviente creyente de la conspiración conocida como «El Gran Reemplazo», que consiste en creer que existe un plan premeditado, o bien que se está dando un fenómeno demográfico, mediante el cual la población autóctona de Europa será sustituida por personas migrantes.

Por supuesto, también se caracteriza por su ultranacionalismo exacerbado y por posiciones reaccionarias, atacando con fuerza el feminismo, los derechos de las personas LGTB y al discurso progresista.

La popularidad de Zemmour ha llegado a rivalizar con la de Marine Le Pen, la líder de extrema derecha de Agrupación Nacional (RN). Así, antes de que Zemmour manifestase su intención de acudir a las urnas, ya era uno de los favoritos para ganar la carrera al Elíseo, con una intención de voto de entre el 10% y el 13% según algunos sondeos y estimaciones en octubre de 2021. A finales de mes, varios sondeos ya le situaban por delante de la veterana ultraderechista.

Apenas unas dos semanas después, durante la segunda semana de noviembre, las encuestas colocaban a Zemmour en segunda posición, entre 7 y 5 puntos por detrás de Emmanuel Macrón, el actual presidente de Francia. En aquel momento, todavía no se había postulado a las elecciones. Lo hizo finalmente a finales de mes con su plataforma ¡Reconquista!, el 30 de noviembre. Para entonces, los sondeos ya estaban empezando a marcar el inicio de su declive.

Tras acumular varias polémicas, al tenor de lo publicado por Europa Press, Eric Zemmour se encontraría ahora mismo fuera de toda posibilidad de debatirse en duelo en la segunda vuelta con Macron, situándose en cuarta posición por detrás de Le Pen y Pécresse (Los Republicanos, derecha conservadora), que estarían disputándose el segundo puesto.

El barómetro de OpinionWay, el más reciente disponible, sitúa a Macron en el primer puesto con un 24%, seguida de Le Pen y Pécresse con un 18% ambas, después Zemmour con un 12%, Mélenchon (La Francia Insumisa, izquierda) con un 10% y Jadot con un 6% (Europa Ecologista-Los Verdes). Este sondeo confirmaría lo que varios analistas han adelantado ya: la profunda derechización de la sociedad francesa, al acumular las candidaturas de derechas un 72% de intención de voto.

Por otro lado, un 62% de los franceses creen que Zemmour es «un peligro para la democracia», según un sondeo publicado por Le Monde y Franceinfo. Es así el candidato que más recelo despierta, por encima de Marine Le Pen, señalada como un peligro por el 50% de las personas entrevistadas.

En otro sondeo donde se hace una simulación de una hipotética segunda vuelta entre Macron y Zemmour, el presidente de Francia obtendría el 63% de los votos, muy alejado del 37% que sacaría Zemmour.

De seguir esta tendencia, Zemmour podría llegar completamente desinflado al día de la celebración de los comicios, esfumándose toda posibilidad de desbancar a Marine Le Pen, y mucho menos a Macron. No obstante, todavía quedan varios meses y la opinión de la gente es extremadamente volátil.

Enlaces y fuentes:

– Foto de portada: Eric Zemmour. Autor: IlianDerex, 05/12/2021. Fuente: Wikimedia Commons (CC BY-SA 4.0)

Adrián Juste

Jefe de Redacción de Al Descubierto. Psicólogo especializado en neuropsicología infantil, recursos humanos, educador social y activista, participando en movimientos sociales y abogando por un mundo igualitario, con justicia social y ambiental. Luchando por utopías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.