Acusado de violación el director de comunicación del candidato ultraderechista francés Eric Zemmour

Olivier Ubéda, director de eventos y comunicación de Eric Zemmour, candidato a las elecciones presidenciales de Francia de este año, ha sido acusado de violación. La presunta víctima, un joven becario de 18 años que ha decidido permanecer en el anonimato, ha denunciado al polémico personaje por obligarle a mantener sexo oral mediante manipulaciones y coacciones.

Este veterano experto en comunicación ha estado ampliamente relacionado con la derecha francesa, trabajando en los 2000 como relaciones públicas para la Unión por un Movimiento Popular (UMP) de Alain Juppé. Posteriormente se unió a Nicolás Sarkozy en 2007 durante la campaña que le llevó al Elíseo.

En esta primavera, Ubéda, de 51 años, anunció que se incorporaba al equipo de Eric Zemmour como director de eventos y de comunicación mediante su consultora, es decir, en la práctica funciona como una especie de director de campaña. El denunciante se unió como becario a la consultora en primavera. El denunciante asegura que los abusos empezaron aquí y se prolongaron hasta otoño.

Actualmente, la consultora de estrategia e influencia de Ubéda no existe ya que entró en quiebra y fue inhabilitado legalmente para dirigir o administrar una sociedad.

Estos hechos no son nuevos, sino que el joven los denunció el pasado 9 de diciembre, tras lo que la fiscal de Paris, Laure Beccuau, abrió un procedimiento por el caso. Así, Olivier Ubéda fue interrogado este martes por la policía en un diligencia previa.

El director de comunicaciones de Zemmour, que ha estado casado 17 años, niega totalmente la acusación que lo ha convertido en el inesperado centro de la campaña.

Una “conspiración” contra Zemmour

“A veces #MeToo es un mito”, ha espetado Ubéda, que se ha mostrado tajante ante las acusaciones de violación: “Yo no violo a la gente”

En este sentido, el asesor ha defendido que se trata de una estrategia para desprestigiar la campaña de Zemmour: “Un escenario destinado a desprestigiar al que hace bonitos encuentros de Zemmour, a setenta días de la primera vuelta”.

Ha dicho que la denuncia es difamatoria y que solo actuará cuando sepa la identidad de la persona que lo denuncia. Además, ha añadido que él no ha trabajado con becarios tan jóvenes.

De esta manera, el asesor ha seguido vendiendo en sus redes que todo esto es un plan orquestado contra Eric Zemmour.

«Trabajar para Z [Éric Zemmour]:

1/ tu esposa es despedida de su trabajo

2/ las autoridades fiscales son demasiado entusiastas

3/ te acusan de violación

«A los medios les encanta. Querer romper lo que funciona. Ensuciar para detener. Da asco. ¿Quién lo creerá? ¿Quién es el próximo?»

Varias personas cercanas al entorno de Ubéda y Zemmour han sido interrogadas. Por ahora han negado haber visto estas actitudes por parte del acusado. Las investigaciones siguen adelante.

Una campaña en caída libre

La noticia de la candidatura de Zemmour causó un gran impacto en la población francesa, cosechando un inusitado apoyo incluso antes de ser anunciada formalmente. Los primeros sondeos vaticinaban que el apodado como “Trump francés” contaba con un apoyo de entre el 10% y el 13%, dando un buen bocado a los electores de Marine Le Pen, de Agrupación Nacional (RN), la otra formación de extrema derecha.

Conforme las semanas iban pasando, esta tendencia se acrecentaba, marcando el declive de Marine Le Pen y convirtiendo a Zemmour en el futurible rival de Macron, con entre un 16,5% y un 18%.

Pero parece que de esto ha pasado toda una vida, con un Zemmour en caída libre.

Las recientes encuestas sitúan a Zemmour como el cuarto en la competición electoral con un 13% de intención de voto mientras le acosan los escándalos. Le superarían pues el favorito, el presidente Emmanuel Macron con un cómodo 25% de intención de voto. Después Marine Le Pen, de Agrupación Nacional (RN) con un 15%, estando empatada con Valérie Pécresse de Los Republicanos (LR).

Pécresse ha sido la gran revelación de esta campaña, encontrándose en un duelo con Le Pen para ver quién se bate con Macron.

Por su parte, la izquierda parece totalmente alejada de cualquier posibilidad. El candidato mejor valorado es Jean Luc Melenchon de la Francia Insumisa con un 8% de intención de voto. Por detrás esta Yannick Jadot de Europa Ecología Los Verdes (EELV) con un 7%, Yannick Jadot con un 5% por el Partido Radical de Izquierda y Anne Hidalgo del Partido Socialista con un 3,5%.

Y es que la sociedad francesa ha mostrado una marcada derechización en la última década, situando como principales problemas del país la seguridad, la inmigración y el terrorismo frente a problemas como el paro o los derechos sociales.

Así todo apunta a que el centroderecha de Macron competirá con la derecha o la extrema derecha en las presidenciales de este año. Y aunque la extrema derecha no participe en la segunda vuelta, su discurso en Francia ya ha triunfado.

Enlaces y fuentes:

– Foto de portada: Celebración 100 años “Guardia Nacional Republicana”. Autor: Copsadmirer@yahoo.es, 07/05/2011. Fuente: Flickr (CC BY-NC-ND 2.0).

Juan Francisco Albert

Director de Al Descubierto. Estudiante de Ciencias Políticas y máster en Política Mediática. Apasionado del estudio y análisis del hecho político, con especial interés en el fenómeno de la extrema derecha, sobre la que llevo formándome desde 2012. Firme defensor de que en política no todo es opinable y los datos, fuentes y teorías de la ciencia social y política deben acompañar cualquier análisis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.