Dedazo de Vox en CyL: la abogada andaluza sin experiencia María Pliego Taboada, nueva asesora de Gallardo cobrando 52.281€ anuales

Las promesas de regeneración de Vox y el fin del gasto político no parecen estar corroborada por los hechos, más con la contratación de María Pliego Taboada en Castilla y León. Allí García Gallardo Frings, vicepresidente de Castilla y León, la ha “colocado” como asesora. ¿Pero quién es María Pliego Taboada?¿Qué competencias específicas tiene?

Si vamos a su perfil profesional, lo primero que sorprende es que esta joven no tiene nada que ver con Castilla y León, siendo cordobesa. Además tiene una escasa experiencia profesional. En su palmarés, tiene el haber cursado un doble grado en “Derecho + Relaciones Internacionales” en la Universidad privada Loyola de Andalucía. Posteriormente realizó un doble máster en Acceso a la Abogacía y Propiedad Intelectual.

Este máster le hizo hacer unas prácticas de un año en el Bufete Choclán (que comparte apellido con Macarena Olona Choclán). Tras eso fue contratada por el bufete, llevando un total de 7 meses de empleo.

No parece que la joven haya sido captada por Gallardo por su experiencia legal y conocimiento de Castilla y León, máxime cuando no pertenece a la comunidad autónoma ni parece haber residido allí.

En cuanto a sus aficiones, estas se circunscriben más al ideario de Vox. María Pliego Taboada se define como una “amante de la caza, de su cultura y ante todo, de ESPAÑA”. Efectivamente, la joven se reconoce como una activista a favor de la caza, habiendo publicado distintos escritos a su favor, como uno en Jara y Sedal, pidiendo “respeto y unión entre los cazadores) o preparando actos de Vox en este sentido.

Además la joven fue colaboradora de Macarena Olona en su campaña andaluza. Parece que el mal resultado de esta en Andalucía impidió darle un puesto en sus comunidad y por ello, fue reasignada a Gallardo en CyL.

María Pliego Taboada y el ISSEP

Sin duda la reasignación de María Pliego Taboada parece más un error de cálculo de las andaluzas que otra cosa. Aunque es notorio el interés de Vox en darle un puesto público a la joven, incluso cambiando de comunidad autónoma.

Sobre esto, es llamativo que la joven realizó un máster en el ISSEP, el Instituto Superior de Sociología, Economía y Política de Marion Marechal Le Pen, la sobrina de Marine Le Pen, líder del partido de extrema derecha francés Agrupación Nacional.

Este centro de estudios no oficial pese a su rimbombante nombre, ofrece másteres no oficiales al precio de 10.000 euros anuales. El objetivo es formar a cuadros de la extrema derecha en la guerra cultural, teniendo de profesores a lo más granado de la extrema derecha como la propia Le Pen, Ángel Quintana Paz, Julio Ariza, Kiko Méndez Monasterio o personalidades afines a esta, como Javier Tebas, Jesús Trillo-Figueroa, etc.

Es llamativa la presencia de varios rojipardos españoles como Hasel Paris o Víctor Lenore, que entre discurso y discurso de cómo debe ser la auténtica izquierda, forman a alumnos en la guerra cultural contra la propia izquierda.

Sin duda alguna, los 10.000 euros que se abonan parecen poco adecuados para un máster no oficial, pero no para los contactos que se pueden obtener en el citado máster. Si bien la iniciativa funciona a medio gas, Vox ha apostado por ella, pagando becas con dinero público para el máster a través de la Fundación Disenso.

Quizás el caso de María Pliego Taboada demuestra que el máster si vale para encontrar trabajo en el “mercado laboral”.

Vox, las promesas incumplidas sobre el “despilfarro político”

La formación de extrema derecha ha sido enormemente repetitiva en su interés de acabar con un supuesto “despilfarro político” y con los privilegios de la clase política. La realidad es que no parece haber dado muchos pasos en esta dirección, si no al contrario.

Por un lado, Vox no ha rechazado de ninguna manera los altos sueldos de los políticos, quedándoselos en su totalidad. Además a diferencia de otras formaciones que piden limitar el número de asesores, Vox ha cogido el máximo número de estos cargos de libre designación.

Así lo atestigua su acción política y la multitud de testimonios de ex cargos de la formación, que hablan de como la formación les obligaba a coger estos cargos y “enchufar” a distintos miembros del partido.

Este ha sido el modus operandi en Castilla y León, donde la entrada de Vox ha disparado en un 30% el gasto político y donde todos los puestos permitidos por ley de personal de libre designación están siendo copados.

Además la formación siempre ha rechazado las subvenciones a partido políticos, pero pese a que ha podido rechazarla, ha seguido cobrando la suya. En 2021 esta subvención fue de 9,7 millones de euros, un 65% de los ingresos de la formación.

Tampoco ha sido conocido Vox por renunciar a los “privilegios de los políticos”. Aparte de seguir cobrando abultados sueldos y sumar asesores, la formación no ha renegado de las pensiones a exparlamentarios, seguros, tables, ordenadores o el pago de viajes. Lo único que ha rechazado Vox son los bonos taxis y los coches oficiales.

Unos hechos que demuestran como la formación incumple su propio discurso y promesas políticas, lo que ha causado una enorme desafección interna que se ha traducido en el cese o abandono de casi la mitad de todos los concejales de obtuvo en 2019.

Dedazo de Vox en CyL: la abogada andaluza sin experiencia María Pliego Taboada, nueva asesora de Gallardo cobrando 52.281€ anuales

Juan Francisco Albert

Director de Al Descubierto. Estudiante de Ciencias Políticas y máster en Política Mediática. Apasionado del estudio y análisis del hecho político, con especial interés en el fenómeno de la extrema derecha, sobre la que llevo formándome desde 2012. Firme defensor de que en política no todo es opinable y los datos, fuentes y teorías de la ciencia social y política deben acompañar cualquier análisis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.