Estudiantes organizan una protesta por la intervención de Macarena Olona en la Universidad de Granada

En la jornada de ayer, Macarena Olona, ex candidata de Vox en las pasadas elecciones andaluzas, fue objeto de un escrache en la Facultad de Derecho de la Universidad de Granada.

Olona asistía como ponente principal de una conferencia que giraba en torno a la “inconstitucionalidad del Estado de alarma” y la “defensa de los derechos y libertades fundamentales”, organizada por el Foro de la Concordia Civil, asociación de profesores y ex profesores de la Universidad.

Tras anunciarse la presencia de la ex dirigente ultra, múltiples grupos antifascistas y sindicatos estudiantiles y de trabajadores emitieron un comunicado unitario a través de redes sociales convocando una concentración contra la presencia de Olona en el acto.

La convocatoria se titulaba “Fuera el Fascismo de Nuestras Aulas”, y tenía como propósitos principales rechazar el discurso de odio de Olona y la extrema derecha, así como reivindicar el derecho a oponerse pacíficamente a la expansión y presencia de sus ideas, especialmente, señalaban, en un espacio como las aulas universitarias, donde debe primar valores de “universalidad” y “humanismo”, señalaban en el comunicado.

Tensión provocaciones de Olona y cargas: Crónica de la Jornada

Una hora antes de que comenzara el acto, cuyo comienzo se había programado para las 20:00 horas de la tarde, el ambiente comenzó a caldearse en la Plaza de la Universidad, ya que comenzaron a concentrarse a la entrada del edifico una multitud de grupos opositores y personas que defendían la presencia de la ex política en el evento universitario.

No ayudó a suavizar los ánimos un video subido por la propia Olona a sus redes sociales en el que hacía saber que conocía perfectamente la presencia de grupos antifascistas que esperaban su llegada, y en el que animaba a sus seguidores a asistir en defensa de la “libertad de expresión”.

Los colectivos antifascistas consiguieron congregar a aproximadamente mil personas, y bajo consignas como “fuera fascistas de la Universidad” o “discursos de odio no caben en Graná” trataron de bloquear el acceso tanto de Olona como de sus seguidores al acto.

Por otro lado, los anteriores, muy por debajo en cifras con respecto a los grupos antifascistas, trataban de hacerse paso al interior del edificio a la vez que lanzaban gritos de “Viva España” e insultaban a los opositores con gritos de “comunistas” y “guarros”.

La tensión fue aumentando según comenzaban a encararse ambos sectores, más aún después de que algunos antifascistas realizaran una cadena humana en la puerta del Paraninfo, tratando de bloquear su acceso.

Finalmente acabaron ocurriendo enfrentamientos físicos, siendo el más relevante el que acabó con la expulsión de Bertrand Ndongo, reconocida personalidad de ultraderecha vinculada con Vox, del lugar por parte de los agentes de la Policía Nacional.

El altercado comenzó cuando una persona de avanzada edad se lanzó a increpar frontalmente a la barrera de manifestantes, utilizando la fuerza para tratar de avanzar, siendo derribado como respuesta posteriormente.

Tras ello, Ndongo se lanzó contra uno de los manifestantes, increpándolo continuamente e intimidándolo con agarrones, empujones y amenazas, teniendo que ser finalmente controlado y expulsado por al menos cuatro agentes.

Bulos en la Universidad de Granada

En la zona se encontraban periodistas del medio de fake news y de extrema derecha, Estado de Alarma, quién en sus redes sociales y a través de su director, Javier Negre, ha comenzado a expandir un bulo en el que se acusa a los manifestantes de agredir al anciano en primer lugar, motivo por el cual Ndongo habría saltado en su defensa.

La realidad como muestra el vídeo del mismo Javier Negre es que el hombre del Vox del polo rojo no paraba de atacar a los estudiantes, intentando a la fuerza que se apartaran.

Finalmente, y a cinco minutos pasadas las ocho de la tarde, Macarena Olona llegaba a la Facultad totalmente rodeada por agentes antidisturbios, quienes realizaban un cordón de seguridad a su alrededor para facilitar su acceso y protección.

Olona rechazó entrar por la puerta trasera del edificio, hecho que provocó más repulsión entre los manifestantes, encarándose incluso y en varias ocasiones a muchos de los manifestantes antifascistas en su camino de entrada.

La ya ex política de Vox, según anunciaba el propio Santiago Abascal en EsDiario esa misma mañana, se saltó en diversas ocasiones el cordón de seguridad de la policía para saludar a asistentes del evento, generando cerca de la entrada a la sala una estampida entre periodistas, policía y manifestantes, situación que acabó con una carga policial para despejar la zona.

Caras pintadas de verde, civiles atados a farolas: organizaciones gitanas denuncian racismo contra los gitanos de Ucrania

Valentín Pozo

Articulista. Estudiante de cuarto de Ciencias Políticas y apasionado de la investigación. Experiencia en movimientos estudiantiles y sociales. En mis artículos intento ofrecer un enfoque analítico más orientado a las ideologías y teoría política.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.