El francotirador que planeó matar a Sánchez recibió ayuda del FNI, partido neonazi hermanado con Batallón Azov

Manuel Murillo, el vigilante de seguridad de 66 años con relaciones e ideas de extrema derecha que planeó atentar contra Pedro Sánchez condenado a 7 años y medio de prisión por la Audiencia Nacional, fue acogido hace años por el partido neonazi FNI-PNSOE, hermanado con la milicia ucraniana de ideología también neonazi Batallón Azov, del cual recibió ayuda.

La sentencia de Murillo, que todavía no es firme, le condenó a 2 años y medio por los mensajes que mandó a través de un grupo de Whatsapp donde expresaba su deseo de asesinar al presidente del Gobierno y a 5 años por acumular un amplio arsenal de armas, muchas de ellas ilegales. Sin embargo, de los mensajes que intercambió tanto a través del famoso grupo de Whatsapp «Terrasa por España» y con otras personas, se deduce su relación con guardia civiles y militantes de Vox y de extrema derecha en general.

Hoy, el diario Público ha desvelado algunas de estas vinculaciones del guardia de seguridad, muy cercanas a todo el entorno de ultraderecha del país.

De hecho, además de compartir un chat radical coordinado por miembros de Vox, Manuel Murillo simpatizaba con el RE+FNI (Recuperemos España + Frente Nacional Identitario) un partido ultraderechista originario de Cataluña. El FNI, ahora FNI-PNSOE tras la fusión con el partido neonazi Partido Nacionalsocialista Obrero Español, acogió a Murillo desde marzo de 2018.

Fue ese año cuando Murillo, experto en armas y aficionado al tiro deportivo, pidió ayuda en distintos chats y grupos de extrema derecha para matar a Pedro Sánchez.

El francotirador (adjetivo que él ha negado en el proceso judicial tras su detención) se centró en la ayuda logística, intentando reunir información sobre la ruta del presidente del Gobierno, ya que estaba decidido a matarlo tras la aprobación de la exhumación del dictador Francisco Franco el 13 de septiembre de 2018.

Tras su detención, el FNI-PNSOE se volcó en intentar ayudarlo. El líder del FNI se encargó personalmente de la asistencia jurídica para Murillo pese a que ya contaba con un abogado en el juzgado de instrucción número 3 de Terrasa.

Además, realizó una recaudación mediante la plataforma PayPal para aportar fondos para su asistencia jurídica.

Manifiesto de apoyo publicado en la página del FNI-PNSOE.

Historia y apariciones del FNI

El FNI-PNSOE es un pequeño grupo de carácter ultraderechista fundado en 2017 en Cataluña, en Terrasa, bajo el nombre de RE+FNI. El 3 de marzo de 2018 se legalizaría correctamente ante el registro de partidos del Ministerio del Interior.

Su líder es José Alberto Pérez Molina, ex militar con cierta relevancia política, conocido como “el templario” por las vestimentas de estas características que a veces usa en las marchas y protestas organizadas por el partido.

La formación es conocida por participar en diversas manifestaciones y reuniones contra el movimiento independentista catalán y a favor de la unidad de España.

Fue en estos momentos, poco después de su fundación oficial, cuando Murillo entró en contacto con ellos y empezó a participar en las reuniones, que se celebraban principalmente en un bar de Terrasa.

Según su coordinador, Manuel Murillo, que es hijo del alcalde falangista Manuel Murillo Iglesias, estaba “obsesionado con Franco”.

Por otro lado, José Alberto niega que el FNI tuviera ningún interés en el dictador, que su partido sea de extrema derecha o que defiendan ideas del nazismo. Lo curioso es que el 6 de abril de 2020 el FNI absorbió al PNSOE, un partido abiertamente neonazi heredero y defensor de las ideas de Adolf Hitler.

El partido tiene como ejes centrales el identitarismo español, el ultracatolicismo, el rechazo a la inmigración, el euroescepticismo, el anticomunismo, el antifeminismo y la reducción del sector público.  Este programa es compartido con otras formaciones de extrema derecha como Vox, con las que ha coincidido en diversos actos.

De hecho, el FNI-PNSOE saltó a la fama al acudir al acto “En defensa de la legalidad constitucional” convocado por Vox, donde se hizo fotos con diversos asistentes.

Tras revelarse a la prensa, Vox utilizó el bulo de la derecha de acusar al FNI de socialista, al intentar confundir ideologías contrapuestas como son socialismo con el fascismo alemán desarrollado por el nazismo bajo el nombre de nacionalsocialismo.

No sería el único acto donde coincidirían. El 12 de octubre, Vox, con personalidades cómo Ignacio Garriga y Jorge Buxadé, se encontraron con diversas formaciones neofascistas en el monumento a Cristóbal Colón, entre ellos el FNI-PNSOE.

Además de con Vox, este partido también tiene buenas relaciones con el resto del posfascismo español extraparlamentario. De hecho, se sabe que estuvo a punto de concurrir a las elecciones junto a la Coalición ADÑ, que engloba a partidos como España 2000, La Falange, Democracia Nacional y Alternativa Española, pero finalmente esto no se pudo dar por varias discrepancias en cuanto al liderazgo y a las ideas.

Una excelente relación con la extrema derecha europea

Pero las amistades del FNI-PNSOE van mucho más allá de las fronteras del Estado español. Mantiene excelentes relaciones con partidos de la extrema derecha europea internacional, algunos plenamente establecidos.

Uno de los partidos que tienen como referencia es el Partido Social-Nacional de Ucrania, rebautizado como Svoboda (Libertad), uno de los participantes del Euromaidán y después recompensando por el gobierno derechista de Petro Poroshenko. Svoboda mantiene sólidas redes internacionales con delegaciones en varios países, también en España, a través de la Asociación Patriótica Volya, desde donde han reclutado y captado a miembros.

El FNI-PNSOE está hermanado con otro famoso elemento de la extrema derecha ucraniana: el Batallón Azov.

Esta milicia de extrema derecha pasó a formar parte de la Guardia Nacional de Ucrania tras el Euromaidán en 2014 y recompensada con entrenamiento militar, bases y equipo desde el que desarrolló un partido político (Cuerpo Nacional), batallones y una unidad parapolicial (Centuria). El objetivo era nutrirse de fuerza para tomar por asalto Europa e implantar sus ideas supremacistas y ultraconservadoras.

De hecho, ambas formaciones comparten la runa Wolfstangel en sus escudos, un conocido símbolo empleado por el partido nazi alemán en los años 20, 30 y 40 hasta su desaparición.

La runa Wolfstangel en el escudo de ambas organizaciones: escudo del FNI-PNSOE. Autor: FNI-PNSOE / Escudo del Batallón Azov hasta 2015. Autor: Mr Penguin20, 16/08/2014. Fuente: Wikimedia Commons (Dominio Público)

Pero el FNI-PNSOE también mantiene lazos con otras famosas formaciones de la extrema derecha que reniegan oficialmente de cualquier vinculación nazi. Una de ellas es la Liga de Matteo Salvini, uno de los principales partidos políticos italianos.

Otra de estas famosas formaciones es nada más y nada menos que Ley y Justicia (PiS), el partido gobernante de Polonia y líder del grupo en el Europarlamento de Vox, el de los Conservadores y Reformistas Europeos (ECR).

A esto habría que sumarle otras fuerzas de Portugal, Italia o Hungría.

Poderosas amistades que muestran los vínculos inherentes de la extrema derecha y que se desvela que las redes internacionales que teje tanto el neofascismo como la extrema derecha moderna son cada vez más profundas y sólidas.

Enlaces y bibliografía:

– Foto de portada: Foto de la concentración de Vox, marcando a los identificados como miembros de Vox. Autor: captura de pantalla hecha el 15/12/2020. Fuente: Twitter (@SmAntifeixistes).

El francotirador que planeó matar a Sánchez recibió ayuda de los del FNI, partido neonazi hermanado con Batallón Azov

Juan Francisco Albert

Director de Al Descubierto. Estudiante de Ciencias Políticas y máster en Política Mediática. Apasionado del estudio y análisis del hecho político, con especial interés en el fenómeno de la extrema derecha, sobre la que llevo formándome desde 2012. Firme defensor de que en política no todo es opinable y los datos, fuentes y teorías de la ciencia social y política deben acompañar cualquier análisis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.