Salobreña da de baja a Macarena Olona del padrón municipal y abre su expulsión de la carrera electoral

Terremoto legal que podría cambiar la carrera electoral en Andalucía con el fin de la candidatura de Macarena Olona.

El Ayuntamiento de Salobreña ha dado de baja del padrón municipal su inscripción tras verificar irregularidades en un largo proceso que empezó el 13 de  mayo.

La ley autonómica andaluza exige a los candidatos que se presenten por la comunidad autónoma estar debidamente empadronas en uno de sus municipios 6 meses antes.

Macarena Olona, nacida en Alicante y con residencia en Madrid, se empadronó el 25 de noviembre, cumpliendo con los 6 meses, en la casa del líder de Vox Granada Manuel Martín.

El problema para Olona surgió cuando siendo entrevistado por la Cadena Ser, Manuel Martín reconoció que Macarena Olona nunca había residido en la vivienda ni tenía un contrato de alquiler

Pese a que en un primer momento pasó inadvertido, la candidatura “Andaluces Levantaos” denunció el hecho e impugnó la candidatura de Macarena.

El Ayuntamiento de Salobreña aclaró que se habían cumplido los plazos formales de inscripción (que requieren de una nota simple del propietario de la vivienda), sin entrar en el fondo de la cuestión. Pero tras surgir múltiples informaciones en prensa sobre que Olona jamás había residido en el municipio, inició una investigación.

El consistorio andaluz empezó a verificar la residencia y la policía comprobó que la valenciana no residía en el lugar.

De esta manera, el secretario municipal, Iván González, realizó un informe aconsejando la baja del padrón al ser un empadronamiento ilegal. El Ayuntamiento de Salobreña ha hecho hoy efectiva esta baja.

El futuro de Macarena Olona como candidata a las elecciones andaluzas

El futuro de la candidatura de Macarena Olona está pues en el aire. Y es que la legislación andaluza exige el empadronamiento y por ende, la residencia habitual en el lugar del padrón,

Así, la habitualidad y vecindad son dos características clave que Olona no cumple. Y de no cumplirse se transforma en un empadronamiento ilegal.

Esta decisión del ayuntamiento de dar de baja “por inscripción indebida” están muy reforzadas por la prensa y en especial, por el propio dueño de la vivienda que reconoció que Macarena Olona jamás residió allí. Aun así tiene 15 días para formular alegaciones, aunque es difícil que prospere

Aunque si finalmente puede presentarse o no, es una cosa que aún está en el aire y posiblemente quede a bajo decisión de los organismos electorales.

Con esta baja del padrón, deberá ser la Junta Electoral de Granada la que tome la decisión de si Macarena Olona es candidata o no.  Este debería ser un proceso rápido que se decida en las próximas 48 horas, máxime cuando las candidaturas deben proclamarse el día 24 de mayo.

Por su parte la candidatura “Andaluces Levantaos” ha declarado que piensa llevar la denuncia hasta donde haga falta para hacer cumplir la ley, asegurando que la llevará a la Junta Electoral Central o incluso a los tribunales si hace falta, según palabras de su candidato Modesto González.

Macarena Olona aún no se ha pronunciado, pero estas semanas intentó defenderse en el Congreso de los Diputados aduciendo que lo que se decía de su empadronamiento ilegal era un bulo y que su residencia era totalmente legal. No parece que haya sido así.

Interpretación literal de la ley frente “una conspiración”

Desde Vox no han tardado en señalar que esto se debe a una “conspiración” entre el PP y el PSOE por el miedo que produce la candidatura de Macarena Olona a la Junta de Andalucía.

Una teoría poco probable cuando ha sido la candidatura “Andaluces Levantaos” la que ha denunciado a Macarena Olona ante la inacción del resto de formaciones.

Pero lo más curioso de esta queja es que la extrema derecha suele utilizar constantemente el “lawfare” o guerra legal, acogiéndose a interpretaciones estrictas de la ley, para impugnar candidaturas, llevar a tribunales o buscar casos de corrupción donde no existen que acaben con sus rivales políticos.

Muchos de estos procesos suelen no acabar en nada, pero crean titulares y acongojan a sus víctimas. Algunos también prosperan y otorgan victorias a estos partidos.

De hecho, suelen ser los juristas cercanos a la derecha dura los que más suelen acogerse a la aplicación estricta de la ley. Por ejemplo en EEUU, la interpretación más severamente estricta de la Constitución es la que promueven los conservadores, con el objetivo de crear una regresión de derechos y que ha propiciado el intento de eliminar el aborto.

En el caso de Vox, el uso político de la justicia con fines políticos es una constante que a veces ha tenido sus consecuencias, como por ejemplo la denuncia del Estado de Alarma.

Esta denuncia no significó que el confinamiento o las medidas de distancia social que funcionaron bien para evitar muertes estuvieran mal, si no que la herramienta legal tenía que haber sido el Estado de Sitio según la interpretación estricta del Tribunal Supremo. Un punto que la formación uso a su favor.

Pero ante este uso y abuso de la justicia, distintas instancias judiciales han alertado tanto a Vox como al Partido Popular que muchas de sus denuncias pertenecen al ámbito político y que no debe judicializarse la política.

Ahora, esta formación que utilizan la legalidad como herramienta contra sus rivales políticos, se declara víctima de una conspiración y de una persecución política por lo que en realidad es un fraude de ley cometido con Vox que esperaba pasase desapercibido.

Caras pintadas de verde, civiles atados a farolas: organizaciones gitanas denuncian racismo contra los gitanos de Ucrania

Juan Francisco Albert

Director de Al Descubierto. Estudiante de Ciencias Políticas y máster en Política Mediática. Apasionado del estudio y análisis del hecho político, con especial interés en el fenómeno de la extrema derecha, sobre la que llevo formándome desde 2012. Firme defensor de que en política no todo es opinable y los datos, fuentes y teorías de la ciencia social y política deben acompañar cualquier análisis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.