La extrema derecha de Argentina entra por primera vez en el Congreso desde la dictadura

La Libertad Avanza, la formación ultraliberal de la extrema derecha de Argentina ha logrado colarse en el Congreso de la nación tras la celebración de las elecciones de medio término. El partido está encabezado por el siempre polémico Javier Milei y por José Luis Espert. La formación ha obtenido 5 escaños al presentarse por la provincia de Buenos Aires y obtener la tercera plaza, con un 17%.

Ahora, la formación puede ser decisiva para las futuras leyes, ya que el gobierno ha perdido la mayoría, si bien desde La Libertad Avanza ya han negado cualquier pacto con el gobierno. El objetivo de Milei y su formación es desterrar al socialismo y al comunismo de las instituciones, planteando una guerra cultural en todos los niveles.

Aunque la formación no se declara (al menor por ahora) socialmente ultraconservadora, sí tiene personajes muy cercanos a la extrema derecha de Argentina, que defienden el legado de Videla, el que fuera dictador del país entre 1976 y 1983.

Una de estas es la nueva diputada de la formación, Victoria Villaruel, presidente del Centro de Estudios Legales sobre el Terrorismo y sus Víctimas, una organización dedicada a equiparar a las fuerza represoras de Videla y su terrorismo de Estado y a los guerrilleros argentinos y a pedir que se consideren “víctimas” a las fuerzas represoras argentinas.

Volviendo a La Libertad Avanza, el objetivo de esta formación son ahora las elecciones presidenciales de 2023, con las que espera alcanzar el gobierno. Para ello deberá convertir su formación libertariana en una de ámbito nacional.

¿Quién es Javier Milei?

Javier Milei es un polémico economista, habitual de las tertulias argentinas donde con una mezcla de una oratoria agresiva, sencilla de entender y llena de datos económicos, ha conseguido su hueco en la televisión, al estilo de otras estrellas de la extrema derecha como Donald Trump y Eric Zemmour.

El histrionismo, los insultos y el combate en el barro con políticos de izquierda y de derecha es algo común.

Entre estos insultos, uno de los populares es “casta”, utilizado contra los políticos tradicionales en general. Esto refleja su estilo antisistema y antiestablishment, lo que ha le ha hecho ganar la simpatía de amplios sectores sociales, en especial el de hombres jóvenes.

Milei es seguidor de la teoría del Estado Mínimo de Nozick, considerándose minarquista y anarcocapitalista. En su mundo ideal, el estado no existe. Si debe existir prefiere que se encargue de lo mínimo: la seguridad, el orden público y las infraestructuras primarias.

En lo ético, su pensamiento no es ultraconservador, aunque tiene similitudes con este sector: está en contra del aborto, a favor del derecho de las armas y la educación privada. Por otro lado, también está a favor de legalizar las drogas y de permitir el matrimonio igualitario (si bien no ha dudado en abanderar camisas con el eslogan LGTB – Liberty, Guns, Trump, Beer). También ha mostrado un cierto posicionamiento antivacunas.

Sus referentes no dejan mucha duda. Donald Trump y Bolsonaro son sus políticos favoritos. Del primero dice que iba en buen camino, hasta su destitución. Del segundo trabajó directamente aplicando su programa. Otro de los políticos de referencia es Santiago Abascal y en especial Vox del que dice que “tiene cosas muy interesantes”.

Como dato, pese a una gran labor en la empresa privada también tuvo un empleo público: trabajó como asesor para el genocida exgeneral Antonio Bussi.

Actualmente Milei se encuentra en la órbita de la internacional ultraderechista y de medios como La Gaceta de la Iberosfera.

El peronismo aguanta

La otra noticia del día ante la entrada de la extrema derecha de Argentina, ha sido el sorpresivo aguante del peronismo de Alberto Fernández.

Tras una dura derrota en las elecciones primarias de septiembre que hacía prever lo peor al oficialismo, una remontada inesperada ha mantenido al peronismo como primera fuerza.

El peronismo ha perdido la mayoría en el Congreso si, pero con unos solidos números que permitirá llegar a acuerdos y pactos con otras fuerzas.

También ha perdido la mayoría en el Senado, perdiendo 6 senadores (de 41 a 35) y por lo tanto la mayoría que le permitía imponer la agenda, controlado por Cristina Fernández de Kirchner.

Parte de este éxito, se debe a la remontada en la provincia de Buenos Aires. Esta revivificación se puede deber a la dura carta escrita por Kirchner, exigiendo cambio en el gobierno de Alberto Fernández y la liberación inmediata de pagos pendientes a las clases medias y populares, que parece haber surtido efecto.

Y es que Argentina se encuentra en un grave deterioro económico tras la crisis del coronavirus: el país suma tres años consecutivos de perdida de PIB y cuatro de cada diez argentinos son pobres.

El actual ejecutivo ha anunciado “una nueva segunda etapa” donde se lo jugará todo antes las elecciones de 2023 y donde un nuevo pacto con el Fondo Monetario Internacional será la clave para el futuro de Argentina.

Juan Francisco Albert

Director de Al Descubierto. Estudiante de Ciencias Políticas y máster en Política Mediática. Apasionado del estudio y análisis del hecho político, con especial interés en el fenómeno de la extrema derecha, sobre la que llevo formándome desde 2012. Firme defensor de que en política no todo es opinable y los datos, fuentes y teorías de la ciencia social y política deben acompañar cualquier análisis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.