La izquierda gana las elecciones en Honduras con una amplia ventaja mientras que la derecha se estanca

La candidata de la coalición de izquierdas Partido Libertad y Refundación, Xiomara Castro, ha ganado las elecciones en Honduras y ha conseguido poner fin a 12 años de gobiernos conservadores. Castro se ha autoproclamado vencedora pese a que no ha terminado el recuento de votos, que con más del 50% escrutado la sitúa 20 puntos por encima del candidato del partido en el poder, el Nacional, Nasry Asfura, alcalde de Tegucigalpa. Así, se convertirá previsiblemente en la futura presidenta de Honduras.

Castro ha asegurado que su gobierno luchará por una «reconciliación nacional» y ha prometido que luchará para acabar «con la corrupción y el narcotráfico». Asfura, por su parte, ha pedido que se respeten todos los votos y que se termine en recuento antes de declarar un ganador oficial.

Castro es la esposa de Manuel Zelaya, presidente depuesto por un golpe de Estado en 2009, y se convertirá previsiblemente en la primera mujer en presidir el gobierno de Honduras y el primer gobierno progresista después de dicho golpe.

Elecciones sin incidencias graves

Las elecciones se han desarrollado en general de forma pacífica, pese al miedo que se tenía después de la violencia postelectoral vivida durante los comicios del año 2017. 

Castro ha encabezado los resultados desde el comienzo del recuento, por encima de Asfura y de Yani Rosenthal, líder del Partido Liberal. Este último ya ha reconocido su derrota y ha felicitado a Castro por su victoria. 

En una rueda de prensa, Rosenthal ha dicho que anoche mismo se puso en contacto con el expresidente hondureño y coordinador de Libre, Manuel Zelaya, para «felicitarlo y transmitirle las felicitaciones a doña Xiomara Castro por el virtual triunfo que tiene en esta elección».

El político liberal dijo que le expresó a Castro «mis mayores deseos de éxito de su gobierno». Además añadió: «Somos conscientes de que si (Xiomara Castro) hace un buen trabajo, el beneficio será para Honduras».

Una jornada con alta participación

La participación de las elecciones del pasado domingo ha llegado al 68,9 %. Más de 5 millones de hondureños estaban llamados a las urnas para elegir al sustituto de Juan Orlando Hernández, quien finalizará su segundo mandato el 27 de enero de 2022. También han votado por tres vicepresidentes de la República, 128 diputados al Parlamento, 20 al Centroamericano y 298 corporaciones municipales.

Fin a 12 años de gobiernos de derecha

La victoria de Castro pone fin a una docena de años de Gobierno de los conservadores desde que Zelaya fue depuesto en un golpe de Estado en 2009.

Castro ha unificado la oposición a Hernández, salpicado por acusaciones de corrupción y narcotráfico.

La izquierdista Xiomara Castro celebró con el signo de la victoria su ventaja en el recuento electoral.

«Revertimos 12 años de lágrimas y de dolor en alegría. El sacrificio de nuestros mártires no fue en vano», dijo la candidata izquierdista Xiomara Castro tras proclamarse ganadora de las elecciones presidenciales en Honduras. 

Los 20 puntos de ventaja que le ha sacado a Nasry Asfura, el candidato oficialista, le permitieron la posibilidad de dirigirse al país como mandataria electa: «Iniciaremos una era de prosperidad, de solidaridad por medio del diálogo con todos los sectores, sin discriminación y sin sectarismo». 

De esta manera, Castro, quien fue primera dama durante el Gobierno de su esposo, Manuel Zelaya, entre 2006 y 2009, se convertirá a partir del 27 de enero y a los 62 años en la única mujer al frente de un Gobierno en América Latina.

El escrutinio avanzaba este lunes con gran lentitud: al cierre de esta edición, Castro obtenía el 53,61% de los votos frente al 33,87% de un Asfura que se aferraba a una victoria imposible. El Consejo Nacional Electoral de Honduras (CNE) manifestó que en 30 días se conocerán los resultados definitivos. 

A la espera del fin del recuento oficial, Castro ya obtuvo un respaldo inequívoco. La Cámara de Comercio e Industrias de Tegucigalpa (CCIT) la consideró legítima ganadora de unos comicios que tuvieron esta vez una importante participación, casi el 70% de las personas en condiciones de votar.

«Estamos listos para trabajar de la mano en pro de la libre empresa y el pueblo hondureño», dijo la patronal, a lo que la líder del partido Libertad y Refundación Partido (Libre) respondió:  «Gracias CCIT, vamos a trabajar de la mano con el sector privado para mejorar el clima de inversión con el objetivo de generar empleo».

Asimismo, el aspirante a la presidencia del Partido Liberal (PLH), quedó lejos en tercer lugar. Este lunes felicitó a Castro. «Se terminó la pesadilla», dijo sobre los ocho años de administración de Juan Orlando Hernández (JOH).

El legado de Juan Orlando Hernández

Castro se dirigió a cada público con un tono distinto. El mensaje de cortesía a los empresarios se contrastó con palabras más ilusionantes hacia los simpatizantes de Libre: «Fuera la guerra, fuera el odio, fuera los escuadrones de la muerte, fuera la corrupción, fuera el narcotráfico y el crimen organizado, no más pobreza». 

Su triunfo se explica como una expresión de un gran rechazo hacia Hernández. Honduras ocupa el puesto 157 de 180 países clasificados como los más corruptos, según Transparency International. Durante los últimos ocho años, Honduras se había convertido en una suerte de narco-Estado. JOH y su entorno son investigados actualmente por un tribunal en Nueva York, donde se les acusa de haber introducido cocaína en Estados Unidos. 

«La seguridad de un pueblo no se descuida ni un segundo. ¡Hoy puedo decirles misión cumplida!», dijo JOH en las redes sociales cuando ya sabía que Asfura había quedado fuera de carrera.

La gestión de JOH concluye con números calamitosos: la economía cayó un 9% en 2020 debido a la pandemia y de dos potentes huracanes que atizaron la zona.

Este año, el crecimiento será de 4,5 %. Millones de personas viven con 5,5 dólares al día. La pobreza del 80% expulsa a las familias más allá de sus fronteras, y con dudoso destino hacia Estados Unidos, lugar donde en la gran mayoría de ocasiones son deportados.

El mensaje de las urnas ha sido concluyente y así lo manifestó la ganadora progresista: «El pueblo, hoy nos ha premiado. Le tiendo la mano a mis opositores porque no tengo enemigos. Llamaré a un diálogo con todos los sectores de la nacionalidad hondureña para que podamos entonces encontrar puntos de coincidencia y que estos nos permitan conformar las bases mínimas para el próximo gobierno».

Enlaces y fuentes:

– Foto de portada: Xiomara Castro. Autor: Partido Libre, 28/11/2021. Fuente: Twitter.

Moisés Pérez

Graduado en filología hispánica y futuro profesor de secundaria. Apasionado por la política, la sociología y la educación. Convencido de que con la política y la educación se puede cambiar el mundo. Amante del rigor informativo y del análisis de datos para combatir las "fake news"

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.