InfoWars: el comienzo de las ‘fake news’ como arma política de la extrema derecha

La cantidad de portales de Internet afines al discurso e ideas de ultraderecha que se dedican, total o parcialmente, a difundir noticias falsas es muy amplio y en multitud de idiomas. Si bien es cierto que las mentiras y los bulos forman parte intrínseca de la extrema derecha desde sus inicios y sus usos como estrategia política fueron refinados en los años 20 y 30 de la mano del nazismo, la creación y viralización de campañas de «fake news» tal y como ahora se entiende en realidad es, por definición, una cuestión bastante reciente y que emerge con la aparición de Internet y, posteriormente, de las redes sociales.

Cuando se trata de estudiar el fenómeno de la «derecha alternativa» o alt-right, también llamado nueva derecha radical o extrema derecha 2.0 por el investigador Steven Forti, la mayoría de estudios y artículos sitúan el principal antecedente en Radix Journal y Breitbart News, portales de Internet del dominio de dos de los principales ideólogos o gurús de esta extrema derecha moderna: Richard B. Spencer y Steve Bannon, respectivamente.

No en vano, estos dos sitios, fundados en 2006 y 2007, sirvieron de inspiración para muchos otros portales similares, amén de que constituyeron el corpus teórico y procedimental de la nueva derecha radical. Steve Bannon fue, de hecho, asesor de Donald Trump en la campaña electoral de 2016, y muy buena parte del éxito electoral del magnate se le atribuye a él. Desde 2012 a 2016, fue director de Breitbart News, convirtiéndolo en el portal de referencia de la alt-right.

Tras su participación en la campaña de Trump, estuvo ayudando a partidos políticos de extrema derecha de todo el mundo como Alternativa para Alemania, NOS (Argentina), Demócratas de Suecia, Vox (España) y un largo etcétera en su declarado sueño de hacer virar el mundo hacia posturas nacionalistas.

Desde hace años, politólogos y otros profesionales han coincidido en que la extrema derecha se ha convertido en un movimiento globalizado que comparte estrategias y elementos comunes, incluyendo las campañas de desinformación a través de bulos y «fake news», como así lo han advertido diversos informes europeos y analistas y expertos en la materia (investigadores, periodistas…).

Es decir, la influencia y el precedente de estos portales y de sus métodos de actuación están bastante demostrados, de modo que no se puede entender los rasgos de la nueva derecha radical en toda su complejidad sin comprender la combinación entre estos sitios webs y el impacto de las nuevas tecnologías.

Sin embargo, existe un poderoso precedente todavía más antiguo y que, aunque en Estados Unidos se conoce muy bien, no se menciona tanto más allá de las fronteras. Se trata del polémico portal InfoWars.

¿Qué es InfoWars?

Alex Jones, director y creador de InfoWars. Autor: Sean P. Anderson, 28/02/2014. Fuente: Flickr (CC BY 2.0)
Alex Jones, director y creador de InfoWars. Autor: Sean P. Anderson, 28/02/2014. Fuente: Flickr (CC BY 2.0)

InfoWars es un sitio web fundado en 1999 por el locutor de radio Alex Jones y que opera bajo la empresa Free Speech Systems LLC. En resumidas cuentas, es un portal web que se dedica a la difusión de teorías de la conspiración y «fake news» de corte ultraderechista y supremacista.

Alex Jones, quien empezó debutando en programas de radio en 1996 en Austin, Texas, donde se sabe por ejemplo que conoció a Ron Paul, un líder político ultraliberal de Estados Unidos, en el año 2000 creó su propio programa, The Alex Jones Show, que compaginó con la administración de InfoWars. De hecho, emitía en directo sus locuciones a través de dicho sitio web.

Tanto Alex Jones, como su programa de radio y su blog ganaron inmensa popularidad por la difusión de teorías de la conspiración sobre los atentados del 11 de septiembre de 2001 a las Torres Gemelas, sobre el Nuevo Orden Mundial, sobre la existencia de chemtrails y otros métodos de control del clima, y sobre Bill Gates, entre otras, tildando de falsa bandera muchos de los atentados que han ocurrido en todo el mundo y especialmente en EEUU. En 2010, el programa de radio era escuchado por más de 2 millones de personas.

En un primer momento, InfoWars podría pasar por un medio conspiracionista más, relativamente ajeno a ideologías y corrientes políticas. Lo que hay que entender de InfoWars en sus primeros años es su influencia en la configuración no solo de las teorías de la conspiración que inundarían buena parte del mundo en los años siguientes, sino en la creación de un lenguaje y unos métodos que serían aprovechados por otro tipo de programas, portales e influencers.

Prácticamente todas las teorías de la conspiración que se manejan ahora tienen su origen o parte de su origen en InfoWars, o bien pasaron por ahí. Aunque muchas conspiraciones datan de décadas o siglos, y siempre ha existido amarillismo y sensacionalismo acerca de éstas, la reconfiguración y la redimensión que tienen en la actualidad no pueden entenderse sin InfoWars, debido precisamente a su influencia en otro tipo de portales y personalidades.

Sin embargo, la crisis económica y financiera de 2008, que desató cifras récord de pobreza, desempleo y desigualdad en todo el mundo, dispararon la popularidad y la diseminación de este tipo de teorías, además de una mayor implicación política como consecuencia del amplio descontento popular. No en vano, entre 2010 y 2015 se vivió un aumento considerable de las protestas sociales en todo el mundo, especialmente en Europa y en América, aunque alcanzó también a Asia y África, como puede verse en la llamada Primavera Árabe.

Adrián Juste

Jefe de Redacción de Al Descubierto. Psicólogo especializado en neuropsicología infantil, recursos humanos, educador social y activista, participando en movimientos sociales y abogando por un mundo igualitario, con justicia social y ambiental. Luchando por utopías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *