Líder antivacunas de ultraderecha que quería arrestar gobernadores demócratas con lanzallamas dice que bebiendo orina se cura la COVID19

Christopher Paul Key, líder de «Vaccine Police» (Policía de Vacunas), una organización antivacunas, que recientemente emprendió un viaje por carretera a través de Estados Unidos con el objetivo final de realizar arrestos ciudadanos de gobernadores del Partido Demócrata, ha sido finalmente detenido por las autoridades. El martes por la tarde fue arrestado y registrado en la cárcel del condado de Jefferson en Birmingham, Alabama, como resultado de un delito de allanamiento de morada en tercer grado.

Un representante de la cárcel del condado de Jefferson confirmó al diario estadounidense The Daily Beast el martes por la noche que Key está detenido sin derecho a fianza.

El antivacunas, que «entrega» paquetes de documentos que supuestamente muestran que la vacuna COVID19 segura y efectiva es supuestamente un «arma biológica», tuvo una audiencia judicial el martes temprano por un arresto en Whole Foods en abril, donde Key estaba citado con allanamiento de morada. Un portavoz de la Oficina del Sheriff del condado de Jefferson le dijo a The Daily Beast el miércoles por la mañana que Key fue arrestado y detenido por el «alguacil de la corte» después de la orden del juez. «El juez lo colocó en la cárcel», agregó el portavoz.

“Tengo la vista hoy a la 1:30 hora central”, Key envió un mensaje de texto al citado periódico antes de su audiencia, “será interesante”. En una serie posterior de cinco vídeos publicados en Telegram el martes por la tarde, Key se grabó a sí mismo “caminando hacia el tribunal”, solo para ser detenido por alguien fuera de cámara que le informó que debía cubrirse la cara. “Me arrestaron porque no llevaba mascarilla”, dijo en un momento, “¡y de eso se trata todo esto!”.

Hablando con un abogado designado por el tribunal fuera de la sala, se escuchó a Key decir: “Otra vez. no puedes Soy competente. No estoy loco”, continuó Key, buscando a tientas una serie de términos legales antes de afirmar que es un “hombre completamente libre”.

“Estoy completamente cuerdo. No necesito un abogado”, agregó, “soy un hombre libre”.

Antes de la audiencia, Key se negó de nuevo a ponerse la mascarilla, citando una “exención médica y religiosa”, mientras discutía con un individuo no identificable que se le permite “grabar” en la sala del tribunal para su “protección”. Al tenor de lo descrito por el citado medio, se pudo escuchar a un funcionario de la sala de audiencias diciéndole a Key que podría tener la opción de realizar una videollamada en la audiencia. “Ella ahora ha quebrantado la ley dos veces”, declaró entonces Key con respecto al juez que preside el caso.

Cristopher Paul Kai, antivacunas y de extrema derecha

A fines de diciembre, Key emprendió su viaje por carretera con el objetivo de arrestar a los gobernadores estatales demócratas por sus mandatos de vacunación. En una serie de publicaciones de Telegram a mediados de diciembre, Key también mostró un arsenal de armas, incluido un lanzallamas y armas de fuego de alta capacidad.

Key, quien inicialmente ganó notoriedad nacional después de amenazar con “ejecutar” a los farmacéuticos, le dijo además a The Daily Beast que había estado ocupado viajando por todo el país “sirviendo” a los funcionarios estatales con paquetes de información. Además, el antivacunas dijo que se le podría dejar realizar innumerables arrestos ciudadanos de gobernadores demócratas en todo el país, no solo limitado al gobernador de Luisiana, John Bel Edwards.

“Y sí, si los otros gobernadores intentan hacer lo que hizo Luisiana”, dijo. “Sí, también arrestaremos a todos esos gobernadores”.

“El gobierno somos nosotros, el pueblo”, dijo para explicar por qué tenía la autoridad para arrestar a los gobernadores. “¡Ese es el gobierno!”

El martes por la noche, tras la vista, ni Key ni su organización de respondieron la solicitud de comentarios de los medios de comunicación. Key dijo que «no tenía idea de lo que había sucedido», en una entrevista telefónica desde un teléfono de la cárcel al programa de la personalidad de extrema derecha Stew Peters.

“No tengo idea de cuánto tiempo estaré en la cárcel”, dijo, y agregó: “Todavía estamos haciendo el trabajo de Dios”.

«¡Ahora bebe orina!»

Christopher Key fue finalmente puesto en libertad, tras lo cual, se apresuró a subir nuevo material a su canal de Telegram. Allí, a través de varios vídeos, publicó lo que parece ser una nueva disparatada teoría de la conspiración, horneada en cuartos para que sus seguidores antivacunas la usen para curarse de la COVID19: beber su propia orina.

“El antídoto que hemos visto ahora, y tenemos toneladas y toneladas de investigación, es la terapia de orina. Está bien, y sé que para muchos de ustedes esto suena loco, pero chicos, Dios nos ha dado todo lo que necesitamos”, dijo Key en un video publicado el fin de semana en su cuenta de Telegram después de ser liberado de la cárcel por un cargo de allanamiento.

“Esto ha existido durante siglos”, agregó. “Cuando les digo esto, tómenlo con pinzas”, advirtió el defensor de las vacunas. «¡Ahora bebe orina!» él continuó. “Esta vacuna es la peor arma biológica que he visto”, concluyó. “¡Bebo mi propia orina!” Al ser contactado por The Daily Beast el domingo por la noche, Key duplicó lo que él llama “terapia de orina” y criticó a las personas “tontas” que optaron por vacunarse contra el coronavirus y considerar que esto era seguro y efectivo.

Christopher Paul Key sube abundante material a través de su canal de YouTube y, especialmente, en Telegram, donde tiene más de 24.000 seguidores. En dicho canal distribuye abundante material conspiracionista, antivacunas y de ultraderecha, y a menudo colabora con otras personalidades ultraconservadoras. Así, ha apoyado teorías como QAnon, ha cargado contra Bill Gates por genocida e incluso señaló lo sospechoso de que una conocida marca vendiera sandías a 6.66 dólares, ya que este (hipotéticamente) es el número del diablo.

Y es que la relación entre los grupos negacionistas y la extrema derecha parece cada vez más obvia y evidente en América y en Europa.

Enlaces y fuentes:

– Foto de portada: Christopher Paul Key, Vaccine Police. Autor: Christopher Paul Key. Fuente: Telegram

Adrián Juste

Jefe de Redacción de Al Descubierto. Psicólogo especializado en neuropsicología infantil, recursos humanos, educador social y activista, participando en movimientos sociales y abogando por un mundo igualitario, con justicia social y ambiental. Luchando por utopías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.