Carles Tamayo: «Las sectas y los grupos de ideología nazi utilizan las mismas técnicas de manipulación»

Carles Tamayo es un youtuber y periodista de investigación conocido por hacer reportajes sobre sectas, teorías de la conspiración, estafas piramidales y otras temáticas atípicas con un estilo propio a través no solo de YouTube, sino también Twitch y Podimo en el podcast Disidencia Controlada, además de realizar varias colaboraciones con otros youtubers, medios y personalidades.

Al Descubierto: Una primera pregunta para empezar, para la gente que no te conozca o no conozca tu trabajo, ¿quién es Carles Tamayo?¿Cómo te presentarías o cómo te definirías?

Carles Tamayo: Me llamo Carles Tamayo y hago reportajes de investigación en YouTube, esa sería la descripción corta. Hago reportajes y soy youtuber, esos serían los dos temas (ríe).

AD: Muy bien. Tamayo, has estudiado Dirección Cinematográfica en 2018 y desde entonces has trabajado para diferentes medios pero en 2019 decides comenzar tus propios proyectos. ¿Cómo fue tu experiencia trabajando para otros medios?¿Por qué decides empezar a trabajar por tu cuenta como periodista de investigación?

CT: Desde los 16 ó 17 años yo ya estaba en medios de comunicación locales haciendo un poco lo que me daba la gana y lo que hacía ahí es un poco lo que hago ahora, pero mal hecho. Después de diez años haciendo literalmente lo mismo, he mejorado un poco.

Pero sí que es verdad que, paralelamente, me saqué el bachillerato, entré en la universidad, y yo me dí cuenta que la gente que se conseguía trabajo era la gente que tenía seguidores en redes sociales. Independientemente de que lo hicieran bien, que había gente con muchos seguidores que lo hacía muy bien, por otro lado había gente que lo hacía mal. Por ejemplo, personas que no sabían vocalizar y estaban en un programa de radio pues igual no sería lo suyo por muy bien que hagan tiktoks, no sé si me explico.

Mi experiencia trabajando para medios de comunicación grandes fue en general negativa

Entonces eso, sumado a que yo estaba bastante puteado y no veía la forma de poder escalar o hacer algo que a mí me gustase haciendo el contenido que yo quería hacer paralelamente en YouTube, y como no me daba tiempo, hacía un vídeo cada mes o cada dos meses, claro, eso no es viable… pues mientras trabajaba en esos sitios fui buscando un formato que a mí me gustase y con el que me sintiese cómodo.

Aparte, iba ahorrando mientras trabajaba para otros medios para hacer un futuro proyecto que no sabía sí sería algo de YouTube, o un cortometraje, o si quería ser director de cine y financiar una película… no sé, yo iba ahorrando.

Y cuando empecé con el reportaje que se llama “los estafadores Illuminati”, que era como una especie de híbrido entre el rollo blogger más típico de youtubers de contar lo que me había pasado y demás con un lenguaje más dinámico, mezclado con el rollo documental, que era lo que venía haciendo, exponiendo información más contrastada con una estructura clásica de narrativa con su introducción, nudo y desenlace, puntos de giro…

AD: Sí, sí.

CT: … pues dije “lo pongo todo en la batidora” y así salió el formato que he venido utilizando. Como todo esto me gustó, dejé el resto de trabajos y me lancé a hacer eso. Y como había ahorrado lo suficiente, vivía en casa de mis padres… tenía lo suficiente como para estar un año sin tener que volver a mendigar trabajo, que era lo que hacía en esas cadenas (ríe).

Fue un poco locura. Lo hablo con cualquier youtuber y veo ahora cómo funciona el mundo de YouTube y, joder, dejar el trabajo antes de de empezar profesionalmente en YouTube fue un poco surrealista, pero tuve suerte que desde el primer mes me fue bien, y hasta ahora.

El primer año lo que hice fue no perder dinero, pero bueno, como tenía ahorrado pude continuar. Y ya el segundo año ya tuve lo suficiente como para vivir y poder ir financiando mis proyectos.

AD: Muy bien, ¿y en cuanto a tu experiencia trabajando para otros medios?

CT: En una cadena para lo que yo trabajé, un poco de mobbing sí que considero que me hicieron, la verdad. Yo qué sé, me pasaron cosas muy surrealistas. Entonces era autónomo y cobraba los días que se hacía programa. Y me pasó, reiteradas veces que iba a la emisora, por lo que sea finalmente no se hacía el programa, y al llegar me decían “no, hoy no se hace”. Y yo “¿cómo que no se hace?”, habiendo ido desde mi pueblo hasta allí, que tenía más de una hora de viaje y me tenía que volver sin cobrar nada.

Me pagaban también una miseria y cuando iba a pedir más me decían que no, o lo típico de “lo tomas o lo dejas”… Cuando por fin me decidí a irme porque ya veía que es que estaba perdiendo dinero aunque me gustara trabajar ahí, al día siguiente me dijeron que me iban a pagar lo que yo les decía pero no me lo pagaron hasta que pasaron seis meses… todo muy mal. Y más cosas que si fuera recordando serían peor.

Y al final dije, mira, no puedo más, me voy.

Mi experiencia trabajando para medios de comunicación grandes fue en general negativa por eso, porque era un esclavo más que tenía que obedecer a lo que ellos decían sin más. No se me veía como una persona que pudiera tener un mínimo criterio artístico. Era más bien “haz lo que te digo yo porque sí cobrando una miseria y, si no, a la calle”.

AD: Como un peón más del engranaje.

CT: Sí, con faltas de respeto y tal… no sé, ya desde el primer año estuve pensando en dejarlo y no lo hacía porque como era la cadena que era… pero bueno, en otro sitio en el que estuve también costaba mucho poder cobrar… en general en todos los sitios que he estado costaba mucho que te pagaran.

Que es como, joder, si estoy trabajando y cumpliendo cuando toca, pues cumple tú también.

AD: Tamayo, en tu labor de periodista de investigación, has rodado reportajes en formato entre documental y videoblog en los cuales te has centrado en sectas y en estafas, especialmente en sus técnicas de manipulación. ¿Por qué te interesa ese mundo?¿En qué momento decidiste que eso era buena idea y te lanzaste a ello?

CT: Estaba rodando reportajes con ese formato y estaba pasando por Sevilla cerca de la Iglesia Palmariana y me dijeron, “mira, esto es una secta”. Entonces empecé a buscar qué era eso realmente.

A raíz de esto, comencé a preparar un documental de los que yo hacía, donde no salía yo ni nada, pero cuando ya estrené ese formato que era entre videoblog y documental, dije pues esta serie sobre la Iglesia Palmariana la voy a grabar directamente con este lenguaje más directo, más dinámico, más en primera persona, etc.

En realidad fue un poco de casualidad. Lo que sí que es cierto es que me gusta tocar aquellos temas que creo que los medios tradicionales no están tocando lo suficiente, ya sea por falta de interés, o de tiempo, o de lo que sea.

Aprovecho para hacerte spoiler del próximo reportaje del miércoles: se trata de un análisis de 24 horas en una secta, en un retiro espiritual, y vas a flipar con las técnicas de manipulación que se usan.

Un medio de comunicación tradicional eso tampoco lo puede hacer porque podrías poner en riesgo a uno de tus empleados y eso puede suponer un problema.

AD: Claro.

CT: También tienes que tener el interés en hacerlo y entender por qué es una secta. Vamos a hablar de Equipo de Investigación: cuando tocaron el tema de la secta, tú ves ahí los afectados, como la madre y tal, a nivel general, si ves los comentarios, se dice que la madre es una histérica, que no soporta que su hija se haya ido de casa, que su hija está tomando drogas pero que eso al final es una fase y ya está… y cosas así.

Pero la madre lo que te está diciendo en ese reportaje es que su hija ha cambiado de un día para otro. Pero hay gente insensible que ha dicho que la madre es una exagerada y ha puesto comentarios como estos de lo que ha entendido de Equipo de Investigación.

Ahora, cuando veas el reportaje del miércoles, vas a ver como la gente de ahí no es libre. Todas sus decisiones, todas sus opiniones, todos sus pensamientos… vas a ver cómo los van manipulando.

Tal y como ha pasado con este reportaje, ningún otro me había dejado claro tampoco qué es una secta, cómo funcionan, cómo manipulan a la gente… entonces decidí tirar por ahí porque creo que de eso no se está hablando.

Por ejemplo, del tema del Pizzagate, que es otro de los temas de los que más he hablado, al igual que Qanon, a mí no me quedaba claro nada. Cuando leía medios de comunicación, no me quedaba claro qué era verdad, qué era conspiración… y dije pues me voy a poner a investigarlo yo.

Otro ejemplo, la situación en el Sáhara Occidental. Se habla como mucho un día al año cuando se hace la manifestación aquí en Madrid o en Barcelona, y ya está. No se comenta, por ejemplo, que el Sáhara Occidental sigue siendo de administración española, que hay 200.000 personas en una cárcel en medio del desierto, porque aquello es una cárcel… no veo que se esté hablando de eso.

En realidad, el problema no son las creencias, sino cómo usas tu fe y, peor aún, cómo usan tu fe, cómo condiciona la fe a tu realidad. Aquí está la diferencia.

Ahora hace poco hice uno sobre la industria farmacéutica. Es un tema que, de hecho, hablándolo con gente que está trabajando en televisión, me dijeron que no lo tocara porque podría tener muchos problemas. Tal cual así. Me dijeron que habían hecho muchos reportajes sobre la industria farmacéutica y que se los habían tirado todos para atrás. Ya estaban hechos y, sin saber por qué, no habían llegado a salir.

Y les dije, pues ya que vosotros no lo podéis hacer, lo voy a hacer yo.

AD: Claro que sí.

CT: Esa es básicamente el motivo. Hay muchos temas que me gustaría tocarlos pero si ya lo está haciendo Salvados, qué voy a aportar yo (ríe).

AD: Claro, a ti nadie te puede dar órdenes, es decir, no tienes un superior o un jefe que diga lo que puedes o no puedes publicar.

CT: Claro. Y si alguien me dice algo, lo único que van a conseguir es que salga en Twitch comentándolo (ríe).

AD: Exacto (ríe). Uno de tus reportajes más conocidos, y que tenemos que mencionar sí o sí, es cuando te infiltraste en la Iglesia del Palmar de Troya, una secta conocida de España de la que, hasta entonces, se sabía lo justo. Aunque es cierto que ya has hablado bastante de este tema en otras entrevistas, ¿cómo se te ocurrió infiltrarte ahí?¿Cómo fue la experiencia?¿Puedes relatar alguna anécdota interesante?

CT: En ningún momento lo vi como una valentía ni nada especial. Hay gente que me ha escrito comentando que le gustaría sentir esa sensación de no saber si te van a pillar o no, cuando a mí eso ni se me pasó por la cabeza.

Realmente lo que pasó es que yo pasé por allí y dije, pues voy a buscar información. Y veía que todo lo que se hablaba era en tercera persona, ¿no? “Ellos, ellos, ellos…”. Entonces pensé, ¿tan difícil es ir a hablar con sus responsables directamente?

Claro, yo no entendía lo que era una secta ni nada de eso. Lo que hice fue escribirles a través de su página web, empezamos a hablar por correo y a raíz de eso ya me invitaron. Pero mi idea fue esta.

Como no entendía lo que era una secta, porque como te he dicho antes en todos los reportajes que había visto no conseguía comprender bien en que consistían las sectas… en plan, ¿por qué es una secta?¿Porque estafan a la gente?¿Porque rezan a algo raro? No quedaba claro en esos reportajes nada sobre las técnicas de manipulación que usaban.

Partiendo de esto, mi idea era hacer un reportaje para defenderlos. Imagínate. Era para decir “mira, ellos creen en la Virgen del Palmar pero a mí me parece esto igual de surrealista que mi abuela que cree en el Dios normal y corriente, o un budista, etc.”. Son todo creencias, ¿no? Tenemos las mismas pruebas de que existe la Virgen del Palmar que de la Virgen de Montserrat.

Yo pensaba eso. Me enfocaba, como toda la gente que no sabe de estas cosas, en las creencias, en lo surrealista de lo que creen. En realidad, el problema no son las creencias, sino cómo usas tu fe y, peor aún, cómo usan tu fe, cómo condiciona la fe a tu realidad. Aquí está la diferencia.

Más tarde, cuando ya empecé a hablar con el padre Braulio, que era el relaciones públicas de la Iglesia, después entre ahí, empecé a hablar con ellos y veía las contradicciones que me decían, como que hacía meses o años que no veían a sus familiares. Ahí es cuando empecé “hostia, hostia, aquí es donde está verdaderamente el problema”.

Da igual que crean en la Virgen del Palmar o que piensen que ahí se ha aparecido Dios. Eso es lo de menos.

AD: Efectivamente. ¿Qué tal fue esa experiencia?¿Puedes contar alguna anécdota que te impactara?

CT: Me lo han preguntado varias veces. La verdad es que a mí la experiencia me gustó. Me pasaba rezando de 6 de la tarde a 11 de la noche, descansado del teléfono móvil, conociendo una realidad diferente a la mía que eso es algo que a mí siempre me gusta… Y luego, cuando yo he dicho esto, los de la Iglesia Palmariana lo han usado para decir “mira, a este chico estar aquí en realidad le gustó pero no quiere decirlo”, y yo, pero pero…

AD: (ríe)

CT: No es que me gustase. Me daba mucha pena ver a toda esa gente atrapada ahí. Otra cosa es que me sintiese cómodo allí, que la verdad es que sí. Como no tenía que decidir nada… Piensa que en las sectas a ti te lo dan todo hecho. Entonces no tenía esa tensión que tengo ahora de tener una lista de tareas y de responsabilidades que hacer. Allí eso no existe, entonces mientras vayas obedeciendo no tienes ni que decidir nada.

Hay muchos tipos de sectas. Sectas religiosas, sectas comerciales como son el caso de las sectas piramidales, sectas políticas… el problema no es la ideología, puede ser cualquier tipo. El problema son las técnicas que usan, que siempre son las mismas .

Muchas veces lo difícil de la vida es tomar decisiones. ¿Qué hago, me quedo a vivir aquí o me voy a un trabajo que me ha salido en la otra punto del mundo que estaré lejos de mi familia? La vida al final se basa en decidir. Ahí ese gran problema de la vida no lo tienes.

En cuanto a anécdotas: los matrimonios de conveniencia. A mí eso me petó la cabeza. En la Iglesia del Palmar estábamos los hombres y las mujeres por separado. Pues llevaba allí tres o cuatro días, y me viene una señora y me dice “hola, ¿cómo te llamas?”, y yo “me llamo Pere”, le dije. Y me preguntó de dónde era, y yo le dije que era de Andorra y que iba a pasar allí unos días y tal.

En eso me dice “ah, muy bien, yo es que te quería presentar a mi hija, que tiene dos años menos que tú e igual te gustaría conocerla…” y yo… Mira, si eso me lo dice una persona normal en un sitio normal, diría, bueno, me quiere presentar a su hija, que ya me parecería raro la verdad… pero en la Iglesia Palmariana, donde los hombres y las mujeres viven por separado y no hablaban, que me venga una señora con la única intención de presentarme a su hija, yo pensé “joder, esto es muy turbio”.

AD: (ríe).

CT: Luego, hablando con ex palmarianos, me dijeron que sí, que ellos ya están fuera y han rehecho su vida, pero que se casaron porque los padres de la pareja o el Papa lo acordaron así. Matrimonios de conveniencia en España en pleno siglo XXI. Algo que te podrías pensar de un país tercermundista perdido de la mano de Dios y tal, pero no, no: eso está pasando en España ahora mismo.

A mí eso me impactó mucho, la verdad.

AD: ¿No han tenido repercusiones legales por ello?

CT: No, porque está la cuestión de que si yo te digo a ti que te cases con otra persona y tú lo haces, lo haces porque quieres. No hay todavía una legislación al respecto de la persuasión coercitiva. Está el tema este de que “nadie te pone una pistola en la cabeza” para que lo hagas, que es lo que dice mucha gente.

Pero claro, nadie me ha puesto una pistola en la cabeza, pero me han dicho que si no hago esto voy a ir al infierno, que si para ellos es real es una amenaza muy heavy; si no me voy con ellos voy a perder la relación que tengo con mi familia; o se me hace ver que si no obedezco no estoy a la altura o dentro de lo que se espera de mí en el grupo…

Todo eso acaba condicionando de la misma forma que una relación tóxica. Una relación de este tipo únicamente con violencia psicológica puede llegar a ser muy dañina. Y en cambio nadie te ha pegado o incluso quizá ni te ha gritado. Simplemente con ciertas actitudes ya se puede condicionar tu realidad.

AD: Recientemente, Tamayo, también has elaborado varios reportajes para desmontar estafas piramidales, como IM Academy, de las que has llegado a decir que te recuerdan al funcionamiento de las sectas.

CT: No es que me recuerden. Son sectas. Es decir, hay muchos tipos de sectas. Sectas religiosas, sectas comerciales como son el caso de las sectas piramidales, sectas políticas… el problema no es la ideología, puede ser cualquier tipo. El problema son las técnicas que usan, que siempre son las mismas.

Sea una ideología religiosa, una ideología política, una ideología de tipo comercial como por ejemplo ser emprendedor, sea una ideología pseudoterapéutica de que con los chakras te voy a curar… Así por ejemplo habrá gente que crea en que los chakras le sanan y lo creerá de forma sana, y otros se meterán en una secta basada en pseudoterapias donde sufrirán este tipo de conductas manipuladoras.

Cuando entré en IM Academy me recordó a las técnicas que usaban en las sectas porque ya las había visto, y lo que pensé es que eran exactamente lo mismo. Al final hacen lo mismo que una secta religiosa pero con una ideología más en plan “somos los emprendedores del siglo XXI, te vamos a enseñar a generar diferentes fuentes de ingresos…”… ese rollo que ahora vende más, tipo “¿quieres ser tu propio jefe?”.

AD: Y de hecho, en este caso, sí que hubo repercusiones legales, ¿no? A raíz de lo que tú publicaste se ha podido denunciar como afectados por IM Academy.

CT: Sí, se hizo una denuncia colectiva, se presentó y eso sigue adelante. El problema es que no puedo dar información sobre el tema

AD: No te preocupes, se entiende. A raíz de tus directos, vídeos en YouTube y en tu podcast Disiedencia Controlada de Podimo, también hemos visto que has empezado también a desmontar teorías de la conspiración, como Pizzagate y QAnon, muy relacionadas con grupos supremacistas de extrema derecha en Estados Unidos. ¿Puedes explicarnos un poco en qué consisten estas teorías conspirativas?¿Cómo nacen, qué les caracteriza y, sobre todo, por qué te lanzaste a investigarlas?¿Cuál es la conspiración más loca que has investigado?

CT: Cuando hayan novedades en Podimo lo anunciaré a través del canal, así que para toda la gente que esté interesada, atentos.

AD: (ríe).

CT: Básicamente, estas teorías se basan en que existe una mano negra detrás de cualquier gran suceso. Todas. O prácticamente todas. En el caso de QAnon, se trata de un grupo de pedófilos demócratas. Siempre hay un grupo detrás, un gobierno en la sombra, que dirige y lo elije todo, así que cualquier problema que tengamos es su culpa. Y en eso se resume todo.

Claro, tener un enemigo común al que culparle de todos tus problemas siempre viene bien. Por eso muchas veces son tan llamativas las teorías de la conspiración. Ahora sobre todo a raíz de la pandemia que mucha gente ha estado muy mal, encerrada en casa, con un virus del que prácticamente no teníamos información, que no sabíamos que hacer, si salir, si no salir, si ahora hasta las seis, ahora ya no, con instrucciones muy contradictorias entre sí porque claro es un virus del que no se sabía nada… pues eso hace que mucha gente necesite y busque respuestas para poder vivir de la mejor manera posible.

Las teorías de la conspiración son mucho más fáciles de vender y mucho más fáciles de comprender que respuestas científicas como decir que todavía no se tienen soluciones y que se está investigando. Frente a eso, hay gente que dice “pues a mí esto no me sirve, me voy con el que me dice que tomando un poco de lejía me va a curar y así al menos me quedo tranquilo”. No sé si he respondido a tu pregunta (ríe)

AD: Sí, solo quedaría que me dijeras si es posible por qué te lanzaste a investigar estas teorías y que nos explicaras una que te llamara especialmente la atención.

CT: Todas son muy llamativas. Una teoría de la conspiración que me gusta mucho es la de los dinonegacionistas. Se trata de gente que niega los dinosaurios. En resumen, esta teoría dice que los dinosaurios son animales ficticios inventados por un grupo de masones de la élite con el objetivo de negar la Tierra joven. Hay gente que niega que la Tierra tenga millones y millones de años, sino que en realidad tiene 7.000 años, que es una creencia muy ligada al creacionismo…

AD: Eso te iba a a decir.

CT: Sí, sí, ellos piensan que Dios creó la Tierra en siete días, que cada día equivale a mil años, y que los dinosaurios no existen porque lo único que hacen es negar la idea creacionista. Es decir, esta élite no quiere que creamos en Dios y por eso se han inventado los dinosaurios, que en realidad nunca habrían existido.

Y cuando se ponen a defenderlo, uno de los primeros argumentos que utilizan es que los dinosaurios no podían follar. Además, es que hay un vídeo que lo dice así: el principal argumento, el más fuerte de todos, es este, y te ponen ahí dos muñecos y te dicen “¿ves? Esto no hay por donde encajarlo”, y yo pensando, madre mía…

Esa es la que más me gusta. Claro, me gustan los dinosaurios y las conspiraciones, pues me han hecho aquí un mix que me gusta.

AD: También has hablado sobre todas las teorías que circulan sobre la plandemia, el 5G y las vacunas, y sobre todo lo relacionado con esto. ¿Por qué crees que hoy en día este tipo de teorías conspiracionistas, o las fake news, están en auge? Ya no solo estas que has investigado, sino también el terraplanismo por ejemplo.

CT: Creo que es porque se basan en un descrédito continuo a todas las fuentes oficiales, ya sean medios de comunicación, sean gobiernos, o fuentes institucionales, u organismos médicos…

Hay que tener en cuenta también que estas fuentes oficiales muy transparentes no son. En los medios de comunicación hemos visto cómo usan su influencia o su poder para sus propios intereses. A nivel político hemos visto los miles de casos de corrupción. En la industria farmacéutica también hemos visto cosas muy turbias. No lo ponen nada fácil para confiar en ellos.

Entonces existen siempre los cuatro oportunistas que te dicen que ellos son muy malos, muy malos y, por contraposición, yo soy el bueno. Mira ellos qué malos que son y mira qué bueno soy yo que te voy a dar un remedio milagroso, por ejemplo.

Una persona que se inmola en nombre de Dios y mata a 200 personas, lo que piensa es que los va a salvar y van a ir al paraíso o lo que sea. Piensan que están haciendo un bien en realidad. Los que están en una secta piensan exactamente lo mismo.

Cuando tú ya empiezas a creerte que el 5G igual no es muy bueno y demás, dejas el teléfono móvil lejos no vaya a ser que tengan razón estos porque es que ya no te crees nada. Luego te vienen con las vacunas, que tengas cuidado por si eso te puede matar, o lo que sea, entonces piensas que quizá mejor no ponértela de momento o hacerlo en un futuro. Y ahora, claro, no te has puesto la vacuna pero de algún modo te tienes que proteger, pues te voy a dar este remedio homeopático, o te voy a dar lejía… así poco a poco llega un momento que todo lo que tú crees está ligado a creencias que no tienen ningún tipo de fuente, que te lo dice solo tu grupo de amigos o tu círculo cercano y poco más…

¿El problema cuál es? Que si estos mismos te dicen que la Tierra es plana, o que los dinosaurios no existen, o lo que sea, tú te lo vas a creer porque las fuentes son las mismas. Si me he creído lo del 5G, ¿por qué lo de la Tierra plana no? Nadie se levanta de un día para otro diciendo que la Tierra es plana.

AD: Dices que es entonces algo progresivo, ¿no?

CT: Exacto.

AD: Todo eso parte entonces de una crítica que en principio puede ser legítima, pero que se utilice para llevarte a un sitio a lo mejor incluso peor, ¿no?

CT: Con la industria farmacéutica tenemos el ejemplo que yo saqué en mi reportaje en el que existen unos pagos a ciertas personas que son opacos. Y de pronto ves que estas personas están a favor de una vacuna concreta cuando realmente a nivel científico no tienen ningún argumento. Esto es objetivo y existe.

Estos mismos argumentos los coge el pseudocientífico de turno y te mete toda su mierda. Pero claro si esta parte del discurso que critica a las farmacéuticas se les deja solo a los conspiranoicos el problema es que mucha gente puede verlo y decir, joder, esta parte es verdad, y concluir que si unos le mienten y otros le dicen la verdad, por lógica, todo será verdad.

De hecho, no verás una conspiración donde todo sea mentira. Mezclan una parte de verdad con mucha mentira. Pero intentan remarcar siempre las pruebas que tienen sobre la parte de la verdad.

AD: Claro, por ejemplo Pizzagate o Qanon parten de una crítica que puede ser muy legítima al Partido Demócrata de Estados Unidos, y de sucesos reales como la filtración de correos que hubo donde se vieron algunas cosas muy turbias, pero claro, se han montado toda una película que no se sostiene por ningún lado.

CT: Exacto, los correos son verdad. Ahora bien, que la interpretación que le hayan dado sea verdad, eso es otra historia.

AD: La extrema derecha es muy dada a apoyarse en estas y otras teorías conspiracionistas y pseudocientíficas y también en la difusión de fake news.

CT: Sí, aunque aquí voy a romper una lanza y te diré que la extrema izquierda también. De hecho, el rollo más antivacunas por ejemplo ha sido más de la extrema izquierda, pero ahora como “Perro Sánchez” está en el gobierno, a los de derechas les ha venido bien sumarse a ello.

AD: Claro, Tamayo, pero no se limita a España. Una encuesta concluyó que más de la mitad de alemanes que votaron a Alternativa para Alemania se oponía a la vacunación contra el COVID. De alguna manera, la extrema derecha en los últimos años no solo se ha apropiado de teorías que antes podrían ser del dominio de otras corrientes políticas, sino que están basando todo su discurso en fake news y todas estas creencias.

CT: Sí, sí.

AD: ¿Crees que existen paralelismos entre el funcionamiento de las sectas y el de grupos supremacistas, neofascistas, etc.? Si es así, ¿cuáles son, o cuáles crees que son?

CT: De ese tema no me he informado, entonces no te puedo decir. Lo que te puedo comentar en relación a eso es que realmente nadie quiere hacer el mal y todo el mundo cree que hace el bien. Una persona que se inmola en nombre de Dios y mata a 200 personas, lo que piensa es que los va a salvar y van a ir al paraíso o lo que sea, ¿sabes? Piensan que están haciendo un bien en realidad. Los que están en una secta piensan exactamente lo mismo.

Los que estaban por ejemplo en la Iglesia del Palmar pensaban que los que se quedaban en el grupo, incluyendo sus familiares, se iban a salvar del apocalipsis que va a llegar, que van a ir al cielo, etc.

Los de IM Academy pensaban que quedarse en el grupo implicaba tener una mente de emprendedor y ser prácticamente el nuevo Bill Gates, o el nuevo Zuckerberg, etc., y todo eso te va a permitir poder ayudar a tu familia. Un testimonio decía que es que hacía dos años que no veía a su hijo porque se suponía que estaba intentando ganar dinero para la familia cuando en realidad era ella la que le estaba dando dinero.

Es que no lo ven. Tampoco es que quiera defender yo a un nazi, pero entiendo que cuando un nazi actúa él está pensando en que está haciéndolo bien. Pero le han metido en la cabeza que el judío es el mal y el culpable de todos sus problemas y que si lo eliminamos, como decía la Peralta, pues el problema solucionado y todos seremos más felices. El problema es que eso es mentira.

Aunque el tema extremismo nazi no lo he tocado, al final creo que no deja de ser fanatismo.

AD: Existen numerosos testimonios de gente que se ha acercado a grupos neonazis o que han pertenecido a ellos y relatan su experiencia. Tenemos a David Saavedra, autor de Memorias de un exnazi, o Diario de un Skin. ¿Te planteas investigar el funcionamiento de estos grupos?¿Qué ideas tienes al respecto?

CT: No me lo he planteado, pero sí que me interesaría. Sí que he ido alguna vez a la manifestación de nazis que hacen en Barcelona por curiosidad, sin opción de que nadie me reconociese, como si fuera un nazi más…. Pero no.

Me impacta que haya gente que llegue a este punto en pleno siglo XXI después de todo lo que ha pasado con el nazismo. Pero luego te vienen los negacionistas del Holocausto, diciendo que existe un complot para mentir acerca de lo que pasó, y cualquier dato objetivo que pueda dar no les vale… eso es lo que supone al final el fanatismo.

No me lo he planteado pero sí que me gustaría. Igual algún día hago algo. El problema es que el tema nazis en YouTube no se puede monetizar muy bien. Aunque bueno, el tema ayahuasca me está costando mucho también (ríe).

AD: ¿Si?¿Porque toca el tema drogas?

CT: Sí, porque es tema drogas y porque no interesa. Y YouTube, a la mínima duda… claro, se puede hacer si tiene un formato informativo y documental… pero ya más formato documental no sé cómo podría darle.

AD: El problema es que YouTube funciona con algoritmos y entre que no pasa el filtro y te tiran eso abajo, tú lo reportas para que lo revisen de nuevo…

CT: Yo lo tenía monetizado hasta que alguien me lo denunció. Me llegó una notificación de que había sido algo manual. Y yo “será cabrón”.

AD: (ríe)

CT: Me tiré después como dos o tres días hablando con YouTube explicándoles por qué eso se podía monetizar en base a sus propias políticas y al final me lo monetizaron. Ahora vamos a por el segundo.

AD: Claro que sí, Tamayo, esto me viene muy bien para la siguiente pregunta. A raíz del material que elaboras, te has ganado evidentes enemistades. ¿Cuál ha sido la reacción de estas sectas, grupos o estafas ante tus reportajes?¿Has sufrido amenazas, acoso…?¿Puedes relatarnos alguna de estas experiencias?

CT: La Iglesia Palmariana, como tienen prohibido usar Internet, me contactaron solo las dos personas que tenían permiso papal para contactarme. Era curioso ver cómo intentaban presionar y manipular el discurso para que yo borrase mi reportaje, pero ya está. Psicológicamente no me cansó ni nada.

El problema vino con IM Academy, que es gente muy activa en redes, emprendedores digitales, que tienen muchos 16, 17 y 18 años, y claro, un niño de 16 años fanatizado puede dar mucho por saco. Me vinieron muchos con flames del tipo “voy a contratar un sicario”, “te voy a matar”, “te voy a ver por la calle y te voy a clavar un puñal”, “segundo aviso”, “somos las nutrias”, “borra el vídeo o te la vas a cargar”… cosas así, muy continuas.

Yo lo fui denunciando, pero claro, al final cansa, aunque más o menos sabía que no iba a pasar nada. Al final son niños fanatizados que seguramente si me ven por la calle me pedirían una foto y ya está. Pero claro, yo lo denunciaba todo por si acaso, al menos si pasa algo que haya una denuncia previa.

Hay que entender también que ellos no lo hacen porque sí. A ellos les dicen que por mi culpa hay gente que no está accediendo a “esta gran oportunidad”, gente que está dejando de ser emprendedora, que no podrá acceder a esta forma de hacernos todos ricos, pues yo soy el enemigo al que se tiene que combatir. Los profesores de la academia decían mensajes como “a mí esto no me lo harían dos veces” o “a mí me dicen esto y yo reacciono” o cosas así, y los niños dicen, “pues yo reacciono”.

Cada vez que venía una oleada de hate, buscaba y resulta que en menos de 24 horas algún jefe de IM Academy había soltado proclamas de ese tipo.

Lo que más me preocupó de este caso fue uno de los profesores que en su escritorio se le pilló pequeñas capturas del barco donde yo vivía y que se veía el fondo, como intentando saber dónde estaba… y ahí sí que me preocupé. Pero dio la casualidad que eso fue una semana después de que yo me fuera del barco. Que menuda suerte, porque ahí no hay seguridad de ningún tipo. Tú vienes, empujas un poco la puerta y entras.

A nivel divulgativo lo que hago yo de desmontar teorías o grupos, analizando las técnicas manipulativas que hay detrás, QUE creo que está bien, pero a nivel práctico no sirve para nada. Hoy hay uno, pero dentro de unos años habrá otro haciendo exactamente lo mismo, o los mismos con otro nombre

A eso le sumas que a mí me llegaron audios de testimonios que aseguraban que el tipo este les había amenazado, o se había presentado en la puerta de su casa… tampoco tenía yo ganas de enfrentarme a él. Pero bueno, al final no pasó nada porque ya me había ido de allí.

AD: Nos alegramos de que no te pasara nada, aunque tampoco se entiende en qué les puede beneficiar que a ti te pase algo porque al final es mala prensa. Al final es un intento de asustarte, de silenciarte.

CT: Sí, pero como a mí eso me da igual… Y al final, el que me quiera pegar, me va a pegar. Ahora bien, si me puedo escapar, yo corro. En la última serie ha pasado eso. Yo correr, corro. Ya verás lo que corro yo.

AD: (ríe)

CT: Me intentaron retener un poquito… y yo corro.

AD: ¿Eso dónde te pasó?

CT: En el reportaje que estoy sacando ahora. Me vino un tío por detrás y me dijo: “sé quién eres”. Eso en la secta donde estaba. El corazón a cien.

AD: (ríe) Y te tocó salir por patas.

CT: No te quiero hacer spoiler. No salí tan rápido como quise. Si tienes curiosidad, en el primer capítulo salen dos planos de ese momento. El último vídeo que hay colgado en mi canal de YouTube, en el minuto 15:48, sale. Cuando me dice “sé quién eres”, yo le digo “si quieres me voy”, y me dice “no, no, no, te acabo de pillar con el marrón. Ahora vas a entrar ahí y nos vas a explicar qué es lo que haces”. Y se termina.

AD: Madre mía.

CT: A ver, yo sabía que eso podía pasar y más o menos estaba preparado para cuando eso pasase, lo había ensayado. Lo intento siempre preparar todo. Pero no lo había ensayado tanto y claro, al final el otro es un actor que improvisa, ¿sabes? Entonces al final no dice lo que yo pensaba que diría… pero bueno, sigo aquí, bien…

AD: Claro, si estás aquí en la entrevista es que todo ha ido bien (ríe).

CT: Exacto. Y ahí… me persiguió un buen rato, ¿eh? Si me pillaba no se que quería hacer exactamente. Ya verás, ya.

AD: Más allá de las denuncias que haces, ¿cómo podríamos combatir estos grupos, estas técnicas o estas teorías?¿Qué se podría hacer?¿Qué propones? Teniendo en cuenta que además están en crecimiento.

CT: A nivel divulgativo lo que hago yo de desmontar teorías o grupos, analizando las técnicas manipulativas que hay detrás, que creo que está bien, pero a nivel práctico no sirve para nada. Hoy hay uno, pero dentro de unos años habrá otro haciendo exactamente lo mismo, o los mismos con otro nombre, y como no habrá un vídeo o un reportaje desmontándolos pues la gente caerá.

¿Por qué IM Academy ahora se ha vuelto a cambiar de nombre? Ya no se llama IM Academy. Ha pasado en un año de llamarse International Markets Live, después a IM Academy, que es cuando yo hice los vídeos, y ahora ya son Lizards, o algo así relacionado con lagartos. Si ahora la gente busca información de los Lizards, como por ese nombre no hay nada, verán que no hay nada malo y entrarán.

Lo que se debería conseguir es que la manipulación coercitiva sea un delito. Si alguien te presiona para que te alejes de tu familia y tomes ciertas decisiones, eso debería regularse o legislarse de alguna forma.

Del mismo modo que los gobiernos se han puesto las pilas en cuanto a violencia de género, donde tú puedes denunciar violencia psicológica y no te van a ver como una loca… bueno según quién porque hay cada uno por ahí… pero bueno, afortunadamente cada vez hay más conciencia sobre eso…

AD: Sí, sí.

CT: Pues cuando se trata de un grupo, en plan “no, es que yo estaba ahí en un grupo donde bailábamos desnudos pero yo no quería…”, pues si tú no querías, no haberlo hecho. “Claro pero yo no podía decidir no hacerlo porque pensaba que sí que quería”… eso por desgracia no se entiende todavía.

Por eso creo que cuanta más divulgación, a nivel social se va entendiendo mejor, y a medida que la sociedad avanza las leyes también van cambiando. Pienso que cuando la sociedad comprenda lo que es en realidad una secta, eso se verá reflejado también a nivel jurídico o legal. Siendo las técnicas exactamente las mismas, si tú puedes demostrar que se te ha dicho A o B… por ejemplo, que si alguien te dice que le des 5 euros o si no te morirás de cáncer, pues que le caiga un buen puro, ¿no?

AD: Sí que ha habido denuncias, ¿no? Por ejemplo en el caso de la Iglesia de la Cienciología.

CT: Sí, pero no con respecto al tema sectario per se. Cuando ha habido juicios por estos temas han sido por delitos como trata de personas, estafas económicas y demás, pero no ha habido denuncias por la manipulación coercitiva. Hay sectas que utilizan este tipo de manipulación pero no hacen nada ilegal. Ahí está el problema.

AD: ¿Y a nivel educativo? Porque has dicho que muchas familias se han roto…

CT: Sí, eso ha pasado muchísimo, o familias enteras que están en sectas. Con el tema de los nazis también. Ser nazi es como estar también en una secta. No sé si has visto una película que se llama Rebeldes del Swing donde se ve como relaciones familiares y de amistad se van rompiendo por ideas extremas nazis. Está muy bien esa película.

AD: Le echaremos un ojo pues. Volviendo a la cuestión, ¿qué puede hacer un padre o una madre para que su hijo o hija no sea seducido por estos grupos, llámese Iglesia del Palmar, IM Academy o Hermanos Arios, por poner tres ejemplos? O a nivel educativo. Daavid Saavedra, de Memorias de un exnazi, decía que igual que se hace prevención contra las drogas, hay que hacer prevención contra el fanatismo.

CT: Sí, es exactamente eso. Hay gente que me ha escrito y me ha dicho que las técnicas manipulativas que he enseñado en mis reportajes las ha detectado en algún grupo en el que estaba. Como he dicho, las técnicas muchas veces son las mismas, cambian cuatro aspectos, o se combinan de forma distinta. A mí me pasó eso cuando investigaba IM Academy. Muchas de las técnicas de manipulación que utilizaban me recordaban a la Iglesia Palmariana. No era únicamente una estafa piramidal, había algo más turbio detrás. Porque hay algo peor que el hecho de que te roben, que es que tú decidas ir regalándoles el dinero porque te han dicho que eso es lo mejor para ti.

La cuestión es, ¿por qué una nazi decide salir en Equipo de Investigación? Porque sabe que hay una audiencia que es a la que ella aspira a conectar que le va a parecer interesante su discurso. Y va a decir, hostia, me gusta lo que dice esta chica, la voy a buscar. Y ahí puede ser todo lo moderada que quiera, eso le da igual. Simplemente tiene que sembrar una semilla de curiosidad para que la gente vaya a su contenido. Y punto.

Cuanta más divulgación y educación haya al respecto, mucho mejor. En clase de Filosofía yo recuerdo por ejemplo que dimos a Schopenhauer, el arte de convencer, falacias lógicas… solo que quizá se debería hacer bien, porque yo recuerdo cuando lo di en clase y pensaba «qué mierda es eso, no me interesa para nada».

AD: (ríe)

CT: Y ahora me he leído el libro este de El arte de tener la razón y está muy interesante, te enseña cómo a través de falacias lógicas puedes convencer a un público de que tienes razón aunque no la tengas. Cuando eres consciente de todas ellas, comienzas a verlas en todas partes: en debates políticos… o cuando un gurú me responde, como Romualdo Fons que me hizo una vídeo respuesta, ahí detectaba tres o cuatro falacias por minuto. Y todo para no centrarse en lo importante que es donde no puede ganar. Ese es su objetivo. Yo creo que si las conoces es más difícil que te la cuelen, aunque no es imposible, obviamente.

AD: Sí, lo que se ha dicho siempre de educar en el pensamiento crítico. Recientemente, como otras muchas personas, has relatado tus malas experiencias en el mundo de la televisión, y más reciente con Equipo de Investigación. ¿Puedes relatarnos por encima qué es lo que pasó?¿Crees que el tratamiento que hacen los medios de estos fenómenos es el adecuado?

CT: Los medios de comunicación, a la hora de tocar temas que son delicados, como la manipulación sectaria o cómo funciona una secta, o cuál es el peso de dar voz a una nazi, o qué implicaciones puede tener… por lo que yo he visto, por ejemplo, cuando yo hago un reportaje tardo bastante, en primer lugar porque lo tengo que entender muy bien antes de contarlo. No lo cuento hasta que lo entiendo. Eso no lo hacen los grandes medios, que no tienen mucho tiempo y no pueden entender las cosas bien pero y venga, tiran para allá, y después pasa lo que pasa.

En el caso del grupo sectario que tocaron hicieron una publicidad inmensa al gurú; en el caso de la nazi, la cuestión es, ¿por qué una nazi decide salir en Equipo de Investigación? Porque sabe que hay una audiencia que es a la que ella aspira a conectar que le va a parecer interesante su discurso. Y va a decir, hostia, me gusta lo que dice esta chica, la voy a buscar. Y ahí puede ser todo lo moderada que quiera, eso le da igual. Simplemente tiene que sembrar una semilla de curiosidad para que la gente vaya a su contenido. Y punto. Allí ella ya se puede explayar.

Equipo de Investigación ha servido de nexo entre una parte de la audiencia que todavía no estaba fanatizada con una fanática que se dedica a fanatizar al personal. Eso en el caso de grupos nazis como en el de grupos sectarios, que para mí no deja de ser lo mismo. A la hora de sacar al gurú sectario hace unas semanas que fue el reportaje en el que a mí me la intentaron liar, en ningún momento se preocuparon por entender qué es una secta. Se da a entender a la audiencia que una secta es un lugar donde te roban dinero, que no tiene por qué, y que también es un lugar donde toman drogas, que tampoco tiene por qué.

Entonces mucha gente verá ese reportaje y dirá que si la gente quiere tomar drogas pues que las tome. O sea, tú no estás en una secta para tomar drogas. Tú si quieres ir a tomar alguna droga, pues lo haces, está en tu libertad hacerlo. El tema es si te dicen que esta droga te va a curar de no sé qué, y además te insisten en que te separes de tu familia, etc.

Por eso he estado más de un año y medio preparando este reportaje. Hasta que no lo tengo muy claro todo, hasta que yo no lo entiendo muy bien, si tengo dudas, no lo hago. No sé si has visto el reportaje que sacaron en La Sexta, pero lo podéis comparar con el que voy a sacar yo este miércoles y verás la gran diferencia que hay no solo en cuanto a estructura, sino en cuanto a contenido. ¿Por qué es una secta? Por eso, por la manipulación que ejercen. Si ellos creen en una medicina ancestral o lo que sea, es lo de menos. El problema es cómo te manipulan para que tú te quedes dentro del grupo y no salgas de ahí.

En cuanto a Equipo de Investigación, vinieron a buscarme porque un concejal de un pueblo se puso en contacto con ellos y les dijo que estaba haciendo un reportaje con cámara oculta que les iba a interesar, a pesar de que yo le dije a ese concejal que no dijese nada. Pero bueno, Equipo de Investigación me contactó, me dijeron de colaborar con ellos y les dije que sí, que yo les iba a contactar alrededor de enero o febrero cuando hubiese terminado la serie.

Porque mi idea era mover el reportaje por esas fechas, pero les comenté que la única condición que les ponía era que no saliera antes de que yo lo publicara.

Esa fue la única condición, y la repetimos muchas veces. Me dijeron «sí, sí, no te preocupes, en ningún momento te vamos a pisar…», tengo hasta las llamadas grabadas que también están publicadas por si las quieres escuchar. Y ahí se escucha claramente que me aseguran que se publicará en febrero, que no me iban a pisar, que les gustaba mucho mi contenido, que era un genio, un crack, que «ojalá te pudiéramos contratar»… un bombardeo de amor que lo veo ahora en retrospectiva y, joder, ya era turbio de por sí.

Que de pronto se meta Equipo de Investigación a dinamitar mi trabajo solo para su propio beneficio haciendo algo que ni se han mimado ni se han currado ni nada… me sentó muy mal.

Y como me la han liado muchas veces los medios de comunicación, por ejemplo, preparé un reportaje para Espejo Público y luego lo presentaron como suyo sin mencionarme ni nada; con RTVE que también les cedí unas imágenes para un reportaje y me dijeron que me iban a pagar y luego no me pagaron tampoco… en fin, como he tenido muchas malas experiencias en esta línea, me llamaron después de un mes donde les mandé una primera entrega del material que yo tenía, un primer capítulo con imágenes de afectados, con toda mi experiencia para que pudieran montar bien la historia… llegó un lunes y me llamaron para decirme si me venía bien que me entrevistaran el jueves y que les enviara todo el material.

Y yo les dije que ningún problema, pero que antes, como ya me la habían liado muchas veces, les dije que primero que, aunque no tenía ningún motivo para desconfiar, y como también me había gastado mucho dinero en hacer el reportaje, como unos 3.500 euros…

AD: Madre mía.

CT: Sí, sí. Año y medio de trabajo. Y que además, vosotros sois La Sexta y yo no soy nadie y si me pisáis, a mí me podéis hundir mucho. Y si me la liais, significaría empezar de nuevo y dejar pasar un año y medio más, como mínimo. Bueno, el caso es que me dijeron que sí, que ningún problema. Entonces Ariadna, que es la productora, me dijo «ah, es que mira, acabo de mirarlo justo ahora y resulta que se va a emitir en noviembre».

AD: Vaya, qué justo (ríe).

CT: Sí, sí, justo. Y yo le digo «¿y eso no lo has visto hace un minuto cuando te he pasado los vídeos?». Y claro, yo aquí me cabreé. Me dijeron entonces que ellos en ningún momento habían dicho nada de que se emitiría en febrero, que eso era una malinterpretación mía, que fue una cuestión anecdótica… cometí un error diciendo que sacaría mi primer vídeo en octubre, y luego enseguida me corregí y dije «ay, en noviembre». Y usaron eso para decirme que yo había dicho octubre.

No sé, cuando empezaron a salirme con cosas así, les dije, «wow, sois muy conscientes de que me estáis mintiendo». Todo esto pasó con la periodista con la que yo estaba tratando este tema, así que dije, mira, voy a hablar con la coordinadora, ya no quiero saber nada más de ti porque esto es ridículo, y le envié los audios de la conversación. Ahí yo ya había sacado mi primer vídeo en YouTube denunciando lo que había pasado y ella me había dicho que era un mal profesional, que me quería denunciar…

AD: Ah, encima.

CT: Sí, me dijo que eso era pura difamación. Entonces yo le dije, mira, te voy a mandar todos los audios para que veas que tengo razón y para que veas que me estáis diciendo que soy un mal profesional y tal y que, a ver, aquí quienes la habéis liado sois vosotros. Cuando le pasé esos audios, entonces dejó de responderme. Y aquí, sinceramente, me enfadé mucho.

Cuando un gurú sectario consigue que me borren un vídeo, es cierto que consigue que me eliminen el trabajo de mucho tiempo, pero eso ya es como parte del juego. Mi papel es destapar una estafa y el suyo es intentar borrarme los vídeos. Entiendo que los dos formamos parte de este juego en el que yo voy buscando a ver cómo hacer para que no me los borren y él va buscando la manera de conseguirlo. Eso lo entiendo.

Pero que de pronto se meta Equipo de Investigación a dinamitar mi trabajo solo para su propio beneficio haciendo algo que ni se han mimado ni se han currado ni nada… me sentó muy mal. Así que hice otro vídeo comentando el tema de los audios, y de las amenazas de denuncia y tal, y yo tengo la intención de seguir contando todo esto hasta que yo vea una intención por parte suya de llegar a una mediación. Que digan «nos equivocamos, perdón». Yo con eso, pues mira, igual lo voy contando menos. Pero esta noche en Twitch voy a hacer otro directo. Ya es por rabia. No lo hago nunca, pero ya es por rabia e impotencia.

Ver como un medio de comunicación gordo intenta pasar por encima de un youtuber… que además es que se ve que me lo estoy currando, que ya verás, podrá gustarte o no gustarte, pero cuando lo veas se puede ver claramente que me lo he trabajado. Me dio mucha rabia.

AD: Normal, y encima sin ninguna intención de mediar o de disculparse, amenazando con denuncias… en fin, para ir acabando, ¿qué próximos proyectos futuros tienes en mente? Además de seguir en tu canal de Twitch y en tu podcast, claro.

CT: Bueno, yo digo que sí a las cosas que pueda compaginar con YouTube. Podimo en este caso, como a mí la radio me encanta, lo propuse yo para poder trabajar en un formato que fuese solo audio. Por el momento yo estoy bien así. Ahora estoy preparando los reportajes que van a salir el año que viene y los que saldrán dentro de dos años. Creo que soy el único youtuber que prepara material a años vista.

AD: (ríe) Hombre, son reportajes que cuestan mucho de hacer. ¿Algo que puedas adelantar de cara al futuro?

CT: La serie que estoy haciendo ahora me está costando mucho. Si no habéis visto el capítulo 1, miradlo porque vais a flipar. Y ahora este miércoles, cuando saque el capítulo 2, veréis. Para mí, es lo mejor que he hecho en el canal. Cuando hice lo de la Iglesia del Palmar fue todo muy improvisado, no sabía ni lo que era una secta, era la primera vez que usaba ese lenguaje audiovisual, no conocía a los profesionales.

Por otro lado, IM Academy también fue un poco a remolque porque lo fui descubriendo sobre la marcha. A medida que lo iba descubriendo, iba haciendo los vídeos. Conocía el formato y a los profesionales, pero no al grupo.

Pero con esta serie tengo todo ese conocimiento y creo que el resultado es lo mejor que he hecho en el canal hasta ahora. Sinceramente. Y sobre esto voy a escribir un libro porque hay muchas cosas que no puedo sacar. Me lo voy a autofinanciar, que no me fio ya de nadie. Me han contactado varias editoriales y ya les he dicho que no quiero hacer el típico «libro del youtuber», que me han dicho ya que no, que sería un libro especial, pero me han venido tantas veces con el cuento este he decidido iniciar un crowdfounding anticipado un año antes de la venta del libro para ver si a la gente le interesa para no perder dinero tampoco y si veo que tiene interés seguiré adelante. Y si no, pues lo venderé por Amazon y ya está (ríe).

AD: Pues adelante con ello, le publicitaremos llegado el momento. Y ya para terminar, ¿deseas añadir algo más para cerrar la entrevista?

CT: No, por mi parte todo muy bien.

AD: Muchas gracias pues por concedernos esta entrevista y te deseamos mucha suerte en tus proyectos.

CT: ¡A vosotros!

Puedes saber más de Carles Tamayo siguiéndole en sus redes:

Cuenta de Twitter: https://twitter.com/TamayoStuff
instagram_icon Cuenta de Instagram: https://instagram.com/TamayoStuff
Canal de YouTube: https://www.youtube.com/channel/UCESz9AtjvdiahLpq69GU3YQ
Podcast: https://podimo.com/en/blog/podcast-tamayo-disidencia-controlada

Adrián Juste

Jefe de Redacción de Al Descubierto. Psicólogo especializado en neuropsicología infantil, recursos humanos, educador social y activista, participando en movimientos sociales y abogando por un mundo igualitario, con justicia social y ambiental. Luchando por utopías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *