El grupo neonazi Batallón Azov difunde vídeos con armas llegadas de España y otros países europeos

El Batallón Azov, la conocida milicia neonazi integrada en el ejército ucraniano en 2014, está realizando una intensa labor de propaganda desde el inicio de la invasión de Rusia a Ucrania, especialmente desde múltiples grupos y canales de Telegram. En uno de estos vídeos, un integrante del grupo enseña armamento pesado frente a la cámara explicando su uso: un Instalaza C-90 (España), un RPG-75 (Rep. Checa) y un Pansarskoott m/86 (Suecia).

El vídeo es de acceso público y puede encontrarse en YouTube. En la descripción del vídeo puede leerse: «Instrucciones en vídeo de Azov sobre el uso de lanzagranadas desechables antitanque propulsadas por cohetes para destruir vehículos blindados ligeros y tanques enemigos».

Además, el canal de YouTube donde está subido pertenece al Cuerpo Nacional, integrado por el Batallón Azov. Un rápido vistazo al resto de los vídeos subidos al canal permite confirmar la veracidad del mismo.

La polémica sobre el envío de armas a Ucrania por parte de los países europeos, como España o Reino Unido, había estallado en los últimos días tras la decisión de Pedro Sánchez, presidente del Gobierno de España, de avanzar en esa dirección, mientras que sus socios de gobierno, Unidas Podemos, así como apoyos externos al mismo como EH Bildu, se negaban a ello, oponiéndose también en el Parlamento Europeo.

El polémico debate sobre el envío de armas

De entre todos los argumentos esgrimidos por aquellas personas y grupos que no veían muy claro esta cuestión era, precisamente, que ello suponía armar a grupos neonazis como Batallón Azov o Sector Derecho, no ya solo por sus terribles ideas, sino por la cantidad de crímenes que tienen a sus espaldas y el peligro que supone dar recursos a grupos que, desde 2014, han conseguido crear una amplia red internacional con otros grupos neofascistas, incluyendo España o Estados Unidos.

Además, la decisión del gobierno de Ucrania, presidido por Volodimir Zelenski, de liberar a criminales para armarlos y que luchen en la guerra también ha añadido más leña al fuego. Por ejemplo, miembros de la Unidad Tornado, un antiguo grupo del ejército condenado a prisión en 2016 por delitos como asesinatos, torturas o violaciones a menores y a bebés, habría sido liberado también amparados en esta decisión gubernamental.

Hace varios días, el Batallón Azov aparecía en la televisión pública con armas llegadas de diferentes países de la OTAN. Además de la denuncia de, una vez más, no mencionar su ideología nazi, se debatió acerca de la procedencia de dichas armas, pero diferentes verificadores de información y periodistas como Antonio Maestre señalaron que era armamento llegado de Reino Unido (NLAW británicas) o del propio ejército regular ucraniano (Instalaza C-50).

Sin embargo, las armas que muestra el integrante del Batallón Azov en el vídeo difundido por ellos mismos, un lanzagranadas Instalaza C90 de fabricación en Zaragoza, que además está recién sacado de su envoltorio, se corresponde con el envío de armas realizado por el Gobierno de España.

Se trata de un arma capaz de impactar a 750 metros de distancia y que se caracteriza, precisamente, por su fácil manejo incluso para gente poco experta en manejo de proyectiles de este calibre y/o una formación militar limitada.

File:Instalaza C90-CR-BK (M3).jpg
Lanzagranadas Instalaza C90, de fabricación española

El Batallón Azov, un reconocido grupo neonazi

El Batallón Azov ha cobrado especial protagonismo estos últimos días por estar defendiendo el sitio de la ciudad de Mariúpol, prácticamente rodeada por las fuerzas rusas, sometida a un intenso fuego enemigo, con recursos básicos escaseando y, en definitiva, con cada día más posibilidades de caer. La milicia neonazi recibe su nombre precisamente de combatir en esta región contra las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk, en lo que se conoce como Guerra del Donbass, junto al Mar de Azov.

El origen de la milicia reside en Svoboda (Libertad, en castellano), antes de 2004 conocido como Partido Social-Nacional de Ucrania, uno de los principales partidos políticos de extrema derecha de Ucrania. El partido se declara heredero de la Organización de Nacionalistas Ucranianos (OUN) y su brazo armado el Ejército Insurgente Ucraniano (UPA), una histórica organización fascista liderada por Stepan Bandera, todo un referente para la extrema derecha ucraniana y que fue aliado de la Alemania Nazi, amén de haber cometido varios crímenes contra la población judía.

Svoboda tenía su propio grupo paramilitar, Patriotas de Ucrania, registrado como asociación cívica en 1996 principalmente por militares, policías y veteranos de guerra. En 1999 se convirtieron en el brazo armado de Svoboda, pero entre 2004 y 2007 se empezaron a distanciar como parte de una política de renovación de imagen del partido. Y es que Patriotas de Ucrania utilizaba como símbolo el Wolfsangel, que forma parte de la iconografía nazi.

 Andriy Biletsky, excomandante de Batallón Azov. Autor: Анна Дубровська, 14/10/2017. Fuente: Wikimedia Commons (CC BY-SA 4.0)
Andriy Biletsky, excomandante de Batallón Azov. Autor: Анна Дубровська, 14/10/2017. Fuente: Wikimedia Commons (CC BY-SA 4.0)

En 2014, durante la Guerra del Donbass, la mayoría de militantes de este grupo, junto a voluntarios y miembros de otros grupos de extrema derecha como Sector Derecho, se unieron para formar el Batallón Azov. En su logotipo se puede ver que mantuvieron el wolfsangel e incorporaron el Sol Negro, otro símbolo nazi.

Poco después, fueron integrados en la Guardia Nacional. Su comandante, Andriy Biletsky, fundó el partido Guardia Nacional y designado diputado del parlamento de Ucrania hasta 2019. Ese año, el Congreso de Estados Unidos declaró a Azov grupo terrorista en un intento por poner fin a la financiación y entrenamiento que estaban recibiendo por parte de potencias occidentales por el evidente peligro que esto suponía.

Hasta ese año, Azov había desarrollado una poderosa red de captación de miembros y de voluntarios en todo el mundo principalmente a través de redes sociales como Facebook, que ahora vuelve a permitir páginas y grupos asociados a la milicia neonazi. Se les relaciona con varios crímenes, como la quema de una persona viva en 2015

La institucionalización de grupos neofascistas en Ucrania trae consigo una nueva dimensión en un debate ya de por sí complejo y que recuerda a las décadas de los 80 y los 90 cuando Estados Unidos entrenaba y armaba a grupos fundamentalistas islámicos en Oriente Medio y las consecuencias que ello ha tenido posteriormente.

Enlaces y fuentes:

– Foto de portada: Miembros del Batallón Azov con banderas nazis y de la OTAN. Autor: Desconocido: Fuente: Twitter

Adrián Juste

Jefe de Redacción de Al Descubierto. Psicólogo especializado en neuropsicología infantil, recursos humanos, educador social y activista, participando en movimientos sociales y abogando por un mundo igualitario, con justicia social y ambiental. Luchando por utopías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.