Pintadas fascistas y de “Viva España” en Turó de Drac, epicentro de la polémica sobre la inmersión lingüística

Hace una semana la polémica sobre la inmersión lingüística se desató en el colegio Turó de Drac, en Canet de Mar. Ahora el colegio ha despertado lleno de pintadas fascistas.

La polémica saltó ante la reclamación de unos padres que exigían la educación bilingüe en la escuela. Finalmente la sección de la sala 5ª del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) aplicó medidas cautelares, exigiendo que se impartan un 25% de clases en castellano.

El tribunal dio un plazo de un mes al director del colegio para que aplique la disposiciones pedagógicas necesarias para blindar la presencia mínima del 25% en castellano.

Tras esto, el colegio se ha convertido en un centro de batalla entre grupos a favor de la inmersión lingüística y en contra.

Y uno de los grupos que ha mostrado su rechazo han sido grupos de ultraderecha. Así el citado colegio de Canet de Mar ha amanecido con distintas pintadas de esta corriente ideológica.

En ellas se podía ver algunos símbolos clásicos como la esvástica, frases aludiendo a una “Falange Canetenca” o frases de carácter nacionalista español como “Viva España HDP” o “L’escola en catalá Español”.

También ha aparecido la palabra “Vox” dibujada con los colores de la formación.

Este es el tercer ataque con pintadas que recibe la institución educativa. Por ahora no se ha identificado a las personas o presunto grupo de extrema derecha que ha realizado las pintadas.

Pintada fascista a en el colegio Turó de Drac. Autor: Rodrigo, 14/12/2021. Fuente: Twitter (imágenes cedidas por @rrrodri).

Rechazo del ayuntamiento a la politización

El ayuntamiento por su parte, ha pedido reducir la crispación y no convertir el colegio en un centro de batalla político.

El consistorio dirigido por la alcaldesa Blanca Arbell i Brugarol y gobernado por una coalición de ERC-Acord Municipal, Canetencs Independents y Som Canet-En comú Guanyem además ha declarado su intención de actuar rápidamente contra cualquier actuación local para politizar el centro.  El objetivo es el de “preservar la normalidad a la escuela” y evitar que se afecte a la jornada lectiva.

En este sentido la alcaldesa ha lamentado que distintas fuerzas sigan alimentando la polémica y señala “a los partidos que no tienen representación en el Ayuntamiento” refiriéndose a las fuerzas de la derecha: Partido Popular, Vox y Ciudadanos.

En este sentido, los trabajadores municipales están actuando rápidamente cuando se detectan nuevas pintadas, borrándolas lo más rápido posible.

Por su parte, los padres y madres de la escuela también han exigido el cese de las hostilidades y que el centro deje de ser “un campo de batalla político”.

“Todas las consideramos como agresiones hacia la escuela y los niños” – ha declarado Mónica Ruíz, presidenta de la Associació de Famílies.

Crispación y la guerra de la derecha contra la inmersión lingüística

La derecha política ha visto un filón en este conflicto, usándolo de campo de batalla para atacar la inmersión lingüística e intentar dibujar de nuevo un “conflicto catalán”.

Así las distintas fuerzas de la derecha han ido elevando el discurso.

Por su parte, Ana Beltrán del Partido Popular, ha frivolizado con la cuestión catalana y la Alemania nazi, equiparando ambos acontecimientos.

«¿Qué nos queda por ver? ¿Vamos a llegar a ver en Cataluña a los que pidan que se pueda estudiar en castellano con un brazalete marcado, para que puedan ser señalados en la calle, como hacían los nazis con los judíos?».

En este sentido ha tachado de “fascista” la actitud del gobierno de Cataluña.

En un sentido similar ha declarado Inés Arrimadas, que ha frivolizado con los regímenes totalitarios.

«Lo que está pasando en Canet de Mar es lo más parecido a un apartheid y a un régimen totalitario que tenemos la vergüenza de sufrir en España, con un Gobierno agachando la cabeza y quitándole hierro al asunto» – ha declarado la política en un encuentro municipalista liberal.

Por su parte Vox ha seguido con su estrategia de crispación y del órdago mayor con la petición de aplicar un 155 en Cataluña.

El teórico motivo es la negativa de la Generalitat catalana a cumplir la sentencia del Tribunal Supremo.

Por ello la formación de Santiago Abascal usará el Pleno del Congreso para pedir una votación sobre el tema.

Juan Francisco Albert

Director de Al Descubierto. Estudiante de Ciencias Políticas y máster en Política Mediática. Apasionado del estudio y análisis del hecho político, con especial interés en el fenómeno de la extrema derecha, sobre la que llevo formándome desde 2012. Firme defensor de que en política no todo es opinable y los datos, fuentes y teorías de la ciencia social y política deben acompañar cualquier análisis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.