Manifestación negacionista de la pandemia recorre el centro de Valencia apoyada por grupos de ultraderecha

Este pasado domingo se ha llevado a cabo una manifestación en contra de las medidas sanitarias tomadas por el gobierno autonómico valenciano, concretamente contra el “green pass” o Pasaporte COVID, y en contra de la decisión del Gobierno de España de extender la vacunación a los segmentos de población infantiles de 5 a 11 años.

La manifestación arrancó a las 18:00 horas en el centro de Valencia, marchando por algunas calles de la ciudad como Barcas, Colón, Xátiva y Marqués de Sotelo. La afluencia a la manifestación fue elevada y los manifestantes, en su inmensa mayoría sin portar mascarilla y sin respetar la distancia recomendada de seguridad, lanzaron diferentes consignas de corte negacionista.

Algunas de ellas hablaban de “vacunas de la muerte” o de “pasaporte judío”, y afirmaban cosas como “no es una pandemia, es un genocidio” o “los niños no se tocan”. También se vio una que rezaba «aborto, eutanasia, ¿aún crees que la vacuna es por tu bien?».

Durante el trascurso de la misma pudieron verse banderas de perfil ultranacionalista, como la de los tercios, o carteles con mensajes radicales, llegando algunos incluso a desear la muerte a personas como el actor Antonio Resines, quien actualmente se encuentra ingresado en la UCI tras contagiarse del virus.

Las organizaciones convocantes han declarado que el pasaporte covid “es anticonstitucional, ineficaz, coercitivo, discriminatorio y segregador social”. Del mismo modo han declarado que sus intenciones son defender los derechos fundamentales de los ciudadanos, así como la libertad de todas las personas, estén o no vacunadas.

Los convocantes: una pluralidad de grupos negacionistas relacionados con la ultraderecha

La manifestación fue convocada por una multitud de grupúsculos diferentes, siendo uno de los principales promotores Unión Activa Valencia. Esta organización carece de mucho recorrido, apareciendo en redes sociales este mismo mes.

Desde su surgimiento han realizado pequeños actos de protesta en la zona, destacando la convocatoria el pasado mes de noviembre de una cacerolada contra el anuncio de medidas sanitarias, como la necesidad de presentar Pasaporte Covid para entrar en determinados establecimientos, por parte del ejecutivo valenciano.

El grupo se declara apolítico y ha señalado públicamente que alberga a “gente de todas las edades, religiones, sexos, ideologías y razas”. Además, ha negado las acusaciones que indican que fomentan o perpetran una ideología de carácter ultraderechista, declarando que buscan exclusivamente “recuperar los derechos y libertades de todo el mundo”.

Este halo de apolitismo y de neutralidad ideológica se desvanece al echar un vistazo a las personas que la organización sigue en redes sociales, encontrándonos a perfiles como Cristina Seguí, cofundadora de Vox y articulista de la web ultraderechista Estado de Alarma, o 7NN Noticias, canal de televisión vinculado a Hazte Oír, El Yunque o la Fundación Nacional Francisco Franco.

Por otro lado, en sus redes sociales también han dado difusión a contenido abiertamente fascista, como extractos de charlas del reconocido neonazi español Pedro Valera.

Otros grupos convocantes pertenecen al conjunto de asociaciones “por la verdad”, encontrándonos a “Torrent por la Verdad”, “Padres por la Verdad”, “Familias X la Verdad”, “Docentes por la Verdad”, “Psicólogos por la Verdad”, “Biólogos por la Verdad” o una de las más conocidas, “Médicos por la Verdad”.

Médicos por la Verdad forma parte de una estructura internacional que surge durante el verano de 2020, en la que un conjunto de cuentas bastantes coordinadas se encarga diariamente de inundar las principales redes sociales, principalmente Telegram, Twitter o Youtube, con contenido negacionista y conspiracionista.

Tal y como señala Newtral, existe una fuerte mezcla entre lo sanitario y lo ideológico en estos grupos, ya que entre las cuentas a las que más difusión han ofrecido son la del ex presidente norteamericano Donald Trump, el partido ultraderechista Vox, o uno de los mayores difusores de bulos de España, Alvise Pérez.

Sumado a lo anterior, muchos de sus contenidos acaban desembocando en teorías de la conspiración muy vinculadas al mundo extremista de derechas, como, por ejemplo, las que hablan del Nuevo Orden Mundial globalista, las relacionadas con Bill Gates, o QAnon, una metateoría de la conspiración especialmente extremista que ha sido descrita por expertos por funcionar como una secta.

Otro grupo convocante importante es el de Policías por la Libertad, grupo de policías negacionistas liderados por Juan Manuel Ramos Mateo, autodefinido como sanador cuántico y maestro de reiki, quienes inundan sus redes sociales con mensajes que rozan lo sectario.

Según el psicólogo expertos en sectas Miguel Perlado, en declaraciones a El Español, “poco a poco esta organización te va introduciendo en un mensaje que cabalga entre el espiritismo y la extrema derecha”.

Y no es para menos, ya que en sus mensajes encontramos constantes críticas a los gobiernos y sistemas políticos “globalistas”, teorías de la conspiración y mensajes de otros reconocidos policías ultraderechistas como Jandro Lion, youtuber ultra de la principal plataforma representativa de la policía Jusapol.

Finalmente, a la manifestación han acudido y/o mostrado su apoyo otra serie de partidos políticos abiertamente ultraderechistas, como la organización neofascista España 2000, los neonazis pertenecientes a Bastión Frontal, los militantes de Democracia Nacional o personas vinculadas a Vox.

Las protestas contra las restricciones, nuevo campo para la extrema derecha

Tras casi dos años de pandemia mundial y ante una evidente situación de hartazgo y desgaste mental generalizado entre la población, la extrema derecha ha encontrado un nuevo escenario de acción política en el que poder operar para tratar de expandir su base de apoyo social: el rechazo al Pasaporte Covid y a la extensión de la vacunación.

El posicionamiento negacionista de la extrema derecha no es algo nuevo, y es que a lo largo de toda la pandemia hemos podido observar como los partidos y grupos ultraderechista han tratado de mantener, en mayor o menor medida, una estrategia “antisistema” en lo referente a la gestión de la pandemia.

Ya fuera con el rechazo a la vacunación, poniendo en duda la eficacia de las vacunas como Trump o protestando en contra de la vacunación obligatorio como el FPO austriaco, o a través del rechazo a medidas restrictivas que buscan contener el avance de la pandemia, como ocurre con Vox o Alternativa para Alemania, la ultraderecha pretender presentarse a sí misma como defensora de la libertad y de los derechos fundamentales de todos los ciudadanos.

No es casualidad que en España el perfil del votante no vacunado, a pesar de ser un fenómeno trasversal, encaje mayoritariamente con el de personas jóvenes, votantes de Vox o abstencionistas; esta vinculación entre ultraderecha y negacionismo se refuerza al observar la realidad comparada, y es que, en otro país europeo, Alemania, la mitad de los no vacunados votaron por el partido ultraderechista AfD.

La aprobación del Pasaporte Covid se presenta como el enésimo escenario en el que pequeños grupos ultraderechistas buscan llegar a la ciudadanía a través de discursos transversales y de mensajes de aparente neutralidad política con el objetivo de radicalizar a dichos individuos para ensanchar sus filas.

Y es que la protestas contra estas medidas son completamente legítimas, y no en todos los casos tienen porque implicar necesariamente un apoyo a posiciones extremistas, pero la realidad es que la iniciativa de dichas protestas se encuentra dirigida mayoritariamente por la extrema derecha, por lo que existe una enorme posibilidad de que determinados individuos absorban progresivamente y sin ser conscientes de ello una retórica o discurso reaccionario.

Enlaces y fuentes:

– Foto de portada: Marcha negacionista en Valencia. Autor: Captura de pantalla realizada el 27/12/2021 a las 10:30h. Fuente: Atresmedia

Valentín Pozo

Articulista. Estudiante de cuarto de Ciencias Políticas y apasionado de la investigación. Experiencia en movimientos estudiantiles y sociales. En mis artículos intento ofrecer un enfoque analítico más orientado a las ideologías y teoría política.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.